TRIUNVIRATO

La inestabilidad política y el conflicto entre facciones caracterizaron los primeros intentos de establecer un gobierno general en nuestra patria.

La lucha por el poder, desde la Junta del  25 de Mayo de 1810  estuvo matizada  por los avatares de la guerra  y por la dificultad  para conciliar el centralismo porteño con los intereses provinciales divergentes.

Un ejemplo bien claro fue el enfrentamiento entre los autonomistas de la Banda Oriental y del Litoral y los sectores de Buenos Aires  que aspiraban, además de conducir la guerra , imponer su poder político y su predominio sobre el conjunto de los  pueblos del Río de la Plata.

Constituida a Junta del 25 de Mayo, esta organizó una expedición militar al Paraguay, bajo el mando de Manuel Belgrano; la expedición al Alto Perú obtuvo un triunfo en Suipacha el 7 de noviembre y se incorporaron a la Magna Junta de Buenos Aires, nuevos diputados del interior constituyendo La Junta Grande.

En setiembre de 1811, las distintas presiones  dentro del gobierno y la situación bélica contra España obligaron  a la Junta a concentrar el poder  y a designar un nuevo ejecutivo: el Triunvirato, disolviéndose con ello la Junta Grande establecida en diciembre de 1810, en consecuencia  los diputados del interior se agruparon en una  denominada Junta conservadora  de los derechos de Fernando VII, con funciones legislativas y de control sobre el Triunvirato.

El Primer Triunvirato gobernó un año y quince días. Sustituyó la Audiencia por una Cámara de Apelaciones y se prohibió la entrada de nuevos esclavos al país.

No sólo Chiclana, Sarratea y Paso fueron miembros del Primer Triunvirato. También Rivadavia y Pueyrredón ocuparon los sillones. Y además  de los conocidos Paso, Álvarez Jonte y Rodríguez Peña, en algún momento integraron el Segundo Triunvirato, Francisco Belgrano ( hermano del Creador de la Bandera), Vicente López y Planes, Posadas, Larrea, José Julián Pérez, Sarratea y Rivadavia – exalta el historiador Daniel Balmaceda en “Espadas y corazones” .

Comenzaba el año 1812 cuando el General Belgrano, llegó  a este pueblo, que hoy es Rosario, donde además de inaugurar las dos baterías, que bautizó con los nombres de Independencia y Libertad, hizo flamear el 27 de febrero, por primera vez la bandera nacional con los colores celeste y blanco.

 

En octubre se perfiló un fuerte núcleo opositor a la política del Triunvirato y El Cabildo designó el llamado Segundo Triunvirato.

El Segundo tuvo una duración de dos años pero, la integración del mismo fue modificándose por ausencias, licencias, supuestas enfermedades, comisiones, ceses o renuncias.

Una de las primeras medidas del Segundo Triunvirato fue convocar a una Asamblea con representantes  de las capitales de intendencias y ciudades subordinadas.

El objetivo principal  por  el que se  hubo convocado  la Asamblea Constituyente era dictar una Constitución que organizara un Estado para las Provincias Unidas – que así se llamaba nuestro país.

 

La Asamblea, que se denominó Constituyente, se reunió el 31 de enero, en Buenos Aires presidida por Carlos de Alvear, se llevó a cabo en 1813, más el logro fin más prioritario no se llevó a cabo, por no incorporarse a los diputados de la Banda Oriental comandadas por Artigas, quien extendió su influencia a las nuevas provincias de Entre Ríos, Corrientes y Santa Fe (desprendidas de la intendencia bonaerense).

Por  iniciativa de Alvear, a principios de1814, en Buenos Aires    se decidió concentrar el poder  en un ejecutivo unipersonal  - el Directorio – que reemplazó al Triunvirato, que sería ejercido por el Director Supremo. Gervasio de Posadas fue le primero en ejercer esa función.

 

Esta forma de gobierno tuvo una duración de seis años, es decir desde 1814 a 1820.

 

Bibliografía:

Lucas Luchilo, Silvia Romano y Gustavo L. Paz en “Historia Argentina”.Edit. Santillana. Buenos Aires, 1995.

 

 

Triunvirato. Cortada. Topografía:

Corre de E. a O. desde 400 hasta 699 a la altura de Rondeau 100.

Carece de designación oficial.

Recuerda la forma de gobierno llamada Triunvirato.