VEGA NICETO

Cuando el sol brilla mucho ocurre el riesgo de ocultar con su esplendor, otros astros. Algo así ocurre en nuestra Historia Argentina, donde las glorias de San Martín y Belgrano no permiten la correcta perfilación de patriotas que actuaron en primera fila y su ciclópea labor en las batallas no son reconocidas, como el caso del coronel Niceto Vega.

 

Nació en 1799 en Buenos Aires, cuando ésta era capital del Virreinato del Río de la Plata y enrolado muy joven en el Ejército, participó del sitio de Montevideo hasta la caída de la ciudad realista en 1814.

 

Al año siguiente combatió contra los federales en la Banda Oriental y en la provincia de Santa Fe.

 

En 1816 se incorporó al Ejército de los Andes; luchando en Chacabuco, Cancha Rayada y Maipú.

 

Se unió a la Expedición Libertadora del Perú, participando en la Campaña a la Sierra, a órdenes del general Arenales, y luchando en las batallas de Nazca y Cerro de Pasco.

 

También participó de la campaña de Rudecindo Alvarado a "Puertos Intermedios", y participó en las batallas de Toratá y Moquegua.

 

De regreso a Lima, fue ascendido al grado de teniente coronel.

 

Tras la caída de la capital peruana en manos realistas, se presentó en Trujillo al general Simón Bolívar, pero éste lo dio de baja del ejército.

 

Entonces regresó a Buenos Aires en 1825 y se unió a la campaña contra el Imperio del Brasil como segundo jefe del regimiento de caballería al mando de José de Olavarría.

 

Luchó en Ombú e Ituzaingó, logrando el ascenso al grado de coronel. También combatió en Camacuá.

 

A su regreso a Buenos Aires, se unió a la revolución unitaria de 1828, participando a órdenes del general Juan Lavalle en las batallas de Navarro y Puente de Márquez.

 

Siempre permaneció junto a Lavalle y por su espíritu guerrero en 1839 se unió a la campaña de aquél hacia la provincia de Entre Ríos, y después de participar en la batalla de Yeruá, pasó después a la provincia de Corrientes.

 

En su segunda campaña en Entre Ríos, al año siguiente, fue el jefe de un ala de caballería en las batallas de Don Cristóbal y Sauce. Fue uno de los jefes de las divisiones secundarias del ejército de Lavalle en la provincia de Buenos Aires, y participó en los combates menores de Cañada de la Paja y Navarro, antes de iniciar la retirada frente al superior ejército del gobernador Juan Manuel de Rosas.

 

Durante la invasión y ocupación de Santa Fe, combatió en el asalto a esa ciudad y los combates que siguieron al mismo.

Tenía un gran prestigio en el ejército, pero durante su retirada al norte quedó muy disgustado con Lavalle, y se unió al ejército del general Lamadrid al llegar a Choya.

 

Acompañó a éste en su campaña de represión de los federales de la provincia de Salta, pero no regresó con él a Tucumán, debido a que estaba muy enfermo.

 

Posteriormente se trasladó a Cachi, en los Valles Calchaquíes, donde falleció en mayo de 1841.

 

 

 

Bibliografía:

Cutolo, Vicente: Nuevo diccionario biográfico argentino, 7 volúmenes. Buenos Aires: Elche, 1968-1985.

Academia Nacional de la Historia, Partes de batalla de las guerras civiles. Buenos Aires: Academia Nacional de la Historia, 1977.

Quesada, Ernesto, Lavalle y la batalla de Quebracho Herrado. Buenos Aires: Plus Ultra, 1965.

Ruiz Moreno, Isidoro J., Campañas militares argentinas, Tomo II. Buenos Aires: Emecé, 2006. Saldías, Adolfo, Historia de la Confederación Argentina. Buenos Aires: Hyspamérica, 1987.

 

Vega Niceto. Pasaje. Topografía:

Corre de E. a O. desde 4300 hasta 4399 a a la altura de Cerrillos 3700, paralela a Felipe Moré 3700.

Se le impuso ese nombre por O. 24.564 del año 1960.

Recuerda al militar argentino, que participó en la Guerra de Independencia de la Argentina, en las campañas libertadoras de Chile y Perú, en la Guerra del Brasil y en las guerras civiles argentinas.