Pam: Un pasaje entre dos mundos

Así, como a duras penas las calles de Rosario han sido estímulo para escritores de cuentos y novelas, de todas las galerías y pasajes comerciales sólo uno, acaso el que posee un atractivo poético que invita a imaginar historias y tramas , ha entrado en la literatura. Juan Carlos Marini fue quien eligió el Pasaje Pam para que fuera cobijo de una historia policial. Y allí,bajo las luces de sus farolas blancas y en los altos - donde alguna vez funcionaron librerías de viejo -, detectives y asesinos tan parecidos a los salidos de la pluma de Hammlet se buscaron entre oficinas, escaleras y sótanos" Según Rubén Chababo. Revista Vasto Mundo . Junio 1999.

Juan Aguzzi en  revista Multicanal de agosto de 1998 expresa en  "Un pasaje entre dos mundos": "A punto de cumplir cien años, el pasaje Pam  es un espacio único en el centro rosarino, no sólo por sus trazas arquitectónicas sino por su intrínseca capacidad de producir, en quien lo camina, la sensación de haberse haberse ausentado de la ciudad".

La mayoría de los rosarinos que transita por la peatonal, ignora adonde termina el pasaje que se abre en la calle Córdoba 854, de cara al sur, entre Maipú y San Martín, en dirección a Santa Fe.

El corazón del pasaje Pam, que así se denomina, hace un zigzag donde parecen unirse dos galerías caprichosamente y donde son perceptibles las variaciones del tipo de mosaicos del piso, el ancho y los frentes de las oficinas y locales. Arrancan escaleras de mármol, incólumes al paso del tiempo que conducen a oficinas comerciales que le han dado características muy propias.

Establece Aguzzi, con la colaboración del arquitecto Marcelo Chelo Medina:" Según se desprende de un permiso y plano de edificación de 1914, la fachada de calle Santa Fe tiene el aspecto de lo que se denomina "palacio", con una lujosa entrada, molduras heredadas del modernismo y con ventanas desiguales, algunas con balcón".

"La de Córdoba tiene un estilo más difuso- siguiendo el plano en el que aparecen locales comerciales en la planta baja y oficinas del mismo tenor en la alta, semejando un estilo que podría verse como un art déco, tal vez sea una construcción del año 30, a juzgar por sus formas geometrizadas y su estilizado naturalismo".

En la planta alta ingresando por Córdoba, el paseante encuentra un techo de vidrio corredizo, ya no como techo de las dos plantas, sino sólo de la baja , por donde se filtra una luz que resalta su otrora aspecto de inquilinato.

Su apertura se debió a mister Andrés Pam, quien integraba por entonces la colectividad inglesa, escosesa e irlandesa numerosa que a fines del siglo XIX se había instalado en nuestro país, integrada por hombres de negocios, vinculados al comercio y al incipiente sistema bancario.

Pam, a principios del siglo XX era propietario del Almacén Inglés, ubicado en la esquina N.O., de las calles Catamarca y Entre Ríos, aunque asentó su residencia familiar en el pasaje que recuerda su nombre, que fuera construido por Fermín Lejarza.

Mister Pam llegó a amasar una considerable fortuna y dueño de varias propiedades en esa manzana céntrica, ya sexagenario optó por donar sus bienes al Banco de Boston a cambio de una pensión mensual por vida que le permitiese vivir con dignidad sus últimos años.

Dicha contratación fue de muy corta duración porque no transcurridos tres meses de la firma de la misma, el británico fue hallado sin vida en su casa habitación en los altos del pasaje, constatando en el acta de defunción: "Fallecimiento por muerte natural".

El pasaje Pam es un espacio irrepetible dentro de la geografía de la ciudad de Rosario.

 

 

Bibliografía:

La enunciada en el texto.

Mikielievich Wladimir C.:"Diccionario de Rosario". Inédito.

Pam. Pasaje. Topografía:

Corre de N. a S. en la manzana delimitada por las calles Santa Fe, Maipú, Córdoba y San Martín, cubierto en toda su longitud. Sobre él existen oficinas comerciales que desde su apertura le han dado una fisonomía propia.

Carece de designación oficial.

Recuerda al inglés, Andrés Pam, quien estableciera su residencia en dicho espacio.