SAN LORENZO ( Combate del 13 de febrero de 1813)

Asienta Alicia Megías en "de la Villa a la Chicago Argentina": "Para la pequeña capilla del Rosario- elevada a ese rango en 1730 - la primera década del siglo XIX transcurrió entre movilizaciones de tropas de carretas y militares. -

Su estratégica ubicación en el cruce de rutas que vinculaban Buenos Aires con el Alto Perú, chile y Asunción, la constituyó en lugar de paso casi obligado, y a la vez, en escenario de muchos combates en los que se dirimieron los enfrentamientos Buenos aires - interior".

A esta situación se sumaban las tropas realistas que después de 1810 realizaban incursiones por la región para retomar el dominio de estas tierras. Uno de los peligros más graves era la custodia del río Paraná.

El dominio del río, les permitía mantener el abastecimiento de las tropas, con los víveres que obtenían mediante golpes de sorpresa sobre las poblaciones ribereñas.

Ese 20 de enero de 1813, cuando naves españolas, aparecieron frente a nuestra ciudad, los vecinos del Rosario con sus autoridades a la cabeza hostilizarían al enemigo. Por eso no fuimos "un pueblo siempre manso en las grandes decisiones"; tuvimos nuestra historiade gloria, porque el comandante militar del poblado, don Celedonio Escalada reunió sus milicias para impedir un posible desembarco. Sus fuerzas se componían sólo de 53 hombres, de los cuales 22 estaban armados con fusiles, 30 de caballería con chuzas, sables y pistolas y sólo 6 que manejaban un cañoncito de campaña.

Los realistas no desembarcaron pensando encontrarse con fuerzas muy equipadas para la defensa, continuaron su marcha remontando el río mientras el escaso ejército seguía sus movimientos desde la costa.

El 31 de enero, habiendo llegado frente a San Lorenzo la escuadrilla hispánica un destacamento con cien hombre desembarcó dirigiéndose al convento, donde no hubo encontrado más que a unos pacíficos frailes, que les proveyeron de algunas gallinas y melones, únicos víveres que encontraron, pues el temor a la depredación habían escondido sus provisiones.

El 2 de febrero, el coronel San Martín pasó por Rosario, al frente de su regimiento de Granaderos, donde sería anoticiado o por el comandante militar Celedonio Escalada que en San Lorenzo estaba fondeada la escuadrilla enemiga desde hacía tres días El cura párroco del Rosario, don Julián Navarro, el que había bendecido la bandera de Belgrano, y las milicias se le unieron a San Martín.

El 3 de febrero, tuvo lugar el Combate de San Lorenzo, primer ensayo de los granaderos, como lo dijera el mismo San Martín en el parte de la victoria.

Más allá del despliegue táctico, más allá de la harta difundida significación militar y política del encuentro, cabe subrayar sus características de heroicidad, que sentaron el principio bravío del entonces flamante Regimiento de Granaderos a Caballo.

Ese breve combate fue un exitoso bautismo de fuego para el ejército de San Martín y sería de gran trascendencia para la Revolución de 1810, pues pacificó el lirtoral de los ríos paraná y Uruguay, dando seguridad a las poblaciones; mantuvo expedita la comunicación con el Entre Ríos, que era la base del ejército sitiador de Montevideo; privó a esa plaza del recurso de víveres con que contaban para prolongar su resistencia y sobre todo insuflaría valor y temple para el logro de nuevos triunfos de las fuerzas argentinas.

EL General contaba con 140 granaderos, frncés, Hipólito Bouchard, Bermúdez y Zapiola, orientales, Hidalgo y Necochea , porteños, Manuel y mariano Escalada (hermanos de Remedios) que teníaan 16 y 17 años. En su mayoría era puntanos y correntinos y el resto criollos de todas las provincias.

En la lucha al lado de oficiales se destacaron Manuel Díaz Vélez el granadero Baigorria y otros soldados como Juan Bautista Cabral que muriera a las dos horas del combate

Despeñado en la barranca, Díaz Vélez recibió un balazo en la frente y dos bayonetazos en el pecho. Cayó en manos del enemigo y fue canjeado juntamente con otros tres presos, para morir poco después en brazos de sus compañeros de armas. Bouchard tuvo el honor de tomar la bandera española luego de una fiera lucha cuerpo a cuerpo con la escolta enemiga.

En cuanto a la múltiple significación de este choque armado, recuérdese que fue el único donde San Martín combatió en suelo argentino, personalmente con la añadidura de recibir una herida y correr el riesgo de muerte.

Bibliografía:

Alonso Piñeiro Armando: "Cronología histórica Argentina". Ediciones Depalma. Buenos Aires. 1981.

Frntera Luis: "Corceles, aceros y futuro". Revista Nueva, 3 de febrero de 2002.

 

San Lorenzo. Calle. Topografía:

Corre de E. a O. desde 700 hasta 8100, a ala altura de Corrientes 600; Av. Francia 600, Av. Pcias Unidas 600.

Se le impuso ese nombre por Ord. 3 del año 1905.

Recuerda a Rosario y la Batalla de San Lorenzo librada el 3 de febrero de 1813. Único combate que el Gral. San Martín librara en suelo argentino.