VÉLEZ SARFIELD DALMACIO (1800-1875)

Como asevera el historiador Armando Alonso Piñeiro en “Cronología Histórica Argentina”: “La historia del Código Civil Argentino es curiosa por una razón fundamental: su autor, el brillante jurista Dalmacio Vélez Sarsfield lo escribió a semejanza de épocas renacentistas, cuando los magníficos mecenas de aquel tiempo envidiable pagaban todas las necesidades de intelectuales y artistas, a cambio de que produjeran obras útiles y bellas”.


En efecto Mitre conocedor de su talentosa pluma le encomendó por decreto a Vélez Sarsfield la tarea de codificar al país retribuyéndolo con cuatro mil pesos anuales, “sin perjuicio de la remuneración que el Congreso de la Nación tuviere a bien acordar a este importante y laborioso trabajo”.


El Poder legislativo, hizo algo más práctico, al término de su tarea, dispuso por ley del 28 de setiembre de 1869 que le pagaran cien mil pesos de honorarios.
No será hermoso nuestro Código Civil por aquello de que las vastas empresas jurídicas se caracterizan por cierta e inevitable erudición desprovista naturalmente de todo tinte literario.
 Pero útil vaya que lo fue y lo es, con el agregado del sabor clasicista connatural a toda obra con resonancias eternas más el espíritu de la compleja Organización Nacional que caracterizó a la Argentina inmediatamente posterior a Caseros”.


Cordobés de Calamuchita, nació el 18 de febrero de 1800.
Durante su adolescencia estudió parte de los programas de Derecho sin llegar a doctorarse, no obstante llegó a ejercer cautelosamente la profesión (sin adjudicarse el título) en pleitos de poca monta.
 En 1823 se trasladó a Buenos Aires, donde actuó como diputado en el Congreso convocado por el general Las Heras, en el que logró imponer su criterio en los debates sobre la Ley fundamental y capitalización de Buenos Aires.


No fue doctor pero era docto y Rivadavia que veía más allá que el ojo común lo envió a Cuyo “como gestor de la nueva Constitución de 1824”, que los caudillos rechazaron por su carácter unitario, y a causa del caudillaje hubo de retirarse de la vida activa, consagrándose a los altos estudios que fructificaron en sus valiosos trabajos en códigos y leyes.Vélez vivió en la ciudad de San Nicolás, donde lo detuvo la enfermedad y muerte de su primera esposa, los repetidos fusilamientos de opositores a Rosas, en el Cuartel cercano a la casa de los Carranza, donde se hospedaba.


Establecido otra vez en Buenos Aires y otra vez perseguido por los sicarios del tirano, en 1842 emigró a Montevideo, donde se mantuvo en contacto con su antiguo amigo y comprovinciano, el general Paz.
Al cabo de un tiempo cuando el citado general dejó el mando de esa plaza, optó por retornar a su patria.


Su arribo fue amargo al comprobar que su casa había sido hipotecada y saqueada perdiéndose manuscritos históricos y obras raras de derecho valiosísimas, e irrecuperables para el patrimonio nacional.
Tanto de su quinta de Grigera como de la estancia de Arrecifes que dejara poblada con mil cabezas de ganado sólo encontró escombros y basura.


Eso si Rosas en un gesto de respeto que le merecía el consagrado jurisconsulto le restituyó sus desmanteladas propiedades, a cambio supo aprovecharse de la ilustración de Vélez, consultándole sobre problemas internacionales que sus ministros eran incapaces de resolver.


Recién después de Caseros empezó a participar en política activa como miembro de la Legislatura, en cuyo seno descolló cuando se produjeron los debates de 1852.


Después fue senador y convencional, reorganizador del Banco de la provincia, asesor de gobierno, ministro de Relaciones Exteriores y negociador diplomático entre Buenos Aires y la Confederación. Redactó con Carlos Tejedor, el proyecto de Constitución para el Estado de Buenos Aires(1854) y con Eduardo Acevedo el Código de Comercio que fue aprobado en 1859; encomendándosele en 1864 la redacción del Código Civil que presentó en 1869, aprobándose a libro cerrado al año siguiente, comenzando a regir a partir de 1871.


Vivió retraído, como le había agradado siempre hasta su muerte acaecida el 30 de marzo de 1875.

velez.html

 

Bibliografía:
Sarmiento Domingo Faustino. “Bosquejo de la biografía de don Dalmasio Vélez Sarsfield”. Imprenta La Tribuna. Buenos Aires 1875.
Inchauspe Pedro: “Pequeña biografía de Dalmacio Vélez Sarsfield”. Buenos Aires. 1944.

 Vélez Sarsfield. Calle. Topografía:
Corre de E. a O. desde 100 hasta3100- 6700 hasta7499, a la altura de Av. Alberdi 200; Av. Provincias Unidas200 Bis.
Se le impuso ese nombre por D. 3 del año 1905.
Recuerda a Dalmacio Vélez Sarsfield (1870-1875) creador del Código civil Argentino, en el cual volcó su vasta inteligencia y ardiente patriotismo.