PRESIDENTE ROCA JULIO ARGENTINO (1843– 1914)

El 29 de julio de 1879, el diario “La Tribuna” de Buenos Aires decía: “La historia del Gral. Roca” se compone de cuatro páginas brillantes: “Curupaytí que le hizo Comandante, Naembé que le hizo Coronel, Santa Rosa que le hizo General y el Río Negro que le haría Presidente”.


Expresa Armando Alonso Piñeiro: “Julio Argentino Roca nació en Tucumán el 17 de Julio de 1843. Miembro de una estirpe singular, de un linaje espiritual que lo hacía distinto de sus congéneres, capaz de leer a Tito Livio mientras esperaba en la tienda de campaña la iniciación de una batalla.”


Julio Argentino Roca​ llevó una vida multifacética, siendo militar, político y estadista argentino que se desempeñó dos veces como presidente de la Nación Argentina, desde 1880 hasta 1886 y desde 1898 hasta el año 1904.


Roca es considerado el representante más influyente de la denominada Generación del 80 dirigiendo la política argentina durante más de treinta años a través del Partido Autonomista Nacional (PAN), partido que se mantuvo 42 años en el poder sin ninguna alternancia, tejiendo complejos sistemas de alianzas con distintas fuerzas, lo que le valió el apodo de “el Zorro”.


​ Lideró la corriente “roquista”, caracterizada por el personalismo y el control del poder político por parte de un pequeño grupo de personas, oponiéndose a las reformas electorales democratizadoras como el sufragio secreto y el voto obligatorio que reclamaban los sectores antiroquistas.


Es conocido por dirigir la Conquista del Desierto, una serie de estratégicas campañas militares contra los pueblos indígenas que habitaban la Patagonia y parte de la pampa.


A la muerte de Alsina, Roca se propuso reconquistar tierras del Sur y para eso y de forma despiadada consiguió los siguientes resultados: vencer cinco caciques principales prisioneros, otro cacique muerto, 1271 indios de lanza prisioneros, 1313 indios de lanza muertos, 1049 indios reducidos y 10.513 indios prisioneros y desplazados de su territorio.


Tal acción amerita versiones muy controvertidas de historiadores consagrados.


Durante sus dos mandatos como presidente (1880-1886 y 1898-1904) acontecieron grandes proyectos de infraestructura de ferrocarriles e instalaciones portuarias; aumento de la inversión extranjera, junto con la inmigración a gran escala desde Europa y Asia; expansión de los sectores agrícola y pastoril de la economía; y laicización de la legislación que fortalece el poder estatal (educación pública y registro civil).


La principal preocupación de Roca en política exterior era poner límites fronterizos con Chile, que nunca se habían determinado con precisión.


Roca aprovechó que en el año 1881 Chile se encontraba librando la Guerra del Pacífico contra Bolivia y Perú, por lo que para Chile era estratégicamente importante no tener un segundo frente militar. Gracias a esto Argentina ganó territorio tras la firma del tratado de 1881.


En 1884 se creó el Estado Mayor del Ejército y se establecieron diversas disposiciones para consolidar el ejército nacional.


En ese mismo año se promulgó la Ley de Territorios Nacionales que puso bajo jurisdicción del poder ejecutivo nueve gobernaciones creadas en los territorios conquistados y ocupados en 1879.


Su logro más importante de su carrera presidencial fue la Ley 1420: piedra fundacional de la educación argentina.


El 8 de julio de 1884 tal ley estableció la educación primaria común, gratuita y obligatoria, a pesar de sus divergencias con la Iglesia, pues la misma confrontaba por la laicidad y la incorporación de contenidos religiosos en los programas escolares.

Su promulgación e importancia consistió en el reposicionamiento de la mujer y la aplicación de los principios fundamentales en la educación actual.
Tal ley es considerada la base primordial del sistema educativo nacional, ya que su eje fundamental se centró en la gratuidad y obligatoriedad escolar con el objetivo de que la escuela fuera un medio al alcance de los niños y niñas.


El 8 de julio de 1884 se promulgó la Ley 1420 que establece la educación primaria común, gratuita y obligatoria. Analizamos los antecedentes y el contexto histórico que llevaron a su promulgación, su importancia en el reposicionamiento de la mujer y la aplicación de los principios fundamentales en la educación actual.


La Ley 1420 fue promulgada durante la presidencia de Julio Argentino Roca y es considerada la base primordial del sistema educativo nacional.


El eje fundamental se centró en la gratuidad y obligatoriedad escolar con el objetivo de que la escuela fuera un medio al alcance de los niños y niñas.
Uno de los temas de confrontación fue la laicidad, la incorporación de contenidos religiosos en los programas escolares.


A los 55 años retornó al sitial presidencial (1898 - 1904) y ya templado su espíritu escucharía el valor de las ideas particulares, y con su experiencia podía ponderar todos los problemas, adoptando aquellas que sus asesores sabiamente elegidos se las comunicaran.


Pudo concluir en paz dos períodos presidenciales, sumados a otras funciones magistrales, como presidente del Senado, embajador en el Brasil y hasta presidente interino de la Nación entre 1895 y 1896.


A la edad de 71 años y quizás esperando contemplar nuevas maravillas de su país, después de regresar a fines de octubre de 1914, regresó estableciéndose en la Estancia La Argentina.


Cuando pensaba dirigirse hacia la Estancia La Larga, después de asistir a los restos del General Campos sufrió un ataque brusco de tos que le quitó el conocimiento.


Dos horas después murió.

Sus restos descansan en el Cementerio de la Recoleta.

roca.html

 

 

 

 

Bibliografía:
La expuesta en el texto.
Marcó del Pont Augusto: “Roca y su tiempo”. Buenos Aires. 1931.
Romero Carranza Ambrosio y otros en: "Controversias políticas del 80". Club de Lectores. Buenos Aires. 1964.

Roca Julio argentino. Presidente. Calle. Topografía:
Corre de N. a S. desde la Av. Wheelwright hasta la calle Ombú.
Se le impuso ese nombre por Ord. 33 del 20 de octubre de 1914.
Recuerda al General julio A. Roca (1843-1914) quien fuera el único miembro del P.E. Nacional, que cumpliera dos períodos completos de seis años.

 

NOTA CURIOSA PARA NUESTRA CIUDAD:
El 25 de mayo de 1879, con motivo de las efemérides patrias, Rosario se engalanó con la presencia del general Julio A. Roca, quien un año atrás había puesto fin a la Expedición al Desierto llegando a las márgenes del río Negro.


Pero esta vez, el joven soldado no arribó por funciones castrenses sino para proclamar su candidatura a la presidencia de la República, reconociendo así el peso político de Rosario y la influencia irresistible del mentor de la Liga de gobernadores, don Simón de Iriondo.


El año 1880 señalaría la culminación de una influencia preponderante de tierra adentro con los lauros en las urnas de “El Zorro” como gustaba apodarlo la prensa política de aquellos tiempos.


Afirma Mikielievich:  El 29 de diciembre de 1882 llegó a Rosario. A las fiestas oficiales con que el señor Presidente de la República fue obsequiado, hay que sumar las dos funciones que la compañía de zarzuelas tenía anunciadas para los días domingo y lunes en el teatro Olimpo. Se interpretó primero "El anillo de hierro" y después "Mantos y capas". La noche del lunes sé dio otra función de gala en su honor.


El 4 de noviembre de 1883, volvió al Rosario, acompañado de numeroso séquito con el objeto de inaugurar la línea ferroviaria del Oeste Santafesino, propiedad de Carlos Casado del Alisal.


El acontecimiento según Juan Álvarez: motivó grandes festejos, y entre ellos unos inolvidables juegos florales, los primeros que conociera la ciudad.


Otra nueva visita:
La inauguración de las obras del puerto tuvo lugar el 26 de octubre de 1902. “Rosario -señala Juan Álvarez- que había conmemorado en agosto el cincuentenario de su declaratoria de ciudad, y en setiembre inauguraba con gran pompa la apertura de la Exposición Rural, volvió a estar de fiesta echando la casa por la ventana.


Al entusiasmo y las perspectivas de progreso que produjo el inicio de la construcción del puerto se agregaron las perspectivas de progreso generadas por la visita del presidente de la República.


El General Roca llegó a la ciudad en el buque Libertad escoltado por una escuadrilla de naves que transportaron 900 hombres de las tres armas. Fueron recibidos por el gobernador de Santa Fe, el doctor Roberto Freyre, el intendente de Rosario, Luis Lamas y muchas otras personalidades.

 

NOTA CURIOSA PARA LOS ARGENTINOS:

El apodo de "Zorro" adquirió en los años de su presidencia especial significación, pues logró encolumnar detrás de sí muchos personajes importantes, golpear con fuerza a sus enemigos y neutralizar personalidades políticas que en sus tiempos habían concebido los destinos del país.

.