QUOM (HOY LLAMADOS PUEBLOS ORIGINARIOS)

Los kom (pronunciado /kóm/), qom (pronunciado /kóm/, nunca /kuóm/) o tobas (del gentilicio peyorativo guaraní, tová: ‘rostro, frente’) son una etnia del grupo pámpido que habita en el Chaco Central.


Hacia el siglo XVI comenzaron a habitar gran parte del norte argentino por las actuales provincias de Salta, Chaco, Santiago del Estero y Formosa y en la provincia de Gran Chaco en el sudeste del actualmente boliviano departamento de Tarija.


A la llegada de los españoles en el siglo XVI, los kom habitaban principalmente las regiones del Chaco actualmente salteño y tarijeño y desde allí se extendían (imbrincándose con otras etnias) a lo largo del río Bermejo y en menor medida del río Pilcomayo.


El mayor crecimiento demográfico de los wichí hizo que estos ejercieran mayor presión demográfica para obligarles a un desplazamiento hacia el este, territorios en los que hoy mayoritariamente habitan.


Hasta el siglo XIX eran un pueblo predominantemente cazador-recolector seminómade que marchaba en pos de sus recursos alimenticios y existía entre ellos una fuerte división sexual del trabajo: los varones desde muy temprana edad se dedicaban a la caza y a la pesca y las mujeres a la recolección y a una incipiente agricultura hortícola en gran medida influida por aportes ándidos y amazónidos.


De este modo, en pequeñas parcelas cultivaban nachitek (zapallos), oltañi (maíz), avagha (porotos), batatas, mandioca, etc.


Sin embargo tales cultivos eran solo complementarios para su dieta y no llegaban a tener excedentes como para la acumulación de alimentos de origen agrícola.


En su idioma, esta etnia se autodenominaba ntokóit; después comenzaron a utilizar el autónimo kom o com (que se pronuncia /kóm/, pero nunca /kuóm/ ni /kjóm/), que significa «varón», no existe nombre para el género femenino. También, de manera más infrecuente, se autodenominaban kom’lek o kom’lik.


En 2007, los historiadores calcularon que las principales agrupaciones de este pueblo se encontraban en el este del departamento de Tarija (en Bolivia), en el oeste de la provincia de Formosa, el centro y este de la provincia del Chaco y el norte de la provincia de Santa Fe y en el Chaco Boreal (en Paraguay).

 

Como típicos pámpidos se caracterizan por sus elevadas tallas y por predominar entre ellos los individuos dolicocéfalos. Se les considera una de las más importantes etnias del grupo llamado guaycurú (o guaykurú), voz de tono insultante que dieron los guaraníes a sus principales oponentes en el Gran Chaco.

 

Su idioma se denomina qom l'aqtac y desde el punto de vista lingüístico se le suele incluir dentro del grupo de «idiomas guaycurúes», que muchas autores consideran forman junto con los idiomas matacos,  la familia lingüística mataco-guaycurú.


La cultura de los tobas era funcional a sus costumbres y tradiciones: vivían en habitaciones de leños recubiertas de paja, habitáculos que solían medir unos dos metros de diámetro. Fabricaban objetos de cerámica, cestería y tejidos con finalidad principalmente utilitaria.


El censo del INDEC de inicios de 2001 daba una cifra de 69.452 argentinos que se consideraban integrantes de la etnia kom, en su mayoría habitando la provincia del Chaco.
Los que se mantienen en sus territorios ancestrales viven generalmente constituyendo comunidades rurales regidas por comisiones vecinales, asociaciones comunitarias o con líderes (mal llamados «caciques») elegidos democráticamente por la comunidad. El pueblo kom elige a sus caciques en ceremonia, por decisión de los ancianos y caciques regionales. Ser cacique no es algo que se pida ni se pretende, es un alto honor que al ser dado no puede ser rechazado.

Cultivan pequeñas parcelas o son peones temporarios para faenas rurales (hacheros, cosechadores de algodón, etc.), como incipientes cultivadores su agricultura es aún de subsistencia predominando en sus huertas los cultivos de zapallos, mandioca y batatas; otra forma en que obtienen recursos es en la elaboración de interesantes artesanías de cerámica, guayacán o fibras textiles (como la ya mencionada caraguatá).

Contemporáneamente muchos, perseguidos por la miseria en sus zonas rurales ancestrales se encuentran en las "afueras" de las ciudades, por ejemplo Orán, Salta, Tartagal, Resistencia, Charata, Formosa y  Rosario.

Existe una intensa migración interna hacia el Gran Rosario, agrupándose allí especialmente en el barrio Toba; y hacia el noreste de la provincia de Santiago del Estero. Otro asentamiento se encuentra en el partido de La Plata, en la provincia de Buenos Aires.

Nos dice Edgardo Garbulsky en su escrito:Los kom (Tobas) dentro del contexto: ”Los que llegaron del interior” de Héctor M Bonaparte. Fascículo de la publicación Historias de aquí a la vuelta, Rosario 1991. : “Si bien existen datos  del siglo XIX  de que Rosario, y especialmente sus estaciones ferroviarias fueron lugares de tránsito de contingentes de tobas que eran enviados a las cosechas y la zafra del Noroeste, los primeros grupos  de esta etnia que se instalan en nuestro medio lo hacen  a partir de la década del 60 con las grandes inundaciones del río Paraná”

 

Otro núcleo importante llegó a Rosario a mediados del 70, pero el contingente más numeroso – localizado en Empalme Graneros, en el sector de tierras bajas de confluencia  de las vías  de los ferrocarriles  Mitre y Belgrano, entre Avda. Génova  y Juan José Paso, comenzó a asentarse desde las nuevas inundaciones  de 1983.

 

Otros núcleos más reducidos están asentados en Villa  Banana (Av. Godoy y Felipe Moré) y Cerrito al 4700.


Si bien es difícil determinar con exactitud la cantidad  de estos residentes en nuestra ciudad, puede estipularse en 400 familias y entre 2000 y 2500 personas.


Agrega Garbulsky: “La crisis económica argentina ha hecho que las demandas de trabajo y condiciones dignas  que motivaron su migración, sigan insatisfechas.

Tienen trabajos ocasionales (changas) ventas de artesanías, mendicidad y cirujeo, son formas complementarias para la subsistencia de los quom o kom.

 

Bibliografía:

Historia sagrada del pueblo kom en el país chaqueño, del argentino Flavio Dalostto, quien ya ha publicado los tomos 1 y 2 de una colección de 5.

La expuesta en el texto.

 

Quom.Calle. Topografía:

Corre de N. a S.  a la altura de Dr. Maradona 6100.

Carece de denominación oficial.

Recuerda  a los pueblos originarios: su origen y establecimiento en Rosario.