PIANO domingo

El barrio La Guardia recibe su nombre gracias a una devoción mariana nacida  en Génova Italia el 24 de agosto de 1490 (cuando la Virgen se le apareció con el niño en brazos a un humilde campesino) Benedetto Pareto, quien labraba la tierra.


Nuestra Señora le pidió que levantase un templo pero el noble hombre le respondió que él era pobre y no podía hacerlo. La Virgen le prometió ayudarlo y después de un accidente, pudo levantar una humilde capilla donde hoy en Génova se erige un opulento santuario visitado por millones de fieles de todo el mundo.


 Desde ese lugar  una imagen semejante fue  traída a nuestras tierras  por los inmigrantes genoveses.


De ellos surgió la idea de la construcción de una parroquia alrededor de la cual, en 1930 la urbanización de las tierras que cumplían  la función de quintas.


La iglesia pudo construirse  gracias a la solidaridad  de los vecinos, es decir en terrenos donados por Juan Cabanellas  y Pedro Ghiglione, el 25 de enero de 1856.

iglesia.html


Cuatro años después que Rosario fuera declarada ciudad, 1852, por el general Urquiza.


Los vecinos del barrio La Guardia cuentan que dos familias cuyos apellidos le dan nombre a dos pasajes del barrio fueron: Piano y Gighlione.


El abuelo Domingo Piano fue un simple changarin que ofrecía sus servicios en los puertos de Génova hasta que decidió partir hacia la América a invitación de un gran amigo llamado Menego.


Primero llegaron a Montevideo en la bodega del barco, más tuvo un accidente, al resbalar se golpeó la espalda. Tal hecho no impidió que se dirigiera hacia Rosario donde trabajó como pastero y pudo ahorrar para comprar un terreno “La quinta de Piano” que abarcaba diez manzanas. Eso fue en 1870.


Domingo se casó con Luisa Gighlione, hermana de Pedro, quien había sido el donante del predio donde se edificó la Iglesia.


En esa etapa de la historia de nuestra provincia gente como Piano tuvieron que soportar serias dificultades para comenzar su acción en el país, pues no contaban ni con herramientas ni con servicios de salubridad, y menos la protección del Estado.


Así debieron ingeniarse contra las incursiones de los indios.


La vasta zona ocupada por Piano y familia sirvió de asiento al cultivo del trigo y del maíz que hicieron que a partir de 1880 Argentina fuera la proveedora del pan en el mundo entero.


Después de haber formado una familia prolífera de cinco hijos, los abuelos Domingo y Luisa murieron; él por enfermedad, y ella por dolor. El velorio con dos carruajes se hizo famoso y se transformó en una de las historias y leyendas preferidas del barrio.

 

 

 

 

Bibliografía:
La historia de Rosario desde la mirada de sus vecinos de barrio La Guardia. Diario La Capital. 12 de octubre 1997.

Piano. Pasaje. Topografía:
Corre de N. a S. a la altura de Av. Uriburu 1300.
Carece de designación oficial.
Recuerda a los forjadores del cereal y fundadores de uno de los barrios que hoy integran la ciudad rosarina.