Ramos Jorge Abelardo (1921 – 1994)

Nació en el barrio de Flores, el 23 de enero de 1921. en el sector ferroviario conocido como de “las casitas baratas”. Hijo de Rosa Gurtman10 y Nicolás Ramos.


Su madre,  hija de Esther Baret y David Gurtman, inmigrantes judíos austríacos, tuvo cuatro hermanos, Juanita, Berta, Elisa y Abraham que fue un activo militante socialista y fundador del Hogar Obrero junto a Alicia Moreau y Juan B. Justo.


Los abuelos paternos de Jorge Abelardo fueron Juan “Gaucho” Ramos, que había sido un hombre de a caballo, un payador ácrata de fines del siglo XIX que, en los caminos del canto y de la militancia libertaria, se casó con Trude Bauman, institutriz alemana de una rica familia de una estancia de San Nicolás en el norte de la provincia de Buenos Aires.


De ese matrimonio nació Nicolás Ramos, su padre, que heredó los ideales libertarios.


Jorge Abelardo Ramos  fue un político, historiador, publicista, editor y escritor; creador de la corriente política e ideológica llamada la izquierda nacional.


Manuscritos de Jorge Abelardo Ramos sobre la génesis de la izquierda nacional influido por el ambiente familiar y por la lectura del escritor anarquista español, radicado en Paraguay, Rafael Barrett, le hicieron adoptar en su adolescencia, las ideas revolucionarias, participando  a mediados de la década del treinta del siglo XX, de una importante huelga de estudiantes secundarios que le vale la expulsión del Colegio Nacional de Buenos Aires.


Fue compañero de aula de Roberto Alemann, Luis Alberto Murray y Enrique Rivera.


Con los dos últimos, conformó una agrupación de estudiantes en apoyo a los republicanos españoles en la guerra civil contra el franquismo.


Influido por el ambiente familiar y por la lectura del escritor anarquista español, radicado en Paraguay, Rafael Barrett, adopta en su adolescencia las ideas revolucionarias. Participa, a mediados de la década del treinta de una importante huelga de estudiantes secundarios que le vale la expulsión del Colegio Nacional de Buenos Aires.


El abandono del colegio secundario, las clases de violín y sus llegadas tarde a casa, por las reuniones anarquistas, encontró en su tía Elisa un remanso, ante los disgustos de su mamá Rosa.


Junto a Murray y a Rivera conoce a los hermanos Ángel y Adolfo Perelman, obreros metalúrgicos, y a través de ellos comenzó  a vincularse a los pequeños grupos trotskistas que impulsaban Liborio Justo (alias Quebracho, hijo del Presidente, General Agustín Pedro Justo) y Mateo Fossa, dirigente del Sindicato de trabajadores de la Madera.


Jorge Abelardo tenía 19 años, cuando León Trotsky fue asesinado; su libro “Los Estados Unidos Socialistas de América Latina” y su apoyo al nacionalismo revolucionario mexicano que encarnaba el presidente Lázaro Cárdenas contribuyeron  a la conformación del pensamiento latinoamericanista de Abelardo Ramos.


¿QUÉ ES LA IZQUIERDA NACIONAL?
La Izquierda Nacional tuvo su origen en la política con los resplandores de la revolución rusa y con el dramático espectáculo de la dolorosa Guerra Civil Española.


En 1930 el movimiento de la revolución rusa había sido dominado y cerrado por el sistema burocrático encabezado por Jósif Stalin.
Toda la generación de revolucionarios que había participado de manera directa en las jornadas de 1917 y los años inmediatos posteriores había sido eliminados por la policía secreta de Stalin o estaban sepultados en ignotas mazmorras.


El partido de Lenin se había convertido en una organización burocrática piramidal, en la que ya no se discutía sino que se escuchaban las «revelaciones» de Stalin. Todo debate había desaparecido por completo.


Esta situación fue imitada meticulosamente por todos los partidos comunistas del mundo.


El pensamiento crítico del marxismo que había iluminado a las generaciones de Lenin y de Trotsky había sido convertido en un catecismo, en el que no cabía ninguna discusión.


A eso se le sumaba, en la Argentina, la adscripción del comunismo local a la tradición liberal portuaria heredada del Partido Socialista.
En ese momento, el trotskismo apareció  como una posibilidad intelectual de descubrir que había, más allá de la estolidez staliniana, un mundo de ideas que todavía podía florecer.


.Abelardo conoció a Faby Carvallo en Buenos Aires en 1941 en una reunión de los núcleos revolucionarios.


Ella militaba en grupo trotskista que lideraba Liborio Justo, fue periodista de la agencia de noticias ANSA y publicista.


Comenzaron un romance que los llevó a un largo viaje recorriendo Europa y África entre los años 1951 y 1953.


Fueron corresponsales para los diarios, Democracia, La Prensa, El Líder y la agencia italiana.


Faby montó en Uruguay un centro de distribución de los libros de las editoriales Coyoacán y Mar Dulce como de los materiales de la Izquierda Nacional y desde allí Ramos mantuvo  una relación con revolucionarios latinoamericanos en el exilio.


Los servicios secretos soviéticos, habían sacado las mismas conclusiones que Ramos sobre la tranquilidad uruguaya y habían instalado la sede central de espionaje para América desde Montevideo.


La jefa de la unidad rusa, África de la Heras, que había intervenido en la planificación y ejecución del asesinato de Trotsky en México, se infiltró en el mundo político cultural uruguayo y argentino y, mientras pudo, interfirió en las actividades políticas de la familia de Jorge Abelardo Ramos, en Montevideo.


Ramos formó una nueva pareja con Andrea Amelia Piccini, con quien convivió  tres décadas. De esta relación nacen sus tres hijos menores: Martín Abelardo, Paula Natacha y Ximena.


En 1949, a sus veintiocho años y durante el gobierno peronista, publicó “América Latina un país”, obra secuestrada por la Policía Federal Argentina.


La Comisión Parlamentaria Bicameral contra Actividades Anti Argentinas, presidida por el diputado José Emilio Visca, a quien secundaba el diputado Rodolfo Decker, ordenó el secuestro de la edición completa de todas las librerías.


En 1954 publicó Crisis y resurrección de la literatura argentina, una crítica a Jorge Luis Borges y Ezequiel Martínez Estrada, no destinada a discutir sus cualidades literarias sino al peso que tenían sus concepciones sobre el conjunto de la sociedad.


El libro establece un nuevo campo a la crítica de Ramos sobre la realidad argentina: la lucha cultural. Plantea el principio de que, en un país semicolonial, la lucha por la liberación se libra, en gran parte, en la cabeza de los oprimidos de ese país. Sostiene además que, para cambiar las condiciones políticas y sociales de un país semicolonial, es necesario realizar una profunda crítica intelectual y política a las bases espirituales del pensamiento oficial de esa sociedad.

Revolución y Contrarrevolución
Su “Revolución y contrarrevolución en la Argentina” fue reeditada y reformulada varias veces desde su aparición en 1957 y fue una referencia ineludible para varias generaciones de militantes y políticos argentinos.


Caído el gobierno peronista, Jorge Abelardo Ramos publicó, en 1957, Revolución y contrarrevolución en la Argentina que es una versión ampliada y corregida de esa historia argentina.


El peronismo y la revolucionaria interpretación de la Izquierda Nacional. Manuscritos de Jorge Abelardo Ramos sobre la génesis de la Izquierda Nacional.


De esta atmósfera política surgió –al aparecer Perón en 1945- el pequeño grupo de inspiración trotskista que interpreta de una manera radicalmente distinta el nuevo fenómeno nacido el 17 de octubre de aquel año.


Esta interpretación va a confrontar con la totalidad de las explicaciones que el pensamiento de izquierda daba sobre el peronismo.


La base de este pensamiento es:
Primero, la Argentina es un país semicolonial, o sea un país dependiente, oprimido por el imperialismo y, por lo tanto, no se pueden aplicar mecánicamente los instrumentos intelectuales generados para interpretar y transformar revolucionariamente la realidad del mundo imperialista.


Segundo, quienes salieron a la calle a defender al coronel Perón ese 17 de octubre, era la clase obrera, no “murgas de lúmpenes desclasados”, como los calificó el periódico filocomunista “Propósitos”; era la clase que, según los marxistas, liberaría a la humanidad de la sociedad de clases, los agentes de la revolución socialista.


Tercero, esos trabajadores marchaban detrás de un jefe que no era un dirigente obrero socialista formado en la Tercera Internacional, sino un coronel nacionalista.


A partir de estas observaciones se buscó dar respuesta a la nueva realidad.


Un joven abogado santafesino, Aurelio Narvaja, comenzó a reflexionar sobre la naturaleza históricamente progresista del peronismo y sobre el carácter de clase del 17 de octubre. Narvaja lideraba un pequeño movimiento llamado “Frente Obrero”. Paralelamente a “Frente Obrero”, el joven Jorge Abelardo Ramos publica la revista “Octubre”. Desde esta publicación Ramos, coincidente aunque independiente de Narvaja, comenzóienza a elaborar su reflexión y su pensamiento político.


La obra literaria de Ramos:
A los veintiocho años – en 1949, durante el gobierno peronista– publica " América Latina un país. Obra secuestrada por la Policía Federal Argentina. La Comisión Parlamentaria Bicameral contra Actividades Anti Argentinas, presidida por el diputado José Emilio Visca, a quien secundaba el diputado Rodolfo Decker, ordenó el secuestro de la edición completa de todas las librerías.


En 1954 publicó Crisis y resurrección de la literatura argentina, una crítica a Jorge Luis Borges y Ezequiel Martínez Estrada, no destinada a discutir sus cualidades literarias sino al peso que tenían sus concepciones sobre el conjunto de la sociedad.
El libro establece un nuevo campo a la crítica de Ramos sobre la realidad argentina: la lucha cultural. Plantea el principio de que, en un país semicolonial, la lucha por la liberación se libra, en gran parte, en la cabeza de los oprimidos de ese país. Sostiene además que, para cambiar las condiciones políticas y sociales de un país semicolonial, es necesario realizar una profunda crítica intelectual y política a las bases espirituales del pensamiento oficial de esa sociedad.


En los días decisivos del golpe de estado de 1955, Jorge Abelardo Ramos lanzó la revista “Izquierda”, con el título: “Milicias obreras armadas: baluarte de la revolución argentina” y un subtítulo: “El fusil en el hombro del obrero es la única garantía de la democracia”.
Caído el gobierno peronista, Jorge Abelardo Ramos publicó, en 1957, Revolución y contrarrevolución en la Argentina que es una versión ampliada y corregida de esa historia argentina que se había presentado en América Latina.


Entre marzo y abril de 1961, publicó ocho números de “Política”, uno de los semanarios mejor escritos de esa época .


En 1962 Jorge Abelardo Ramos junto a un puñado de compañeros fundó el Partido Socialista de la Izquierda Nacional (PSIN).


 Ese encuentro ocurrió en Buenos Aires, los días 15 y 16 de junio, una casona de bajos en la calle Soler 3847 del viejo barrio de Palermo.


Fue designado Embajador de la República Argentina en México en 1989 por el presidente Carlos Saúl Menem, consiguiendo el Acuerdo del Senado de la Nación.


Ramos formó parte del primer grupo de embajadores nombrados por el flamante gobierno.


Su llegada a México fue simultánea con la del Embajador norteamericano y agente de la CIA, John Negroponte.


La crisis entre ambos diplomáticos no se hizo esperar. Mientras que John Negroponte presionaba al gobierno mexicano para que firme su ingreso en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, Jorge Abelardo Ramos intentaba vincularlo al MERCOSUR.

El Embajador norteamericano era activo agente de la CIA y se había desempeñado como embajador en Honduras organizando “escuadrones de la muerte” y fuerzas mercenarias llamadas “los contras” movilizándolos contra Nicaragua.


Mientras que Estados Unidos bombardeaba a la indefensa Panamá, secuestrando y arrojando en una cárcel de máxima seguridad a su presidente Manuel Noriega, el recién aterrizado embajador, Jorge Abelardo Ramos denunciaba al Presidente George W. Bush y al genocidio imperialista en el país centro americano.


Mientras que Ramos se exponía públicamente contra las políticas imperialistas norteamericanas, con denuncias en la prensa argentina y mexicana, en Buenos Aires, Guido Di Tella, intrigaba para su desplazamiento. En México la CIA también buscaba la salida del embajador argentino.


A su regreso al país, se propuso desarrollar el Área Cultural del Mercosur, tarea en la que estuvo empeñado hasta el día de su fallecimiento el 2 de octubre de 1994.​

abelardo.html

 

 

 

Bibliografía:
Abelardo Ramos - De los astrónomos salvajes a la Nación Latinoamericana. La Izquierda Nacional en la Argentina. Enzo Alberto Regali.  Ediciones del Corredor Austral y Ferreyra Editor, Córdoba 2010.
 Breve Historia de la Izquierda en Argentina volumen I y II.
Wikipedia® es una marca registrada de la Fundación Wikimedia, Inc., de la cual obtuve una nutrida  información sobre Abelardo Ramos.

Ramos. Pasaje. Topografía:
Corre de N. a  S.  a  la altura  de  Bernheim 9100.
Carece de designación oficial.
Recuerda a Jorge Abelardo Ramos Gurtman  (1921 -1994) político, historiador y escritor argentino, creador de la corriente política e ideológica llamada la Izquierda Nacional, con influencia intelectual en Argentina, Uruguay, Bolivia y Chile.