PARERA BLAS (1777-1830)

 

La evolución del Himno Nacional es historiográficamente incomprensible, pues no están ordenados y separados los documentos de los cantos patrióticos que le precedieron.

Los acontecimientos emancipadores inspiraron numerosas piezas patrióticas. Cuatro de ellas tuvieron música y le fueron asinnados diferentes nombres: canción, marcha e himnos.

En 1810, Esteban de Luca escribió el texto de una mrcha patriótica acompañada de la música de un ciudadano.

En 1812 compuso una canción don Saturnino de la Rosa, con la música de don Blas Parera, el mismo que más adelante escribiera la del Himno oficial.

En ese mismo año, ya fallecido el primer secretario de la Primera Junta de 1810, odiado por unos y amado por otros, pocos meses después de saberse la noticia de su desaparición en medio de los corrillos públicos que llenaban el misterio que se tragó el océano, comenzarían a correr versos: "A la memoria del doctor don Mariano moreno" escritos por el fraile fray Cayetano Rodríguez y cuya música para piano la compondría el maestro Blas Parera.

El día 22 de julio de 1812, el Triunvirato con las firmas de don Feliciano Chiclana, Juan Martín de Pueyrredón, Bernardino Rivadavia y Nicolás Herrera envió un oficio al Cabildo de Buenos Aires en el que establecía la necesidad de crear resortes capaces de inflamar el espíritu público, los que en todos los espectáculos se entonasen al principio de ellos, con la dignidad que corresponde a la marcha de la patria, debiendo entretanto permanecer de pie.

Ese Cuerpo Corporativo en cumplimiento de la iniciativa del gobierno, resolvió comisionar al Regidor Manuel José García la búsqueda de un creador de un texto, quien consideró que fray Cayetano Rodríguez en la letra y Blas Parera en la música, serían los hombres indicados para hacerlo. Más, esta primera composición resultó un poco densa y no satisfizo las necesidades históricas del momento.

El 31 de enero de 1813 comenzó a sesionar la Asamblea General Constituyente. Esta Asamblea, cumbre del Iluminismo en el Río de la Plata, liberó a los hijos de esclavos, suprimió los títulos de nobleza, acabó con la Inquisición y su misión principal era dar una Constitución. No lo hizo, presa por la inestabilidad política interna del país, pero el 11 de mayo de 1813, en el curso de la sesión estableció como "única marcha nacional" al texto de un miembro de esa Asamblea, don Vicente López y Planes, quien escribiera el poema en forma gratuita, mientras que don Blas Parera, lo caracterizaría como una marcha eufórica y tremenda con el dominio del canto todo el tiempo. El catalán cobró sus honorarios por composición como por la ejecución de su música.

Había nacido en Barcelona, en 1777 y atraído por la música desde temprana edad realizó estudios en su tierra natal, hasta que a los veinte años optó por venir al Río de la Plata, trabajando como maestro de piano, violoncelo, como organista en las iglesias y como director más tarde de conjuntos orquestales en los teatros.

Según el eminente musicólogo Carlos Vega, partió Parera en 1818 hacia España, dejando esposa y un niño de apenas un año, obligado porque al exigírsele fidelidad a la patria naciente ( en momentos cruciales del país y por la ola restauradora europea) aquéllos hispánicos que no lo hicieron fueron expulsados por decreto especial, como ocurría con los clérigos embarcados con él.

Nos dice Esteban Buch: Si los historiadores se hubieran limitado a honrar su memoria con la magnitud que es merecedor, los argentinos tendríamos al menos sus cenizas. Sólo "una mención en el registro del puerto, un acta de casamiento, algunos recibos de pago, un par de referencias oficiales, es todo lo que hay para contar una vida que encuadra un origen misterioso y un final incierto. Ni una sola palabra dicha o escrita por Parera ha llegado a la mesa de trabajo de los cronistas, tampoco una sola nota de música salvo el famoso himno, copiado en partituras que ni siquieran conservan la huella de su mano. Incluso su nombre es dudoso; se habla de Parera, pero podría ser Perera o Pareda".

 

 

Bibliografía:

Buch Esteban: "o juremos con gloria morir". Historia de un Épica del Estado. Editorial Sudamericana. Buenos Aires.1994.

Vega Carlos: "La música argentina(1810-1852), en Historia de la Nación Argentina. Academia Nacional de Historia. 2da. ed. Buenos Aires,1947. Vol. VIII.

 

 

Parera Blas. Calle. Topografía:

Corre de E. a O. desde100 Bis hasta1999 a la altura de Bv. Rondeau 1300.

Se le impuso ese nombre por Ord. 25 del año 1920.

Recuerda a Blas Parera (1765-1830) autor de la música del Himno Nacional.

Con anterioridad se denominó calle Alberdi.