SALGUERO DE CABRERA LUIS JERÓNIMO (1774 – 1840)

Jerónimo Salguero de Cabrera y Cabrera nació  en Córdoba, Virreinato del Perú,  en 1774.; tres años antes de crearse el Virreinato del Río de la Plata, cuya capital sería Buenos Aires.
Se recibió de doctor en jurisprudencia en 1796, y años más tarde fue asesor del Cabildo de Córdoba. En 1809 fue síndico del mismo Cuerpo.


”El Cabildo de  Córdoba –dice el autor de “Conflictos y armonías de razas” - se mostró durante muchos años a la altura del Parlamento Inglés…”


Alberdi ha dicho de los Cabildos (que funcionaron durante la época de la colonia) :”Antes de la proclamación de la República, la soberanía del pueblo existía en Sudamérica  como hecho y como principio en el  sistema municipal, que nos ha dado la España”.


“La influencia del Cabildo, pues, debió ser poderosa en el orden social, porque sus decisiones  buscaban inspirarse  en los intereses más generales y las necesidades comunes, asumiendo siempre el carácter de defensa y amparo de la colectividad.” Asiente Ricardo Levene en su “Historia Argentina y Americana”. Tomo I. Pág.260 y sig.


Salguero de Cabrera apoyó la Revolución de Mayo con entusiasmo y se unió al Deán Funes, viejo profesor hábil en el manejo de sus libros, y   viejo rector diestro  en reformar planes de estudio.


El Deán, su hermano don Ambrosio y Salguero repudiaron a muerte  las decisiones de la Junta de Mayo de  arcabucear a los rebeldes de la Revolución.
Ciertamente suplicaron por la fulminante orden de ejecución, pero  cuando los presos  entre los que se hallaba Liniers iban camino a Buenos Aires al encontrarse con un escuadrón del que formaba parte Castelli fueron ejecutados en Cabeza de Tigre (Córdoba) .


En 1812 fue procurador general de la provincia, y luego asesor del gobernador Francisco Ortiz de Ocampo.


Se unió al partido federal, comandados por los caudillos, acérrimos enemigos del centralismo porteño,   y ayudó a su jefe, el coronel José Javier Díaz, a llegar al gobierno de la provincia; constituyéndose  en  su ministro secretario de Hacienda.


En 1816 fue electo miembro del Congreso de Tucumán, donde firmó la Declaración de la Independencia el 9 de julio.


Se destacó por su defensa de las autonomías provinciales, aunque fue el más conciliador de los cuatro diputados cordobeses.


Cuando el Congreso decidió trasladarse a Buenos Aires, sus compañeros cordobeses Eduardo Pérez Bulnes, José Antonio Cabrera y Miguel Calixto del Corro se negaron a mudarse a donde serían presionados por el gobierno central; por ello fueron expulsados del Congreso.


En cambio, Salguero se trasladó a Buenos Aires, donde terminó cediendo a las iniciativas centralistas del Directorio. Dejó el cargo en 1819 para ser tesorero de la Casa de la Moneda.

Regresó a Córdoba en 1820 y se unió al partido federal del gobernador Juan Bautista Bustos, aunque permaneció alejado de la política activa.

En 1826 fue enviado como diputado al Congreso de Buenos Aires, donde apoyó al grupo federal dirigido por Manuel Dorrego. A su regreso se incorporó como juez al Tribunal de Apelaciones.

Cuando el general José María Paz derrocó a Bustos, arrestó a los dirigentes federales, entre ellos a Salguero.
 A fines de 1831 fue nuevamente juez, pero fue expulsado dos años más tarde por participar en una fracasada revolución contra los hermanos Reynafé.

Emigró a Bolivia, donde se dedicó a la abogacía privada, y donde falleció en 1840.

 

Bibliografía:

La expuesta en el texto.

Levene Ricardo:”Pensamiento y acción de Funes”. Conferencia.

 

Salguero.  De Cabrera  y Cabrera, Luis Gerónimo Pasaje. Topografía:

Corre a 200 metros  de Salvat 2300.

Se le impuso ese nombre por D. 4671 del año 1977.

Recuerda  al abogado y político argentino, miembro del Congreso de Tucumán, que declaró la Independencia Argentina.