PITÁGORAS (580 a. C – 495 a. C)

-Tendréis un hijo de gran belleza y extraordinaria inteligencia, será uno de los hombres más sabios de todos los tiempos – fue el anuncio que la sacerdotisa del templo de Apolo hiciera a Mnesarco, un joyero de Samos la gran isla de la bahía de Ëfeso en el mar Egeo, quien daría a su hijo una educación filosófica.

Era el año 580 antes de Cristo cuando la esposa de Mnesarco tuvo un niño al que dieron el nombre de Pitágoras.

Dieciséis años después, tal como lo había predicho la sacerdotisa, el joven era famoso en su tierra por su ingenio excepcional y su creatividad que le permitían efectuar todas las operaciones matemáticas fundamentales con los primeros 9 números.

Sus maestros decidieron enviarlo a la escuela de Tales, el sabio más famoso de aquella época.

Y en poco tiempo logró sobrepasar el saber de Tales, porque debió sobrepasó su saber porque debió estudiar sus descubrimientos matemáticos y geométricos , precisamente por esos años que descubrió la famosa tabla numérica, llamada pitagórica enunciando simultáneamente teoremas de geometría.

La tradición supone que Pitágoras a los veinte años, empezó a viajar, visitando Egipto y Babilonia, añade que su estancia allí duró treinta y cuatro años.

A su regreso a Samos, encontró la isla en ruinas a consecuencia del ataque de los persas.

Dejando de nuevo su tierra natal, y esta vez para siempre pasó por Atenas, y aún se cree que fue por algún tiempo huésped del oráculo de Delfos., pero su destino definitivo sería una pequeña ciudad del sur de Italia, en el golfo de Tarento, llamado Crotona. Allí, se estableció con un grupo de discípulos.

Los habitantes del lugar debieron de cansarse de aquella colonia de místicos y sabios, cuya influencia, aun sin ellos quererlo, tenía que ser imponderable.

De todos modos practicaba la magia y tenía exagerados escrúpulos de moral.

Puestos en conocimiento de sus principios, los ciudadanos más destacados le confiaron la educación de sus hijos.

En la escuela de Crotona se creía en la inmortalidad del alma y en ella se establecieron severas reglas y se establecieron como principios morales como:”Honra a tu padre y a tu madre. Acostúmbrate a dominar el hambre, el sueño, la lujuria, la pereza y la cólera.”

Bibliografía:
Universitas Enciclopdia Cultural. Salvat Editores:Barcelona.TomoI, pág.112,126,
130 y133. Tomo II, pág.175 y 185. Tomo XIII, pág.149.

Pitágoras.Pasaje. Topografía.
Corre de E. a o. desde7200 hasta 7499 a laaltura de Felipe Moré 200Bis.
Carece de denominación oficial.
Recuerda al sabio filósofo y matemático Pitágoras de Samos (495 a. C - 580 a. C). .