PATRICIOS

El Regimiento de Infantería 1 “Patricios” nació el 15 de septiembre de 1806, con motivo de la primera invasión inglesa al Río de la Plata, respondiendo a la proclama del Virrey Santiago de Liniers, que convocaba a todos los ciudadanos a armarse.


Durante la segunda invasión inglesa al Río de la Plata en febrero de 180, Saavedra fue destacado a Colonia del Sacramento con un contingente del “Cuerpo de patricios”, pero ante la caída de Montevideo en manos británicas, evacuó la plaza hacia Buenos Aires en febrero de 1807.
Todo el cuerpo tuvo su bautismo de fuego en la capital del virreinato el 4 de julio de ese mismo año, defendiéndola durante la segunda invasión.


Se designaron como jefes del Cuerpo de Patricios con el grado de Teniente Coronel a los Comandantes don Cornelio de Saavedra, don Esteban Romero y don José Domingo Urien.


El 1 de enero de 1809 el Cabildo de Buenos Aires, con apoyo de los cuerpos militares españoles, intentaron reemplazar al virrey Liniers por una Junta de Gobierno encabezada por Martín de Álzaga y dar forma así a la “España americana”, ante el sojuzgamiento de la “europea” por los ejércitos napoleónicos, hecho conocido como la asonada de Álzaga.

Cornelio Saavedra, con la legión a sus órdenes y el concurso de los otros cuerpos nativos logró hacer abortar el movimiento y asegurar la autoridad del virrey, obteniéndose como consecuencia de estos acontecimientos la disolución de los cuerpos españoles sublevados, lo que hizo que el virrey dependiera, en lo militar, casi exclusivamente de este cuerpo.

Quedó así libre el camino para los criollos que buscaban la independencia.


El 13 de enero de 1809 la Junta Suprema de Sevilla dispuso en nombre del rey premiar a los oficiales de los distintos cuerpos milicianos de Buenos Aires reconociendo los grados militares que se les había otorgado.

.
El 11 de septiembre de 1809, el nuevo virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, mediante una providencia reorganizó los cuerpos urbanos de Buenos Aires, disolviendo al 3° Batallón de Patricios por su participación en la Asonada de Álzaga.

Para sofocar las revueltas de Chuquisaca y La Paz, el virrey Cisneros envió desde Buenos Aires un
contingente al mando de Vicente Nieto y del coronel de marina José de Córdoba, que partió el 4 de octubre de 1809.

Dos compañías de patricios al mando del capitán Diego Basavilbaso participaron de la expedición, pero al llegar al Alto Perú, no hizo falta que entraran en combate, pues las tropas entraron pacíficamente en Chuquisaca el 21 de diciembre de ese mismo año.

En los sucesos de mayo de 1810 las fuerzas patricias estuvieron presente, velando con sus armas el nacimiento de la Patria.
Los patriotas tuvieron en Saavedra y en los patricios a actores principalísimos.

La Revolución de Mayo se produjo en el momento elegido por Saavedra, luego que “maduren las brevas”, según su propio decir.

 

Él mismo fue quien designó las guardias para las calles de la Plaza con sus oficiales que estuvieron a las órdenes de Eustoquio Díaz Vélez.
Saavedra asumió la presidencia de la Primera Junta de Gobierno por gravitación lógica y natural de su actuación anterior y elevado prestigio; la propia acta del 25 de mayo fue escrita a puño y letra por un patricio: el subteniente Nicolás Pombo de Otero.

Sus hombres, junto con los llamados chisperos — dirigidos por el ex-patricio Domingo French — llenaron la Plaza de la Victoria, actual Plaza de Mayo, para asegurar el voto a favor de una junta integrada en su mayoría por patricios.

La falta de apoyo de Saavedra al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros fue determinante para la ruptura con España.

El 29 de mayo, sólo 4 días después de asumir el gobierno, la Primera Junta dispuso la creación, en base a los batallones de milicias existentes en Buenos Aires, de los primeros regimientos de infantería de línea, a la vez que anunciaba la futura formación de cuerpos de otras armas.

Fue allí que nació el Ejército Argentino, a partir de su embrión principal: la Legión Patricia.

Bibliografía:
Abad de Santillán, Diego (1965). “Invasiones Inglesas: Preparación para la conquista de Buenos Aires”. Historia Argentina. Buenos Aires: TEA (Tipográfica Editora Argentina). pp. 366.
Luna, Félix “Asonada del 1º de enero de 1809”. En La Nación (en Español). Grandes protagonistas de la Historia Argentina - Buenos Aires: Planeta. Agosto de 2004.
Marfany Roberto : “El pronunciamiento de mayo”. Bs. As., 1958.

Patricios. Calle. Topografía:
Corre de E. a O. desde 600 hasta 1299 a la altura de Buenos Aires 6300.
Se le impuso ese nombre por .O.1578 del año 1961.
Recuerda al Cuerpo de patricios que tuvo una importante participación durante la Revolución de Mayo de 1810.