SALAMANCA

Entre los posibles significados del topónimo Salamanca, la casa o ciudad de la magia, la pacífica, la rica en peces etc., según el profesor Guillermo Tejada Álamo, sería en origen un hidrónimo prerromano, seguramente celta, formado por las palabras Sal- río, am (a), según Hans Krae, cauce,o "madre" (de)..., y -antia, ancho o grande, con el significado obvio de río, o río de cauce, ancho o grande, cauce ancho del río, o río madre o principal ancho; su nombre actual vendría de la evolución por adjetivación, seguramente por influencia latina, de Salamantia a Salamánt(i)ca, que con el habla perdería la i y después la t, quedándose en Salamanca.


Salamanca es una ciudad española, capital de la provincia homónima, situada en la comunidad autónoma de Castilla y León, en la comarca del Campo de Salamanca, junto al río Tormes.
Salamanca alberga la universidad, en activo, más antigua de España, la Universidad de Salamanca, creada en 1218 por Alfonso IX de León y que fue la primera de Europa que ostentó el título de Universidad por el edicto de 1253 de Alfonso X el Sabio y la bula del Papa Alejandro IV en 1255.


Durante la época en la que fue una de las universidades más prestigiosas de occidente se hizo popular la frase: «Quod natura non dat, Salmantica non præstat» que significa “Lo que la naturaleza no da, Salamanca no presta”.

Salamanca ha quedado vinculada a la Historia Universal por una serie de hechos y personalidades que llegaron a marcar la evolución de la sociedad occidental, como la creación de la primera gramática del castellano en 1492 por Antonio de Nebrija, la célebre Grammatica.

Fue el primer estudio de las reglas de una lengua europea occidental que no era el latín y este hecho marca el inicio del Siglo de Oro español.

Antonio de Nebrija fue además la primera persona del mundo occidental en reclamar derechos de autor.


En el claustro de la Universidad de Salamanca se llegó a reunir en consejo para tratar su proyecto de Cristóbal Colón para su primer viaje en el Descubrimiento de América. Durante estos años, Colón logró  el apoyo de los dominicos, hospedándose en el Convento de San Esteban. El astrónomo salmantino Abraham Zacut fue su gran apoyo científico para el viaje.


La defensa de los derechos de los indígenas del Nuevo Mundo por parte de la Escuela de Salamanca, con Francisco de Vitoria a la cabeza, reformuló el concepto de Derecho natural, renovó la Teología, sentó las bases del derecho de gentes moderno, del derecho internacional y de la ciencia económica moderna y participó  activamente en el Concilio de Trento.
En dicho Concilio, los matemáticos de la Universidad de Salamanca propusieron al Papa Gregorio XIII el calendario que se vino a conocer como calendario gregoriano y que actualmente es utilizado en todo el mundo.


También en su ámbito se tradujo en forma  parcial  la Biblia al español, hecha por Fray Luis de León.


La estancia de Miguel de Cervantes Saavedra, posible alumno de la universidad, q influyó en sus libros: el entremés La Cueva de Salamanca, Don Quijote de la Mancha en el que hace referencias a Salamanca mediante el personaje del bachiller Sansón Carrasco, La tía fingida y El licenciado Vidriera.

Evolución histórica de la ciudad: En el siglo III a. C., Aníbal, en su avance por Iberia, sitió y conquistó la antigua ciudad de Helmántica (Salamanca). La leyenda cuenta que los salmantinos rindieron la plaza sin oponer resistencia y salieron de la ciudad; pero las mujeres llevaban bajo sus vestidos las armas de los varones, con las que luego sitiaron a los cartagineses dentro de la ciudad.

Con la caída de los cartagineses ante los romanos se consolidó la ocupación romana y la ciudad comenzó a adquirir cierta importancia.
Pronto se convirtió  en un enclave comercial básico debido a su situación privilegiada como vado sobre el río Tormes, que a su vez la convirtió  en el extremo final de una de las más importantes calzadas romanas de Hispania, la Vía de la Plata. Para esta calzada se construyó el puente romano (siglo I) del que aún hoy se mantiene en pie la mitad norte (la otra mitad tuvo que ser reconstruida en el siglo XVII tras la Riada de San Policarpo).

Después del fin del Imperio Romano, los visigodos conquistaron  la ciudad y la anexionan a su territorio.


En el año 712, con la invasión musulmana de la península, Salamanca quedó reducida a un núcleo carente de importancia y casi despoblado, aunque se mantuvo intacto el puente, con algunos pobladores en los alrededores.


Todo parece indicar que a esa  población preexistente se le añadió  emigrantes llegados de las cercanías de León.


Tras la conquista de Toledo por Alfonso VI de León, en el año 1085, se produjo  la definitiva repoblación de la ciudad.


En 1102, Raimundo de Borgoña se dirigió  a la ciudad con un nutrido grupo de pobladores de diversos orígenes, por orden de su suegro Alfonso VI de León.


Cada uno de estos grupos se instaló en una zona diferente de la ciudad. Leoneses, zamoranos, toresanos, francos, serranos, castellanos, portugueses, mozárabes (poblaciones hispano romanas o hispano godas que huyeron del dominio musulmán), judíos y gallegos fundaron sus respectivas Iglesias y parroquias.

Se restauro su Diócesis (siendo el primer obispo Jerónimo de Perigord) y se comenzó  a construir la catedral, a cuya vera nacieron unas escuelas que serían el germen de la Universidad.

En 1218, el monarca Alfonso IX de León otorgó  a las escuelas catedralicias el rango de Estudio General que, en 1253, se convertiría en Universidad de Salamanca por real cédula de Alfonso X, posteriormente ratificada por el papa Alejandro IV en 1255:

La universidad alcanzaría con el tiempo un gran prestigio.

El 12 de agosto de 1311 nació entre sus muros el único rey de Castilla y de León que ha dado la ciudad, Alfonso XI el Justiciero. Accedió al trono con catorce años y conquistó Gibraltar al mando de las milicias castellano-leonesas, en las que destacaba la nutrida presencia de contingentes salmantinos.

Durante el siglo XV, Salamanca fue el escenario de grandes rivalidades entre las familias nobles de la ciudad, articuladas en dos bandos que se repartieron la ciudad: el de San Benito y el de Santo Tomé.

El siglo XVI fue la época de mayor esplendor de la ciudad,  gracias al prestigio de sus profesores, con la llamada Escuela de Salamanca. En el siglo XVIII tuvo un importante renacimiento económico y cultural, la ciudad,  gracias al influjo de la Ilustración de los Borbones en la Universidad en el último tercio del siglo.


El peor momento llegó cuando Fernando VII  en el siglo XIX cerró las universidades españolas pero a partir de la reapertura, la de Salamanca quedó reducida a una universidad de provincias.


Más a  partir  de 1858 la ciudad experimentó una leve recuperación al ser nombrada capital de provincia y al haberse construido el ferrocarril que unía Francia con Portugal, y que pasaba por la Meseta (Medina del Campo y Salamanca, 1877).


Durante la Guerra Civil, entre octubre de 1936 y noviembre de 1937, el Palacio Episcopal fue residencia y centro de mando del general Franco. La ciudad fue también sede de las organizaciones falangistas y de algunos ministerios.


Tras la guerra se concentraron en Salamanca los documentos incautados por el Ejército sublevado a medida que iban ocupando el territorio que había defendido a la República, con lo que se creó un gran archivo documental sobre la guerra civil española (Archivo General de la Guerra Civil Española).


En 1940, Pío XII fundó la Universidad Pontificia de Salamanca como continuación de los antiguos estudios de teología.


En 1988 la ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por ello hay una placa en el centro de Salamanca, erigida  al conmemorarse  el XX aniversario de tal elección.


En 2002 fue Capital Europea de la Cultura, en 2005 acogió la celebración de la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno y desde el mismo año celebra anualmente el Festival Internacional de las Artes de Castilla y León (FACYL) y desde el 2003, su Semana Santa está declarada de Interés turístico internacional.


Además, en la actualidad, está considerada como el gran referente mundial en la enseñanza del castellano, ya que concentra el 78% de la oferta existente en Castilla y León, y del 16% de España.

 

Bibliografía:

“Los estudiantes de español dejan cada año en la capital 48 millones de euros”. Artículo principal: Ayuntamiento de Salamanca. Año 2010.

 Sánchez Iglesias : Salamanca y su alfoz en la Edad Media.  (Siglos  XII Y XIII).

Maldonado Llorente Antonio: “TOPONIMOS SALMANTINOS y REPOBLADORES VASCONAVARROS de Salamanca”.

Fuente Instituto Nacional de Estadística de España - Elaboración gráfica por Wikipedia.

 

Salamanca. Pasaje. Topografía:

Corre de E. a O. desde 1000 hasta 1199, a la altura de Av. San Martín 4900.

Carece de designación oficial.

Recuerda a la ciudad española, capital de la provincia homónima. Ciudad donde está emplazada la famosa Universidad de Salamanca fundada por Alfonso IX en 1218.