PETRONE FRANCISCO (1902-1967)

Nos dice Ernesto Castrillón: "Como el título de su recordado film "Todo un hombre", 1943, dirigido por el francés Pierre Chenal, Francisco Petrone representó en la escena, y lo que es más difícil, fuera de ella, la figura solidaria y heroica del que defiende lo que piensa cuando todos callan." En efecto, el artista que durante la Segunda Guerra Mundial no se había privado de disimular su posición antifascista, al término de ésta tampoco se esforzó en demostrar su evidente antiperonismo.

Tanto que el diario La Nación del 27 de junio de 1949 se refería con respecto a su posición política con estas palabras: "Ese artista ha sido llamado en distintas oportunidades a interpretar piezas determinadas en el teatro o en empresas cinematográficas, y sea al comenzar la preparación de su labor o un poco antes, se le anuncia que se ha desistido a rodar el filme si se lo incluye en el elenco. De este modo se halla ese actor prácticamente eliminado de los escenarios del país, y acaso se vea obligado a expatriarse".

En efecto, pagó muy caro no arrodillarse ante la arrolladora fuerza del 45 que llegaría a dominar el mundo de la cinematografía y el teatro. Los peronistas de la primera hora prohibieron por razones torpemente domésticas a figuras señeras de nuestra escena nacional. Prohibieron a Arturo García Buhr, Libertad Lamarque, Niní Marshall y Francisco Petrone.

"Nos dice Castrillón: "Desde los 18 años, cuando ingresó al teatro como humilde comparsa, allí comenzó el prolongado romance de Petrone con las tablas, y desde mediados de los años 30, con el celuloide".

Petrone entró al cine empujado por la astuta visión del productor Arturo S. Mom con quien filmó "Monte criollo", continuando después con gran éxito "La fuga" en 1937 dirigido por Saslavsky, y en 1939 se consagró en "Prisioneros de la tierra", la mejor película que dirigiera Mario Sóffici. Su oficio teatral abarcó desde las más consagradas obras de O' Neill y Aristófanes hasta las más populares piezas de Vacarezza. Al interpretar "Un guapo del 900" conoció un contundente reconocimiento del público.

Seguramente para éste hubiera sido mejor la genuflexión que muchos de sus compañeros de trabajo y amigos hicieron en aquellos nuevos tiempos políticos.

La imagen del desempleo y la impotencia de luchar por sus ideales lo obligó en 1950 a irse del país en una gira teatral que lo llevaría a Méjico.

Por no aceptar el sistema, en nuestro país, su carrera teatral estaba definitivamente truncada, la cual recién después de setiembre del 55 se reiniciaría, pero el momento del cenit de su trayectoria actoral ya había pasado.

A su regreso hizo el intento de levantar una carpa en Once, pero las malas condiciones climáticas y económicas, terminaron de enterrar sus nuevos sueños.

Seguramente para éste hubiera sido mejor la genuflexión que muchos de sus compañeros de trabajo y amigos hicieron en aquellos nuevos tiempos políticos.

Por no aceptar el sistema, en nuestro país, su carrera teatral estaba definitivamente truncada, la cual recién después de setiembre del 55 se reiniciaría, pero el momento del cenit de su trayectoria actoral ya había pasado.

A su regreso hizo el intento de levantar una carpa en Once, pero las malas condiciones climáticas y económicas, terminaron de enterrar sus nuevos sueños.

.No hay duda que aquel niño humilde del Abasto, nacido en 1902, llamado en la vida real Francisco Antonio Petracca, el que un día llegaría a ser "el Gary Cooper argentino" en las décadas del 30, 40 y en las primeras del 50 del siglo XX" fue un hombre de típico cuño inmigrante, que hubo legado de aquel humilde carrero un inapreciable acervo de costumbres ancestrales: tesón y constancia invencibles, laboriosidad y sentido de la responsabilidad, hidalguía en la palabra empeñada, tajante, obstinado sin concesiones y sobre todo duro y viril para vencer todas sus carencias. Su escasa educación formal da valor a su biografía: "La historia de un chico miserable que debió trabajar en los oficios menos remunerados: desde peón de una cuadrilla de ferrocarril, empleado en una oficina de correos después, hasta entrar tomado de la mano de su amigo Sebastián Chiola al mundo artístico.

Retirado del quehacer artístico, después de padecer una larga enfermedad, su vida se apagó serenamente el 11 de marzo de 1967.

 

Bibliografía:

Castrillón Ernesto: "Francisco Petrone o el valor de las ideas" en revista "Todo es historia". Año 30 Aniversario 1967-1997. Mayo de 1997.

 

Petrone. Pasaje. Topografía:

Corre de E. a O. a la altura de Alvarez Condarco 100.

Carece de designación oficial.

Recuerda a Francisco Petrone ( 1902-1967) consagrado artista argentino en el mundo del cine y el teatro.