UNIÓN

Durante la presidencia de Juárez Celman (año 1889) nos dice Horacio Zorraquín Becú: “El malestar y el descontento corrían las calles. Las fortunas recién urdidas, frescas y palpitantes, se precipitaban a la ruina. El improvisado mundo de los negocios veian desmoronarse su castillo de naipes. Las acciones convertidas en tiras de papel, pasaban urgentes de mano en mano.

En las pizarras de la Bolsa, como apunta Juan Balestra, las anotaciones eran “pura tiza”. El oro seguía subiendo y se encarecía la vida. Los insatisfechos y la s ambiciones frustradas sumaban su rencor al desaliento general.”
El desconcierto buscaba responsables y la responsabilidad, cuando la gente lo esperan todo de los poderes públicos, sólo puede ser del gobierno..La crisis económica encontró al gobierno huérfano de opinión y de soluciones.

El gobierno azotado por las dificultades financieras, advirtió que se le sumaba el deterioro político. Así ocurrió.

Una fracción disidente del Partido Autonomista Nacional, en su mayoría jóvenes el 1° de setiembre de 1889, convocaron a un mitin en el “Jardín Florida” de la ciudad de Buenos Aires y se constituyó como Unión Cívica de la Juventud, con el fin de aglutinar al amplio espectro de opositores al régimen de Miguel Juárez Celman, sostenido por el oficialista Partido Autonomista Nacional.

Ese partido era presidido por quien aparecía como líder natural de aquellos jóvenes, Francisco A. Barrotaviña, acompañado por otros dirigentes como Emilio Gouchón, Juan B. Justo, Marcelo T. de Alvear y Manuel Montes de Oca entre muchos otros.

 

La Unión Cívica de la Juventud mantenía estrechos vínculos con los líderes de un grupo opositor: Leandro N. Alem, Aristóbulo del Valle, Pedro Goyena, Vicente Fidel López y Bernardo de Irigoyen entre otros.

 

Meses después el 13 de abril de 1890, el partido juvenil se consolidaría en un gran acto en el Frontón de Buenos Aires, llamándose Unión Cívica. Como presidente fue elegido Leandro L. Alem.

 

Ese mismo año de 1890, simpatizantes de la Unión Cívica, dirigidos por Alem y Mitre protagonizaron el 26 de julio la llamada Revolución del Parque o Revolución del 90, levantamiento armado que provocó la caída del presidente Juárez Celman y su reemplazo por el vicepresidente Carlos Pellegrini.

 

En ese mismo año los dirigentes de ambos partidos, llegaron a un acuerdo para concurrir a las elecciones presidenciales con un candidato único: el general Bartolomé Mitre.

 

Más después de una laboriosa discusión donde fracasaron todas las fórmulas para llegar a ese acuerdo, la fracción mitrista se separó de la Unión Cívica fundando el 12 de junio de 1891 la Unión Cívica Nacional, mientras la fracción opositora encabezada por Leandro N. Alem, formaría una nueva agrupación* el 29 de junio del mismo año, denominada Unión Cívica Radical.*

 

 

Bibliografía:
La expuesta en el texto.

Unión. Cortada. Topografía:
Corre de N. a S. desde 1300 hasta 3599, desde Salvat a Washington a la altura de1300.
Carece de designación oficial.
Recuerda al nombre primigenio dela Unión Cívica Radical.
Asevera Mikielievich: La Unión Cívica se instaló en  Rosario como partido político el 7 de setiembre de 1890.