PAUNERO WENCESLAO (1805 -1871)

Nació en Colonia del Sacramento, hoy República Oriental del Uruguay, entonces parte del Virreinato del Río de la Plata, el 28 de septiembre de 1805, siendo hijo de Juan Paunero Caballero, quien se asentó allí en las postrimerías del siglo XVIII, y de Manuela Delgado Martínez, ambos españoles.

Durante un corto tiempo concurrió al Real Colegio de San Carlos de la ciudad de Buenos Aires, pero la falta de medios económicos, pues su familia no tenía fortuna- lo obligó a dedicarse a ganar su sustento, postergando sus estudios.

Se incorporó al Ejército Argentino en 1825, y el gobierno lo puso al mando del contingente aportado por la provincia de Corrientes para la Guerra decon el Brasil.

B ajo el mando de José María Paz participó en la Batalla de Ituzaingó.

Al regreso del frente, fue asignado a las tropas que asediaban Colonia, que no había sido evacuada aún por los brasileños, y fue tomado prisionero por los sitiados.

Enviado a una prisión en Río de Janeiro, fue canjeado por un oficial imperial.

Volvió en enero de 1829 a Buenos Aires, donde el general Juan Lavalle, que acababa de usurpar el gobierno de la provincia, lo nombró capitán.

Se unió a las fuerzas con las que Paz invadió Córdoba, e intervino en las batallas de San Roque, La Tablada y Oncativo, en que fueron derrotados Juan Bautista Bustos y Juan Facundo Quiroga.

Entre estas dos últimas batallas, fue ascendido al grado de mayor y enviado por Paz a iniciar conversaciones con Quiroga.
Luchó contra los federales de Santiago del Estero bajo el mando de Román Deheza y pasó a la frontera con los indios. Tomado Paz prisionero y derrotado su ejército en la batalla de La Ciudadela a órdenes del general Lamadrid, debió huir a Bolivia.

Allí contrajo matrimonio con la hermana del presidente José Ballivián y representó diplomáticamente a su país de nacimiento, la República Oriental del Uruguay.

Fundó en La Paz el diario "La Época" y lo dirigió hasta que su traslado a Chile. Durante su exilio conoció y trabó una estrecha amistad con Bartolomé Mitre, también exiliado.
Y allí también tomó contacto con Domingo Faustino Sarmiento y con Juan Bautista Alberdi, entre otros. Producido el pronunciamiento de Urquiza, se embarcó hacia Buenos Aires, con Sarmiento y Mitre.

 

A fines de 1851 se enroló como coronel en las tropas orientales que hacían la campaña contra Juan Manuel de Rosas y peleó en la batalla de Caseros.

Después de Pavón, luchó en Cepeda y fue incorporado al ejército de la Confederación, por sus dotes de guerrero, genial en sus movimientos, y en la lucha siempre superior al adversario.

Urquiza, - pensando que podía tener aptitudes políticas - lo nombró interventor junto con Juan Saá en la provincia de San Juan, pero tuvo serias desavenencias con éste y dándose cuenta que era revolucionario y guerrero a ultranza, lo envió de regreso a Buenos Aires.

 

Después fue enviado a Córdoba al frente de una expedición unitaria a rajatablas, con el objetivo de asegurar el cambio de los gobiernos federales de todas las provincias. Tras unas semanas de anarquía en esa provincia, Paunero entró en ella y nombró gobernador a Marcos Paz.

Permaneció algunos años más en Córdoba, durante los cuales participó activamente en sucesivos conflictos políticos.

En 1865 nuevamente regresó a las armas incorporándose al ejército que participó en la Guerra del Paraguay. Su primera acción fue atacar a los paraguayos en Corrientes, ciudad que habían ocupado: logró ocupar la ciudad, pero tuvo que evacuarla ante la enorme superioridad numérica del enemigo. Por esa acción fue condecorado por el gobierno nacional.

Trasladó a sus tropas hacia el sudeste de la provincia, en una marcha heroica, y bajo el mando de Venancio Flores peleó en la batalla de Yatay y participó en el sitio de Uruguayana. En el frente paraguayo luchó en Paso de la Patria, Estero Bellaco, Tuyutí, Yataytí Corá y Curuzú.

En las postrimerías del gobierno de Mitre fue designado Ministro de Guerra y Marina, y con motivo de las elecciones presidenciales de 1868 fue candidato a vicepresidente en la fórmula oficialista que encabezaba Rufino de Elizalde.

Fueron derrotados por Sarmiento, que lo designó - entre otras razones de Estado para aliviar su penosa situación económica - Ministro Plenipotenciario ante el Imperio del Brasil, en cuya capital, Río de Janeiro, murió el 7 de junio de 1871.

Sus restos fueron traídos a Buenos Aires en 1891 y descansan en el cementerio de la Recoleta.

Bibliografía:
Bischoff, Efraín, Historia de Córdoba, Ed. Plus Ultra, Bs. As., 1989.
Cutolo, Vicente, Nuevo diccionario biográfico argentino, 7 volúmenes, Ed. Elche, Bs. As., 1968-1985.
Rosa, José María, La guerra del Paraguay y las montoneras argentinas, Ed. Hyspamérica, 1986.

Paunero. Calle. Tpografía:
Corre de N. a S. desde 2880 hasta 2999-2400 -2599.
A la altura de Floduardo Grandoli 3000 ; Ciudadela 3 000.
Se le impuso ese nombre por O. 25 del año 1920.
Recuerda al arrollador guerrero unitario Wecenslao Paunero (1805 – 1871), que participó en múltiples batallas internas y externas de nuestra patria.