PISCO

Sobre la denominación de origen «pisco», existen  varias versiones,algunas muy controversiales. En el idioma quechua sureño, hablado en gran parte del Perú a la llegada de los españoles, el vocablo pisqu (pronúnciase [pis.qu], también encontrado en las crónicas como pisku, phishgo, pichiu) designa a las aves pequeñas.


 Forma parte del nombre de la toponimia de varias regiones del país, tanto vía el quechua sureño como a través de otras variedades del quechua, donde suele encontrarse de la forma pishqu y similares.

El litoral peruano se ha caracterizado por albergar enormes poblaciones de aves que se alimentan de la abundante cantidad de peces, especialmente en el llamado "Sur Chico". En este rango se encuentran los valles correspondientes a los ríos Pisco, Ica y Grande.


Cien años antes (1453), Chuquimanco, cacique de las tierras al sur de Lima, contemplaba al atardecer bandadas de avecillas que surcaban el horizonte marino, en busca de islas para el reposo.


Eran millares de pájaros que Chuquimanco conocía en su idioma como pishqus. Ellos inspiraron a su pueblo alfarero y le dieron su nombre. Así lo narra en 1550 Pedro Cieza de León en La crónica general del Perú: "pisco es nombre de pájaros".

 

PISCO, como signo geográfico del Perú:
El Mataraju como era conocido por los pobladores fue rebautizado a Pisco porque en su primera ascensión se celebró el logro de la cumbre con la bebida típica del Perú, el Pisco.​
Perú a 4765 de altura, cuenta con un refugio, ubicado en el campo morrena del nevado Pisco.
El nevado Pisco forma parte de la cadena montañosa llamada el macizo Huandoy, ubicado en la parte central de la Cordillera Blanca.
Hay dos picos de las montañas, divididos por un desnivel que llega a los 5580 m. de altura.
Pisco Este (5760 m. de altura .), es  el más alto y  es uno de los picos más populares de toda la Cordillera., mientras  el Pisco Oeste  tiene 5752  de altura.
El nevado Pisco es maravilloso, porque desde la cumbre del lado Este se puede tener un panorama de 360°, considerando como el corazón o el balcón de la cordillera blanca, así que se puede apreciar el majestuoso e impresionante Chacraraju.
Por el Norte se aprecia la Pirámide de Garcilaso, el Artesonraju, Quitaraju, Almayo, y Santa Cruz; hacia el Este los nevados Caráz, aguja, el cerro La Esfinge, y el Huandoy con sus 4 picos.
Hacia el Sur, el Huascarán Norte y Sur, se juntan con  al Chopicalqui.

El nevado Pisco fue escalado el 12 de julio de 1951,por C. Kojan, G. Kojan, R. Leininger y M. Lenoir.​expedición Franco - Belga, instalando campamento alto en el collado formado entre el nevado Huandoy y el Pisco.
Posteriormente en el año 1955, H. Huber, A. Koch, G. Morales, P. Méndez realizaron ascensión alpina desde un campamento ubicado a 4800 metros.

 

Bibliografía:
Los Andes ~ Nevado Pisco Pg.68.
 Ascensos a la Cordillera Blanca entre 1961 y 1970.
Enlaces externos:
 Revista “ Montañas Peruanas Nº 004”.

Pisco.Calle. Topografía:

Corre de NO. a SO. a la altura de Gregoria Matorras al 1900.

Carece de designación oficial.

Recuerda a una cumbre montañosa del territorio peruano.

 

PISCO como bebida característica de ese país:
El pisco peruano es una denominación de origen que se reserva a la bebida alcohólica aguardiente de uvas que se produce en el Perú desde finales del siglo XVI.
En el valle de Pisco habitó un grupo humano hace más de dos mil años, destacado por su cerámica y que, en la época del Imperio inca, se caracterizó por sus notables productos alfareros, denominados piskos.
Desde aquella época, uno de estos productos de alfarería eran los recipientes o ánforas, que servían para guardar bebidas de toda naturaleza, incluso las alcohólicas.
A aquellos  recipientes se les llamó piskos.
Es uno de los productos bandera peruanos y sólo se produce en la costa (hasta los 2000 m  de altura) de los departamentos de Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna.

Con la fundación de Lima en el año 1535, como Ciudad de los Reyes, se colocaron las primeras piedras para la edificación de iglesias en el Perú y con ello nació la necesidad de surtir de vino para la celebración de los actos litúrgicos.
La primera vid llegó al Perú a fines de la primera mitad del siglo XVI, proveniente de las islas Canarias.
​ El marqués Francisco de Caravantes se encargó de importar los primeros sarmientos de uva recibidos de dichas islas y así se iniciaron las primeras plantaciones de vid en estas tierras, en las zonas más fértiles.

Durante los siglos XVI y XVII el Virreinato del Perú se convirtió en el principal productor vitivinícola en América del Sur, siendo su epicentro el valle de Ica, en el que Jerónimo Luis de Cabrera fundó, en 1563, la "Villa de Valverde del Valle de Ica" (actual Ica).​
En 1572, se fundó el pueblo de "Santa María Magdalena del Valle de Pisco'". No obstante lo anterior, cronistas de la época darían cuenta que "fue en la hacienda Marcahuasi, en el Cuzco, donde se produjo la primera vinificación en Sudamérica".​

 

En un inicio, la producción de uva se destinó únicamente a la elaboración de vino, pero poco a poco se abrió paso también el aguardiente.
Según el historiador peruano Lorenzo Huertas, la producción del aguardiente de uva en el Perú se habría iniciado a mediados del siglo XVI; además agrega que los estudios del estadounidense Brown Kendall y del alemán Jakob Schlüpman dan cuenta que "la expansión del mercado del vino y el aguardiente se produjo en el último tercio del siglo XVI".​

En el Archivo General de Indias se encuentra una petición efectuada por Jerónimo de Loaysa y otros, para "poblar en el valle de Pisco bajo ciertas condiciones", la que fue aprobada por la Corona española el 10 de febrero de 1575.
 En el mismo archivo, se encuentra copia de una real provisión de 26 de noviembre de 1595, por la que se dio a Agustín Mesía de Mora, el título de "escribano público, de minas y registros y despachos de navíos del puerto de Pisco, en Perú".

El investigador peruano Emilio Romero señala que, en 1580, sir Francis Drake incursionó en el puerto de Pisco y pidió un rescate por los prisioneros que tomó; los aldeanos para completar el rescate le pagaron con 300 botijas de aguardiente de la zona.9​
Posteriormente, en 1586, se prohibió la venta en Panamá de "vino cocido" proveniente del Perú, ordenándose "Que en la ciudad de Panamá [...] ningún tabernero [...] pueda vender ni venda en público o secreto ningún vino cocido [...] Todo lo que se vendiere en las tabernas y pulperías de estos reynos [sea] sin mezcla de cocido";​ luego se prohibiría la exportación de cualquier clase vino a Panamá, por una disposición de 17 de diciembre de 1614, que prescribía "Que ninguna persona [...] pueda llevar a la ciudad de Panamá vino del Perú de ningún género".

En 1613 se registró en Ica un testamento que deja constancia documental de la elaboración de aguardiente de uva en dicha zona.

A partir de 1617 se incrementó la producción de aguardiente de uva a gran escala vendido por los jesuitas en Lima, Arequipa, Cuzco, Ayacucho y Potosí en el Alto Perú.6​ Lorenzo Huerta indica que los estudios de Brown Kendall y de Jakob Schlüpman demostrarían que la expansión del mercado del vino y el aguardiente "logró límites inusitados en el siglo XVII".

.
La primera identificación del aguardiente con el lugar –"aguardiente de Pisco"–, habría sido realizada en 1749 por el español peninsular Francisco López de Caravantes, al exponer en su "Relación" que se conserva manuscrita y que está datada en 1749, que "el valle de Pisco, sigue siendo el más abundante de excelentes vinos de todo el Perú.
Desde allí uno que compite con nuestro Jerez, el llamado "aguardiente Pisco", por extraerse de la uva pequeña, es uno de los licores más exquisitos que se bebe en el mundo.".

En un documental exhibido por History Channel, el antropólogo peruano Jorge Flores Ochoa explica que este aguardiente de uva comenzó a elaborarse en el poblado de Pisco y era distribuido a lo largo de la costa peruana, llegando incluso a las costas chilenas.
El incremento de la producción local de aguardiente y de vino permitió su exportación a variados lugares del Imperio español, el cual se efectuaba principalmente por el puerto de Pisco. El comercio creció a mitad del siglo XVII y los embarques iban con destino a diversos puertos del Pacífico.

A pesar de las prohibiciones que la Corona quiso imponer a la producción y el comercio de vinos en el Perú, el destilado típico de este país, elaborado a partir del vino fermentado de ciertas variedades de uvas (Vitis vinifera), cuyo valor ha traspasado sus fronteras, hacia el mundo, como lo atestiguan los registros de embarques realizados a través del puerto de Pisco hacia Europa y otras zonas de América, desde el siglo XVIII Y XIX , tales como el Reino Unido, España, Portugal, Guatemala, Panamá, y a Estados Unidos.
Bibliografía
Austral Spectator (2004). «Apuntes sobre Grapas, Piscos y Singanis». Viñas, Bodegas & Vinos de América del Sur. Ediciones Granica S.A.
Schuler Rauch, Johnny (2006). Pasión por el Pisco - Rutas Y Sabores. E. Wong S.A., Lima, Perú.
OImedo, Claudia y Greve, Daniel 40 grados. La primera guía del pisco chileno. Daniel Alfredo Greve. (2011).
Enlaces externos
 Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Pisco.