TAREGUEC (QUEBRACHO NEGRO O COLORADO)

 

Nombres comunes en Paraguay: Quebracho colorado, urunde’y-pytá, yvyra jy’y, quebracho variedad tupí, quebracho variedad jakaré.

Los  indígenas de las regiones boscosas argentinas  tenían la creencia que la madera “del tareguec” podía  ahuyentar al alma del enemigo, una persona que haya matado o a un jaguar, porque “la madera al quemarse crepita tan fuerte que el alma se asusta y no hace ningún daño.”


Este árbol también representa de manera importante la cultura indígena, sabiendo que para los pueblos aborígenes que habitan el Paraguay los árboles y otras plantas tienen un origen místico. Por ejemplo, algunas etnias hablan de hombres que se volvieron árboles debido a un acontecimiento, por lo general, trágico.


Los Lengua-Maskoy hacen fuego con las ramas de esta especie para proteger a ya que de lo contrario el alma de éstos vendrá a atacarlo.
Es un árbol de gran tamaño; necesita temperaturas elevadas y mucha luz solar para su desarrollo.

Tiene raíces pivotantes profundas, y un tronco recto, que  tiene un diámetro mayor a un metro, en cuyos nódulos se forman ramificaciones en forma de espina. La copa tiene forma de cono invertido.

La corteza es gruesa, pardo-grisácea, con grietas profundas que forman placas irregulares. Las ramitas jóvenes tienen un color grisáceo y están provistas a veces de espinas. Las espinas tienen una longitud de 2 cm, son rectas y agudas.


Las hojas son simples y alternas. El haz tiene un color verde intenso y el envés es verde-grisáceo.

Las nervaduras son más prominentes en el envés de la hoja. Los márgenes de la hoja son levemente ondulados y la base es redondeada. Las inflorescencias son panojas terminales y panículas axilares. Las flores son diminutas de color blanco-verdoso o rojizo.


El quebracho colorado chaqueño (Schinopsis balansae) o tareguec –según los aborígenes - tiene una madera persistente, casi imputrescible. Su nombre es deducido posiblemente de la idea de “quiebra hacha”.


El duramen contiene extracto de tanino en un 38 % del peso total. El extracto de tanino sirve para curtir diversos cueros, razón por la cual esta especie se explotó masivamente.


También este árbol,  tiene múltiples  propiedades significativas, por ello  es usado en la medicina popular.

El cocimiento de la madera es astringente y se usa para tratar diarreas y disentería, externamente para lavar heridas y úlceras y en el lavado vaginal; el cocimiento de la raíz se usa para tratar diarreas y disentería y como depurativo.

Las hojas constituyen un buen recurso forrajero, siendo de gran provecho para el ganado.


Crece en la zona oriental de la región chaqueña, abarcando los departamentos paraguayos de Alto Paraguay y Presidente Hayes, los departamentos bolivianos de Tarija y Chuquisaca Sudeste del Brasil y las provincias argentinas de Formosa y Chaco, aunque debido a la muy intensa explotación del pasado siglo y a la muy reducida tasa de crecimiento la población se ha reducido de manera alarmante.

La madera, de color castaño a rojizo, es muy dura, pesada —su peso específico alcanza 1.39— y fuerte; es sumamente resistente a la humedad, por lo que se emplea en muebles de calidad, y ha sido la principal madera para confeccionar los rectangulares y longuíneos "durmientes" que soportan los rieles de los ferrocarriles y postes y del que se extrae el tanino, sustancia usada en el curtido de cueros, en gran parte de Argentina.


Es posible extraer 1200 a 1250 kg/m³ de tanino de un árbol: un rendimiento de un 38% de su peso total.
Esto provocó una tala indiscriminada de los quebrachales durante los cuarenta primeros años del siglo XX hasta que se sustituyó por Acacia mearnsii como principal fuente de este producto.


En 1956 fue declarado "Arbol Forestal Nacional" de la República Argentina.

 

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía:
Peña-Chocarro, M., J. De Egea, M. Vera, H. Maturo y S. Knapp. Guía de árboles y arbustos del chaco húmedo (ed. J. De Egea y M. Peña-Chocarro). 2006.

The Natural History Museum, Guyra Paraguay, Fundación Moisés Bertoni y Fundación Hábitat y Desarrollo. Asunción, Paraguay. 291pp.

Ulmke, C. y L. August. 2004.

Una guía para las plantas nativas del Chaco paraguayo Iniciativa para la Investigación y Transferencia de Tecnología Agraria Sostenible (INTTAS). Loma Plata, Paraguay. 243pp.

Tareguec. Pasaje. Topografía:

Corre de N. a S.  a a altura de Aborígenes Argentinos y Dr. Maradona5900.

Carece de denominación oficial.

Recuerda al quebracho, árbol de madera durísima de múltiples utilidades.El quebracho colorado es un árbol nativo de Sudamérica, muy apreciado por su madera, utilizada en ebanistería, y por su alto contenido en tanino.