PUJATO HERNÁN (1904 – 2003)

Nació en los albores del siglo XX, en un hogar integrado porJosé Diego Pujato y de Martina García. Realizó sus estudios primarios en la Escuela Independencia de Diamante, Entre Ríos, y los secundarios en el Colegio Lassalle, en la ciudad de Buenos Aires.


 Ingresó al Colegio Militar el 1º de marzo de 1922 de donde egresó como subteniente de Infantería el 24 de julio de 1924.


 En 1927 se desempeñó en el Regimiento 16 de Infantería de Montaña, en la localidad de Uspallata, provincia de Mendoza.


Allí adquirió la aptitud de esquiador militar y desarrolló una gran actividad de montaña; en 1929 intentó llegar a la cumbre del Aconcagua, abandonando a los 6.600 metros debido a un fuerte temporal.


En 1935 ingresó a la Escuela Superior de Guerra, de donde egresó con el título de Oficial de Estado Mayor en 1938. Fue destinado nuevamente al Centro de Instrucción de Montaña en la provincia cuyana.


Estando destinado como agregado militar a la embajada argentina en Bolivia, siguió con atención los planes de reconocimiento del territorio antártico próximo a la Argentina, que habían comenzado con la expedición en 1942 del capitán Alberto J. Oddera y otras subsiguientes.


Hasta esas fechas, la cartografía de la región era apenas vestigial, y el desconocimiento sobre los aspectos biológicos y geológicos de la misma era casi total.
En 1949 Pujato, entonces coronel, presentó al presidente Juan Domingo Perón un detallado plan de acción que incluía la instalación de bases científicas y poblacionales en la Antártida, así como la creación de un instituto científico a efectos de investigación.


El interés oficial en el proyecto llevó a que se lo destinara a Estados Unidos y Groenlandia a fin de adquirir los conocimientos técnicos necesarios para la supervivencia en latitudes extremas.


Las labores de preparación concluyeron en 1951, y el 12 de febrero de ese año el transporte patagónico Santa Micaela, propiedad de Pérez Companc, comandado por el capitán Santiago Farrell, zarpó con el material necesario para construir una instalación permanente en el territorio antártico.


La Primera Expedición Científica a la Antártida Continental Argentina erigió el 21 de marzo la base San Martín, en la bahía Margarita, el primer asentamiento humano al sur del círculo polar antártico y la primera base científica argentina en el territorio continental antártico. A partir de la base, equipos en trineo recorrieron la zona, recabando información geográfica.


El 29 de marzo se iniciaron las comunicaciones aéreas entre la base San Martín y el destacamento naval Melchior, y en diciembre se demostró la posibilidad de conectarlas directamente con el continente, gracias al vuelo de un hidroavión partido de Río Gallegos que lanzó sobre la base útiles y correo.


Ese mismo año, Pujato fue nombrado General de brigada y titular del recientemente creado Instituto Antártico Argentino (IAA); insistió, de acuerdo con su plan, en que éste dependiera del Ministerio del Asuntos Técnicos, no de las autoridades militares, afirmando que la tarea principal de las bases antárticas era la investigación.


En 1952 se experimentó con las comunicaciones aéreas; el 7 de febrero dos hidroaviones partieron de Río Grande, en Tierra del Fuego, y aterrizaron en la Antártida, regresando tres días más tarde. En marzo, el ARA Bahía Aguirre llevó a la base San Martín el primer helicóptero empleado para la fotografía aérea en la Antártida.


En 1954, pese a los informes desfavorables, promovió la compra de un rompehielos; finalmente se adquiriría en Alemania el potente ARA San Martín, con la intención de alcanzar el final del mar de Weddell. El 20 de diciembre de 1954 zarpó, con Pujato a bordo, con la impedimenta necesaria para instalar la base antártica Belgrano.


El 18 de enero de 1955, tras alcanzar la costa sur del mar de Weddell, se fundó ésta, la más austral del mundo en su momento.
Las tareas de exploración se llevaron a cabo por tierra, empleando trineos, y por aire, con dos monoplazas traídos a tal efecto, que alcanzaron los 83º 10' de latitud sur; Pujato piloteó personalmente muchos de los vuelos de reconocimiento. El éxito le valió el nombramiento de General de división.


Ante la situación política que vivía el país tras la autodenominada Revolución Libertadora, Pujato pidió el pase a retiro y se ausentó por un tiempo. No había podido alcanzar el Polo Sur, pero ya había encontrado quien pudiese terminar lo que él comenzó: el coronel Jorge Edgar Leal.


A fines de 1982, cuando una poderosa Fuerza de Tareas británica se aprestaba a atacar las islas Malvinas, ya un general retirado de 78 años, se presentó al comandante del Ejército ofreciéndose como piloto para estrellarse con un avión cargado de explosivos contra el buque insignia (el portaaviones HMS Invencible) del enemigo. Los militares, abrumados por el gesto, rechazaron cortésmente el pedido.


En 1951 Perón honró a Pujato imponiéndole su nombre al Instituto Antártico Argentino, creado por decreto del Poder Ejecutivo Nacional nº 7338, del 17 de abril de 1951.


En 1981, al cumplirse 30 años del Ejército en la Antártida, se le entregó la Medalla del Ejército Argentino.


En 1983, el 26 de octubre, el Comandante en Jefe del Ejército lo designó Comandante Honorario del Comando antártico del Ejército, por su prestigiosa carrera militar y su permanente preocupación por la actividad antártica Argentina.



Con sus años y toda su experiencia a cuestas y a fines de no molestar, obligando a su cuidado a su familia, el General Pujato decidió internarse en el Hospital Militar de Campo de Mayo, allí ocupó hasta su muerte una humilde y sencilla habitación. Recibía a sus amistades con una bata de la Institución.


Donó sus salarios de militar retirado a ese Hospital para contribuir a su manutención y no causar erogaciones al estado. Quienes lo atendían y los que lo visitaban gozaban de su sabiduría y le pedían que les relatara sus acciones antárticas a lo que jamás se negó.

Recibió el reconocimiento de sus conciudadanos en vida.


Falleció a los 99 años de edad en el Hospital Militar de Campo de Mayo. Sus restos fueron llevados a la Antártida, y descansan en la Base San Martín.

 

Bibliografía:

General de División D. Hernán PUJATO.  Fundación Marambio.

El Diario del Fin del Mundo (17-04-2009). «Se conmemoró el 58º aniversario de la creación del Instituto Antártico Argentino» (en español). Fundación Nuestro Mar.

Fontana, Luis Roberto: Rememoración Histórica 50 años de la Base San Martín.

Campañas antárticas de la Argentina (1950 a 1959).

Enlaces externos:

Hernán Pujato. Wikipedia® es una marca registrada de la Fundación Wikimedia, Inc., una organización sin ánimo de lucro.

 

Pujato Hernán. Avenida. Topografía:

Corre de E. a O. a la altura de Wilde 1700Bis.

Se le impuso ese nombre por O.8108,sancionada el 14 de diciembre del año 2006.

Recuerda al fundador de las primeras bases antárticas del país. En 1967 se nombró en su honor “Cerro Pujato” a una cumbre ubicada en la Antártida.