Quichuas o quechuas

Quichua, quechua o kechua es un etnónimo empleado para designar a pueblos indígenas originarios o emigrados de los actuales estados de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y el Perú. El nombre deriva del quechua, familia de lenguas extendido por gran parte de la región cordillerana y relacionada con el Imperio incaico.


La variante «quichua» se utiliza en Ecuador, en la selva norte del Perú (véase Napuruna y Llacuash) y en Argentina.


Quechuas en Argentina.


La Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas (ECPI) 2004-2005, complementaria del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2001 de Argentina, dio como resultado que se reconocieron y/o descienden en primera generación del pueblo quechua 175.561 personas en las provincias de Jujuy, Salta y Tucumán.


El Censo Nacional de Población de 2010 en Argentina reveló la existencia de 255 493 personas que se auto reconocieron como quechuas en todo el país, 19 630 de los cuales en el Gran Buenos Aires, 9856 en la Ciudad de Buenos Aires, 8448 en el interior de la provincia de Buenos Aires, 4391 en la de Mendoza, 3137 en la de Córdoba, 2105 en la de Santa Fe, 201852 en la de Jujuy, 9815 en la de Santiago del Estero, 10000 en la de Salta, 675 en la de Chubut, 661 en la de San Luis, 21658 en la de Tucumán, 513 en la de Río Negro, 420 en la del Neuquén, 399 en la de Catamarca, 364 en la de Santa Cruz, 300 en la de Entre Ríos, 293 en la de La Rioja, 213 en la de La Pampa, 201 en la de Tierra del Fuego, 199 en la de San Juan, 159 en la del Chaco y 140 en la de Corrientes.


Quechuas en Bolivia


La población que se auto reconoció como quechua en el censo boliviano de 2001 fue de 1 555 641 personas. Este número bajó a 1 281 116 en el censo de 2012.9.


Quechuas en Perú


Actualmente los pueblos quechuas en el Perú lo constituyen un conjunto grande y diverso de poblaciones andinas de larga data, que tienen como idioma materno el quechua, en sus distintas variedades. Aunque no son las únicas, entre ellas se puede señalar a los chopcca, los chankas, los huancas, los huaylas, los kanas, los q’ero y los cañaris.

Juntas, estas poblaciones integran  una parte mayoritaria de la población indígena en el Perú, ya que, de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda del año 2007, la población del país cuya lengua materna es el quechua asciende a 3’360,331, lo que constituye el 12.3 % de la población censada. Si bien no se ha llevado a cabo en el país un censo de poblaciones indígenas, la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) de 2015, revela que el 23.2 % de la población nacional, se considera quechua “por sus antepasados y de acuerdo a sus costumbres”.​


La tradición textil de Otavalo y la calidad de sus piezas textiles fue la causante del progreso de aquella zona durante el virreinato del Perú. Hacia los años sesenta, se inició una diversificación textil en cuanto a diseños, incluyendo incluso (por motivos turísticos), diseños de inspiración azteca y europeos; teniendo en cuenta que las comunidades quechua de Otavalo prácticamente monopolizan la producción textil indígena del Ecuador además de ser parte obligada de los corredores turísticos de ese país.


Los diversos estudios históricos constatan una tradición textil en los Andes que antecede a nuestra era. Las fibras utilizadas por los quechuas tradicionalmente pueden ser de origen vegetal (algodón) o animal (fibras de alpaca o vicuña).


Una constante en el arte textil quechua es la considerable pérdida de las prácticas antiguas de teñido sobre la base de tintes vegetales y minerales, cambiando paulatinamente estos tintes artificiales; a pesar de esto algunas comunidades conservan las tradiciones de teñido ancestrales. Igualmente las técnicas utilizadas en la antigüedad han ido cambiando introduciendo desde la colonia técnicas occidentales como el tejido a pedal, entre otros. 


El arte textil en Bolivia, Ecuador y Perú fue estudiado minuciosamente por el etno - historiador ucraniano John Murra.


En el caso de los quechuas del Perú, la tradición textil también tiene características particulares que tienen variantes regionales muy marcadas. John Murra afirmó que en el Perú el arte textil era como un sello de identificación entre las comunidades andinas.


La comunidad quechua de la isla de Taquile es una de tantos grupos quechuas que destacan por su arte textil, el arte textil de Taquile fue proclamado por la Unesco como Obra maestra del patrimonio oral e intangible de la Humanidad en 2005 y posteriormente inscrito en la Lista representativa del patrimonio inmaterial de la Humanidad.


El arte textil taquileño destaca por el cinturón calendario, que es una pieza de arte textil en donde el tejedor marca los principales momentos de la vida agrícola y comunal de Taquile; el chullo taquileño también es un elemento de particular identificación étnica pues cada varón desde muy temprana edad aprende a tejer su propio chullo, a su vez los motivos del chullo taquileño indican el estatus dentro de su comunidad.


 El pueblo Quechua  en Chile se estableció en la zona precordillerana y altiplánica, territorio que comparte con el pueblo aymará.


El pueblo quechua en el territorio chileno representa un grupo minoritario que tempranamente y en distintos períodos ha poblado la zona norte (Ollagüe) en la III Región.

Luego del proceso de domesticación de plantas y animales, la zona de Ollagüe fue ocupada, de manera dispersa, por grupos de pastores vinculados culturalmente a los habitantes del altiplano boliviano colindante, particularmente con Lípez. Consolidado el sistema de vida agropastoril, entre los años 900 al 1.380 d. C., se continuó ocupando el sector oeste del salar San Martín, que además de la caza de guanacos y avifauna, aseguraron la supervivencia y reproducción de los rebaños de llamas y alpacas.

En las comunidades del Ecuador destacan las chalinas jaspeadas en la ciudad de Cuenca, las alfombras de puntos anudados elaborados en la localidad de Guano, además de los tapices de algodón y los bordados de la provincia de Cañar. La zona de Otavalo tuvo una tradición textil anterior a los incas, con la civilización de los caras, las tradiciones textiles preincaicas fueron en base al algodón y con la llegada de los incas se introdujo las fibras animales.

Una vez anexado este territorio al Estado chileno —después de la Guerra del Pacífico (1879)—, se transita de un sistema de dominación neocolonial —sostenido por el Estado boliviano— marcado por el impuesto a la tierra de los indígenas, a una economía capitalista de enclave centrada en la minería.

Las poblaciones pastoriles de Ollagüe comenzaron a vincularse al desarrollo de la minería bajo diferentes modalidades, ya sea vendiendo sus productos pecuarios a los centros mineros, o, una vez iniciado el funcionamiento de las azufreras y la explotación del cobre a gran escala, con la venta de combustible vegetal – llareta - a estos centros mineros. En este contexto, el trabajo agrícola estuvo  condicionado por las restricciones que impuso el medio ambiente - puna árida salada, escasas precipitaciones y un régimen térmico extremo- .

 

Discriminación étnica a la población quechua


Los crímenes desatados por el accionar de los terroristas del Sendero Luminoso y el contraterror de los Sinchis y otras unidades de la Policía (GC y GR) y las Fuerzas Armadas en el conflicto armado interno en el Perú desde 1980 causaron que los grandes afectados sean las comunidades campesinas serranas, esencialmente quechuas. Investigaciones de la CVR señalan que cerca de tres cuartos de los 70 000 muertos estimados eran quechuas, cuando las cabezas de los bandos enfrentados eran mayoritariamente blancos y mestizos.

En 1969, el director de cine Jorge Sanjinés trató el tema de la esterilización de las mujeres quechuas y aimaras en el filme quechua Yawar Mallku.

Las políticas de esterilización forzada durante el gobierno de Alberto Fujimori afectaron casi exclusivamente a mujeres quechuas y aimaras, siendo más de 200 000.


La discriminación étnica se percibe hasta en los niveles parlamentarios, cuando los recién electos miembros del parlamento peruano Hilaria Supa Huamán y María Sumire tomaban su juramento de posesión en idioma quechua.

Prácticamente todos los quechuas de los Andes han sido nominalmente católicos desde la época colonial. Sin embargo, las formas religiosas tradicionales persisten en muchas regiones, mezcladas con elementos cristianos. Los grupos étnicos quechuas también comparten las religiones tradicionales con otros pueblos andinos, en particular la creencia en la Madre Tierra ( Pachamama ),que otorga fertilidad a quienes regularmente le hacen ofrendas quemadas y libaciones.


 La fiesta de la Pachamama es el dia 1º de agosto, en el que se le rinde tributo a la Madre Tierra, ofreciéndole alimentos, bebidas pidiéndole por lo que les falta.


También es el momento ideal para limpiar el hogar con incienso o hierbas  aromáticas muy coloridas recogidas en la Quebrada de Humahuaca, en San Antonio de los Cobres y en la capital salteña.


También son importantes los espíritus de montaña (apu), así como deidades locales menores ( wak'a ), que todavía son venerados especialmente en el sur de Perú.

Los quechuas llegaron a un acuerdo con su repetida experiencia histórica de la tragedia en forma de varios mitos. Estos incluyen la figura de Nak'aq o Pishtaco, el asesino blanco que chupa la grasa de los cuerpos de los pueblos indígenas que él mata.

 

Bibliografía:


Cráneos - trofeos en las sepulturas indígenas de  la Quebrada de Humahuaca (Pcia. De Jujuy).Archivo del Museo Etnográfico N1º.Buenos Aires, 1930.
Imbelloni José::”Los pueblos deformadores de los Andes”.Anales del Museo Nacional de Historia Natural.Vol. XXXVII.Pág.209 – 253..Buenos Aires,1931 -33.


Quichuas o Quechuas.Calle. Topografía:
Corre de N. a s. a la altura desde Pasaje Tobas  a  Juan B. Justo7900.
Se le impuso ese nombre por D.4576 del año 1977.
Recuerda al etnónimo Quichua, quechua o kechua, empleado para designar a pueblos indígenas originarios o emigrados de los actuales estados de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y el Perú. s El nombre deriva del quechua, familia de lenguas extendido por gran parte de la región cordillerana y relacionada con el imperio incaico.