RIVA FRANCISCO JOSÉ. Doctor (1826- 1871)

La profesora María Luisa Ramos en la revista rosarina "Presencia " expone: "Tal como era el titular del diario "La Convención" de Rosario en su edición del 6 de noviembre de 1866, una nueva epidemia asola a la población de nuestra ciudad." No se debe confundir cólera con fiebre amarilla, esta última diezmó a la población porteña en el año 1771 y fue objeto de novelas, cuentos y realizaciones  cinematográficas”.


Las epidemias de Rosario fueron de cólera, enfermedad aguda, muy grave, caracterizada por diarreas y vómitos frecuentes, cianocis, pulso débil, descomposición del semblante y generalmente resolución del cuadro en un colapso cardíaco.


El agente de esta enfermedad es el "vibrión colérico" descubierto por Koch en 1883, por lo cual podemos inferir que las epidemias producidas con anterioridad al no conocerse su origen fueron muy difíciles de combatir.


Dos epidemias se produjeron en nuestro territorio, una se produjo en 1856  en zona de Bahía Blanca y la segunda en 1867 azotó Rosario como consecuencia de que nuestra ciudad era lugar de desembarque de heridos que provenían de los frentes de lucha de la guerra del Paraguay. 


Los primeros afectados aparecieron en las rancherías ubicadas en los alrededores de la Laguna de Sánchez (hoy plaza Sarmiento) adonde se arrojaban toda clase de desperdicios.


El doctor Riva que se había establecido en Rosario en 1853, proveniente de Lugano, cantón de Ticino donde había nacido el 19 de agosto de 1826, de inmediato se puso al servicio de la lucha contra el flagelo.


Sin darse descanso proponía medidas diversas para evitar la propagación del mal, sostenía que la enfermedad se adquiría a través del contacto con los enfermos, su ropa y pertenencias  proponiendo el blanqueo de la ciudad y sus alrededores, la quema de la basura lejos del ejido urbano, remoción de las aguas estancadas, cuidado de la calidad de la leche y el pan, como la aplicación de medidas cuarentenarias a los buques.


El doctor Riva durante sus estudios en Pisa fue compañero y amigo de Paolo Mantegazza, el consagrado por entonces fisiólogo e higienista que terminaría diplomándose en la Argentina.


Riva fue médico del Hospital de Caridad, de la Sociedad Española de Socorros Mutuos desde la fundación de ambas, el 1° de julio de 1857 y 28 de abril de 1861, respectivamente.


En el Memorándum del 21 de setiembre de 1861, el gobernador Pascual Rosas elevó al presidente  Derqui, relatando los sucesos de Pavón, haciendo  una viva referencia a la Sociedad filantrópica  constituida al efecto a fin de atender más de 300 heridos por parte de los médicos Olguín, Fernández, García , Donado y Riva.


Ocho años después al ser integrada la Comisión Promotora de la Inmigración en Rosario, Sarmiento por decreto el 11 de enero de 1869 lo designó como uno de sus miembros,  y al fundarse ese mismo año la "Sociedad amigos del país", Riva sería su vicepresidente.


Lo acompañaba un profundo prestigio profesional porque desde 1867 formaba parte del Tribunal de Medicina.


Hasta que en 1870 el doctor Riva optó por trasladarse a Buenos Aires anunciando que cerraba  su consultorio y la farmacia "Del Mercado" que sería atendida  por  su hermano.


La Municipalidad reconociendo con justicia  sus servicios prestados durante su permanencia de diecisiete años en nuestro medio, en un acto público le hizo entrega de  una medalla conmemorativa en nombre de la comunidad rosarina al apóstol de la ciencia Dr. Francisco Riva.


Terminada la tocante ceremonia, en camino a su domicilio acompañado de una comitiva oficial, intempestivamente una madre agradecida prendió de su corbata un alfiler con diamante en forma de lágrima. Tal vez una de las muchas que hubieron de hacer por su acción altruista  y generosa.


Ya en la Capital Federal aprobó el 8 de marzo de 1870 con éxito el examen de reválida en la Facultad de Medicina.


Y al año siguiente, a causa de la grave epidemia de fiebre amarilla de 1871, después de haber prestado socorro a buen número de enfermos, murió el 10 de abril en brazos de su esposa.


Bibliografía:


Cignoli Francisco: “Serie: Médicos del pasado rosarino: El doctor Francisco Riva”. Diario La Capital en su edición del  19 de mayo de 1968.


Cignoli Francisco. “Ascendencia de los Riva”. Diario La Capital en su edición 10 de noviembre de 1973.


“Las farmacias de los Riva”. Revista del Colegio de Farmacéuticos. Rosario N°1. 2da.época. Diciembre de 1973. pp. 1.

Mikielievich, Wladimir C.: Diccionario de Rosario (Obra inédita).

 

Riva Francisco. Calle. Topografía:


Corre de E. a O. desde 100 hasta 4000, a la altura de San Martín 3900; Bv. Oroño 3900 y Bv. Avellaneda 3900.
Se le dio ese nombre desde su apertura, Francisco Riva.


En el año 1948 por O. 465 se dispuso que la denominación errónea que figuraba en la nomenclatura urbana, fuera sustituida por Francisco Riva.

Recuerda al médico higienista, Francisco Riva (1826- 1871) uno de los primeros que se desempeñaron en Rosario.


Nota curiosa en nuestra ciudad:


Plazoleta Doctor Riva del antiguo Rosario, que el tiempo se llevó...
En la actualidad se denomina Cortada Barón de Mauá.

plazoleta.html