PRIMAVERA

 
El origen de la primavera


Los griegos dieron a la humanidad grandes pensadores, la democracia y dioses mitológicos para explicar  el mundo y sus fenómenos.


El rapto de Perséfone explica el origen  de la estación de las flores, que llamamos “primavera”.


Deméter era la diosa de la fecundidad de los campos. Perséfone, su hija, representaba  los poderes de la naturaleza, sus transformaciones  y emergencias cíclicas.


Cuenta Homero que en el Sureste de Europa hubo un tiempo en el que reinaba la eterna primavera.la hierba siempre era verde y espesa  y las flores  nunca marchitaban. No existía el invierno, ni la tierra yerma, ni el hambre.


Artífice de esa maravilla era Deméter, cuarta esposa de Zeus, padre de los dioses, dueño y señor del cielo. De ese matrimonio nació Perséfone, hermosa joven adorada por su madre, que solía acercarse a jugar en un campo repleto de flores.


Un día pasó por allí, el temible Hades, dios de los infiernos que regía en el mundo de los muertos, con su terrible carro tirado por caballos.


Se encandiló con Perséfone y la raptó llevándosela  al subsuelo, su territorio.


Deméter al no encontrar a su hija, con una antorcha en cada mano, para encontrarla emprendió  una peregrinación de nueve días y  nueve noches.


El décimo día, el Sol, que todo lo ve, se atrevió a confesarle quién se había llevado a su hija.


Irritada por la ofensa, Deméter decidió abandonar sus funciones y el Olimpo. Entonces la tierra quedó desolada y sin frutos.


Frente a semejante desastre Zeus se vio obligado a intervenir, pero no pudo devolverle la joven a su madre porque ya había probado la granada, fruto de los infiernos, y le era imposible abandonar las profundidades y regresar al mundo de los vivos.


Sin embargo, pudo llegar a un acuerdo: una parte del año Perséfone  lo pasaría con su esposo y la otra, con su madre.


En ese momento, Deméter mostró su alegría haciendo reverdecer la tierra, con flores y frutos por el contrario cuando la joven  descendía bajo tierra, el descontento se revelaba en la tristeza del otoño y el invierno.


Así explicaban los griegos la sucesión de las estaciones y la alegría de la primavera.


 ¿Por qué? Septiembre  viene de Septem (siete en latín). Se llama así porque era el séptimo  mes del calendario romano hasta el año 153 A. C, fecha que se cambió como inicio del año, de marzo a enero.

 

 

 

 

Bibliografía:
Universitas.Enciclopedia Cultural.Salvat.Editores.Año 1961. Mitología griega
Berjman Sonia: “El verde también es historia”. Revista Todo es historia N°402.Enero del 2001.

Primavera.  Pasaje . Topografía:
Corre  de E. a O.  desde 3000 hasta 3099  a la altura de Amenábar 3100, paralela  a Av. Francia 3000.
Carece de designación oficial.
Recuerda a la estación más preferida por el hombre de cualquier lugar del planeta, porque responde al placer de los sentidos.