TALCA

Talca viene de la voz araucana que significa ‘sitio de trueno’. a esta importante ciudad, le ha correspondido ser teatro de trascendentales acontecimientos nacionales.

El nombre tiene su origen en la palabra del mapudungun, Tralka, que significa "lugar del trueno".
Otros, en cambio, creen que la fórmula actual es una derivación de la frase original dicha por un inglés "Talca parece Londres", por la abundante neblina que cubre frecuentemente la ciudad en la temporada invernal, a semejanza de la capital del Reino Unido.

 También se conoce a Talca como: La ciudad del Piduco, por el estero que atraviesa Talca de este a oeste, desembocando en el río Claro

Talca La ciudad del Trueno, por el origen etimológico de su nombre fue un poblado fundado en 1692 por el gobernador general del Reino de Chile, Teniente General del Caballería Tomás Marín de Poveda, en el lugar donde hoy existe la comuna de Maule, por lo que su fundación fue vecina a la mina de oro El Chivato. Posteriormente la población se fue moviendo hacia el norte.


El 12 de mayo de 1742 fue refundada como Villa de San Agustín de Talca en su ubicación actual, por el gobernador José Manso de Velasco. Se fundó el Convento de los Agustinos, en el lugar donde hoy se encuentra la cárcel de la ciudad.


El caserío no tuvo el florecimiento inmediato que imaginó, por el contrario, año a año fue decayendo, hasta convertirse en un villorrio. Sin embargo, cincuenta años más tarde tomó carácter urbano, al ser refundado por el visionario Gobernador José Antonio Manso de Velasco, el 17 de febrero del 1742 con el nombre de Villa San Agustín de Talca, a la que se le otorgó el título de ciudad el 6 de junio de 1796.


El  hecho más sobresaliente ocurrió en 1818, cuando el General Bernando O' Higgins Riquelme, puso en ella su firma a un documento memorable que importaba el reto más audaz lanzado a los españoles que pretendían reconquistar el territorio nacional: al Acta de declaración de la Independencia de Chile.


Días después de este hecho, el 12 de febrero de 1818, primer aniversario de la batalla de Chacabuco, se efectuó la proclamación y jura de la independencia en todos los pueblos del país, desde Copiapó hasta Talca, con la mayor solemnidad.

Talca viene de la voz araucana que significa ‘sitio de trueno’. a esta importante ciudad, le ha correspondido ser teatro de trascendentales acontecimientos nacionales.

El nombre tiene su origen en la palabra del mapudungun, Tralka, que significa "lugar del trueno".
Otros, en cambio, creen que la fórmula actual es una derivación de la frase original dicha por un inglés "Talca parece Londres", por la abundante neblina que cubre frecuentemente la ciudad en la temporada invernal, a semejanza de la capital del Reino Unido.

 También se conoce a Talca como: La ciudad del Piduco, por el estero que atraviesa Talca de este a oeste, desembocando en el río Claro

Talca La ciudad del Trueno, por el origen etimológico de su nombre fue un poblado fundado en 1692 por el gobernador general del Reino de Chile, Teniente General del Caballería Tomás Marín de Poveda, en el lugar donde hoy existe la comuna de Maule, por lo que su fundación fue vecina a la mina de oro El Chivato. Posteriormente la población se fue moviendo hacia el norte.


El 12 de mayo de 1742 fue refundada como Villa de San Agustín de Talca en su ubicación actual, por el gobernador José Manso de Velasco. Se fundó el Convento de los Agustinos, en el lugar donde hoy se encuentra la cárcel de la ciudad.


El caserío no tuvo el florecimiento inmediato que imaginó, por el contrario, año a año fue decayendo, hasta convertirse en un villorrio. Sin embargo, cincuenta años más tarde tomó carácter urbano, al ser refundado por el visionario Gobernador José Antonio Manso de Velasco, el 17 de febrero del 1742 con el nombre de Villa San Agustín de Talca, a la que se le otorgó el título de ciudad el 6 de junio de 1796.


El  hecho más sobresaliente ocurrió en 1818, cuando el General Bernando O' Higgins Riquelme, puso en ella su firma a un documento memorable que importaba el reto más audaz lanzado a los españoles que pretendían reconquistar el territorio nacional: al Acta de declaración de la Independencia de Chile.


Días después de este hecho, el 12 de febrero de 1818, primer aniversario de la batalla de Chacabuco, se efectuó la proclamación y jura de la independencia en todos los pueblos del país, desde Copiapó hasta Talca, con la mayor solemnidad.

El 6 de junio de 1796 Talca recibió, por real cédula del rey Carlos IV, el título de ciudad y, el 6 de diciembre del mismo año, el apelativo de "Muy Noble y Muy Leal".
 
La naciente urbe reunió antiguos vecinos de prosapia colonial que contribuirían a uniformar el espacio cultural chileno, siendo efectivo foco civilizador entre las dos ciudades más importantes del país, Santiago y Concepción.
Uno de esos ilustres vecinos fue don Nicolás de la Cruz y Bahamonde, hijo de un inmigrante italiano, y distinguido con el título nobiliario de conde del Maule.


También vivió en esta ciudad el comerciante portugués Juan Albano Pereira, en cuya casa pasó algunos años de su infancia Bernardo O'Higgins, prócer de la independencia de Chile. Casa de don Juan Albano Pereira, donde se crio Bernardo O'Higgins y donde se firmó el Acta de la Independencia de Chile. Actual Museo O'Higginiano y de Bellas Artes.


Durante la Independencia, Talca fue epicentro de notables acontecimientos, como el sitio de Talca (1814) y, en la Patria Vieja, el Combate de Cancha Rayada (1817). El borrador del Acta de Independencia se firmó en estos suelos el 12 de febrero de 1818. A nivel eclesiástico, en esta misma época Talca tuvo relevante importancia por la presencia del Obispo José Ignacio Cienfuegos, activo promotor de las reformas federalistas de 1826.


 Activo centro político, el acendrado orgullo de la aristocracia local produjo la creación de la Provincia de Talca en 1833, erigiéndose esta ciudad como su capital y rompiendo la dependencia con la provincia de Colchagua.


Este mismo orgullo hizo de Talca, durante las revoluciones de 1851 y 1859, un activo foco de insurrección opuesto al poder central.
 Durante el siglo XIX el crecimiento urbano fue originando distintos barrios. En 1845 el perímetro urbano traspasó la Alameda (antigua Avenida de Recreo) y se originó el actual barrio Norte.


Con la llegada del ferrocarril en 1875, fue naciendo asimismo el barrio Oriente, cuyo foco es la Plaza Arturo Prat. En 1884 se instaló un servicio de tranvías, o carros de sangre, por calle Gamero (actual Calle 1 Sur). Estos eran de manufactura estadounidense (Brill, de Filadelphia, los construía), pero de dos pisos como los existentes en Inglaterra.


Hacia 1900 la ciudad ocupaba gran parte de lo que hoy se conoce como el casco antiguo, con un plano de damero, cuyos límites eran el río Claro al oeste, el Cementerio Municipal al norte, la calle 18 Oriente al este y el estero Piduco, al sur.


 Primer edificio del Banco de Talca, símbolo del poderío económico talquino de la segunda mitad del siglo XIX.
Talca conoció industrias principalmente en los rubros molinero, vitivinícola, papelero, alimentario, del cuero y calzado y de manufacturas en general.
Asimismo el rubro financiero alcanzó notoriedad con la creación del Banco de Talca en 1884. La importancia talquina se reflejó en un alza de su población, siendo la ciudad sólo superada por Santiago, Valparaíso y Concepción.
 
Talca fue dando pasos más avanzados en el quehacer cultural y literario. Su primer periódico fue El Alfa, en 1844, cuyos redactores fueron Juan de la Cruz Donoso Cienfuegos, profesor del Instituto Literario de la ciudad, y Toribio Hevia. Aunque se mantuvo en circulación sólo hasta 1849
En 1928 un fuerte terremoto destruyó parte importante (aproximadamente un 75%) de la ciudad por lo que lleva su nombre (terremoto de Talca).


También causó daños de consideración en ciudades cercanas como Curicó y un tsunami mayor en Constitución. El sismo propició un importante cambio en las normas de planificación urbanística del Chile de la época, las que fueron potenciadas por el terremoto de Chillán, once años después.

 

Bibliografía:

Coronel Manuel de Olazábal: Episodio de la de la Independencia. Buenos Aires,1978.

Documentos del Archivo de San Martín,cit.,Oficio de San Martín al gobierno de Chile, del 19 de julio de 1817.

 

Talca. Calle. Topografía:

Se le impuso ese nombrepor D. 24.563 del año 1960 a una calle rasada sobre la superficie que luego ocupó, con distinto trazado en el barrio Parquefield.