STEPHENSON JORGE (1781 – 1848)

Una de las invenciones humanas que más profundamente ha revolucionado la economía del orbe, ha sido sin lugar a dudas la aplicación del vapor a los transportes, en sustitución de la tracción a sangre, que desde tiempos immemoriales dominaba este aspecto del quehacer del hombre.

Gracias al vapor como agente energético se acortaron las distancias y aumentó la capacidad de carga y comercialización de productos, que llegaron hasta los lugares más apartados del planeta.

La invención de la locomotora y el trazado de las primeras líneas férreas hicieron del británico George Stephenson, el principal artífice del establecimiento del ferrocarril como medio de transporte.

El ferrocarril a vapor posibilitó el arrastre de minerales empleados en la construcción e industrias ya desde el siglo XVII, en Inglaterra.

Stephenson nació en Wylan, cerca de Newcastle, Northumberland, el 9 de junio de 1781. Y falleció en Chesterfield, Derby Shire , el 12 de agosto de 1848.

Hijo de un fogonero que manejaba una bomba de vapor en una mina de carbón de Newcastle, aprendió el oficio paterno, más simultáneamente ampliaría su formación en la escuela nocturna.

Ya adolescente marchó a las minas de Lilingworth, donde su habilidad en el manejo de las máquinas de vapor y arreglo de bombas le valió el nombramiento de mecánico jefe.

Hacia 1814 aplicó a las minas de carbón, el uso de "la lámpara de seguridad" que había sido inventada por Davy, lo que le reportó un premio de 1.000 libras esterlinas. Ese premio le hizo madurar la idea de crear una locomotora inspirado en un modelo construido por John Blenkinsop de una hullera cercana, que se desplazar por sobre railes – rieles - y permitiera agilizar el transporte de carbón. Así surgió la Blucher, locomotora que era capaz de arrastrar ocho vagones con el peso de 30 toneladas a una velocidad de 6, 5 K/ hora.

Posteriormente ideó un dispositivo para dirigir el escape de vapor a la chimenea de la locomotora, lo que aumentó enormemente la potencia de ésta.

 

"La nueva locomotora quedó terminada en 1815 y a pesar de su aspecto primitivo y antiestético, era una verdadera maravilla desde el punto de vista de su mecanismo. El vapor actuaba sobre los émbolos, que se deslizaban por dos cilindros colocados en la parte superior de la máquina, ponía en movvimiento un balancín, el cual estaba en comunicación inmediata con dos bielas que hacían girar las ruedas delanteras, poniendo el tren en movimiento." Asevera el escritor español Luis Postigo.

 

 

Bibliografía:

Postigo Luis: "Los orígenes del ferrocarril". Colección Universitas. Tomo VI. Pág. 277 y sig. Edit. Salvat. 1959.

 

Stephenson. Calle. Topografía:

Corre de S. a N. de la calle don Bosco , desde la calle Umbert Primo a la de Gorriti. Barrio conocido actualmente por "Nuevo Alberdi".

Se le impuso ese nombre por Ord. 460 en el año 1948.

Recuerda a George Stephenson, (1781 – 1848) inventor de la locomotora a vapor.

Anteriormente se denominó calle Cuyo.