PAMPERO

Ireneo Evangelista de Souza, barón y vizconde de Mauá, miembro de una estirpe singular y  de un linaje que lo hacía capaz de emprender aventuras para otros imposibles, poco a poco fue ganándose la consideración de la población de la flamante ciudad de Rosario y del gobierno de la Confederación que le autorizaría el 2 de enero de 1858 la apertura de  un banco con facultad de acuñar moneda y emitir billetes  (Aún existe la estructura exterior en calle Córdoba entre Laprida  y Maipú, sobre la vereda de los números impares).

El ministro de Hacienda  de la Nación acudió en persona a nuestra ciudad  para la inauguración del Banco Mauá y Cía, autorizando a controlar la marcha de la nueva casa de créditos a personas "respetables", entre ellas el Dr. Juan María Gutiérrez- expresa Juan Alvarez.

El hábil negociante brasileño también puso en servicio para unir los puertos de Buenos Aires, Montevideo y Paraná, con escalas de puertos intermedios, entre ellos el de Rosario un vapor llamado "Pampero", el que poseía dos chimeneas, accionado a ruedas y arbolado a pailebot.

A principios de 1859 la Legislatura de Buenos Aires autorizó a repeler por las armas a Urquiza que  desde el 2 de setiembre marchaba al frente de su ejército, ya acampado en Coronda. En vísperas de encuentro el general entrerriano denunció el fracaso de las gestiones conciliadoras y la actitud arrogante de Buenos Aires.

Encontrándose en ese puerto el Pampero, que traía correspondencia llegada por el paquete de Europa, fue detenido por decreto del gobierno porteño el día 26 de abril, en previsión de que dejándolo zarpar pasaría a engrosar la escuadrilla enemiga.

El capitán de aquél, Bartolomé Bossi, comprometido a entregar la nave a la Confederación pero vigilado por los buques de Buenos Aires, hizo levantar la presión en las calderas usando alcohol en vez de carbón, lográndolo en poco tiempo y sin producir humo, con lo que consiguió unirse a cuatro buques de las filas de Urquiza que lo aguardaban aguas afuera.

Definitivamente formó parte de la escuadrilla organizada por la Confederación Argentina en el período de tensión que terminó con la batalla de Cepeda acaecida el 23 de octubre de ese año.

Resultó triunfante Mitre y simultáneamente los pueblos de la provincia de Buenos Aires se pronunciaron a favor de los vencedores y el 11 de noviembre Buenos Aires pasó a integrar La Confederación Argentina, previa jura de la Constitución.
Luego de Cepeda, que señaló  el fin de la carrera política de Urquiza, el Pampero integró la escuadra nacional hasta la guerra del Paraguay siendo destinado en esa contienda a transportar tropas.

Rosario  entre otras virtudes que ya conocemos posee la de ser agradecida, una  callecita en pleno centro recuerda al dueño del Pampero y de aquel banco que sería el segundo dentro de la ciudad, después del de La Confederación.

 

Bibliografía:
Mikielievich Vladimir C: "Diccionario de Rosario"( Inédito)

Pampero. Pasaje. Topografía.
Corre de E. a O. desde2300 hasta 2499, paralela a Salvat 2400. Barrio Nuevo Alberdi.
Carece de designación oficial.
Recuerda a uno de los emprendimientos que llevara a cabo el banquero Barón de Mauá en la década del 50 del siglo XIX.