OUTES FÉLIX (1878 – 1939)

Porteño, nacido en 1878, Outes formó parte de la segunda generación de naturalistas argentinos, continuadores de la obra de Ameghino, Moreno, Ambrosetti y Holmberg.


Si bien descendía de una familia tradicional salteña, cuyos miembros habían sido funcionarios de gobierno, él nació en Buenos Aires en julio de 1878.


Desde temprana edad se interesó por la observación y estudio de la naturaleza, de tal manera que si bien intentó estudiar medicina y abogacía, no culminó tales estudios para dedicarse a la investigación científica, particularmente a la  arqueología y antropología, como áreas complementarias de la geografía y la historia.

 

Apenas cumplidos 20 años escribió “Los querandíes” más la entrega que hiciera a la Revista del Jardín Zoológico que tituló   ”Apuntes arqueológicos”.
Viajó al Viejo Mundo y Estados Unidos pero siempre estuvo ligado  a los avezados científicos Holmberg y Ambrosetti.


Félix Outes fue, quizás, el más destacado americanista que tuvo nuestro país. Se debe a él, la organización del Museo Etnográfico de la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires, hoy "Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti", el más destacado de la Argentina en esa materia.


En 1903, ingresó a la sección arqueología del Museo Nacional de Historia Natural (hoy Museo de Ciencias Naturales B. Rivadavia), lugar en el que permaneció hasta 1911.


También, en ese tiempo, publicó, junto a Luis María Torres, la revista Historia, que fuera una de las más destacadas del momento y en la cual comenzaron a expresarse los historiadores que luego darían cuerpo a la Nueva Escuela Histórica Argentina: Rómulo Carbia, Emilio Ravignani y  Ricardo Levene, entre otros.


 Más tarde, comenzó a dictar clases de etnografía, arqueología y antropología en la Facultad de Ciencias Naturales de La Plata, y dirigió los Anales del Museo, de esa casa de estudios, publicación en la que dio a conocer numerosos trabajos de su área de especialización.


 En 1914 fue designado profesor titular de Geografía Humana en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y a partir de 1917, organizó allí el Instituto de Investigaciones Geográficas.


 En 1930 reemplazó a Roberto Lehmann-Nitsche al frente de la cátedra de Antropología, y se hizo cargo de la dirección del Museo Etnográfico, que mantuvo hasta 1938.


 Al frente del Museo, que en 1930 se trasladó a un nuevo edificio, Outes renovó las colecciones –que cuando asumió alcanzaban el número de 60 mil piezas- colocando  a la institución como centro científico de referencia en el ámbito nacional.


 Fue también un prolífico autor. Entre sus numerosas obras escritas, tanto de carácter arqueológico, como lingüístico, filológico, histórico y antropológico, se pueden mencionar: Alfarería del noroeste argentino (1905); Los tiempos prehistóricos y protohistóricos de la provincia de Córdoba (1911); Los aborígenes de la República Argentina (en colaboración con Carlos Bruch (1910); La expresión artística de las más antiguas culturas preincaicas (1920); La matanza y el río de los querandíes; Memorias póstumas del brigadier Cornelio Saavedra; La Junta de Historia y Numismática americana; Don Juan de Garay, circunstancias que rodearon su muerte.


Elaboraba monografías con gran erudición y profundo sentido crítico, como el estudio cartográfico que hiciera sobre la región platense en la época de la conquista, y con sagacidad sostuvo viajes anteriores a la llegada de Solís en 1516 al Río de la Plata.

 

Esta teoría la asentó en 1902, equivalente  a reconocer la prioridad de los portugueses en estas latitudes, sustentada en la expedición de 1502.
He aquí palabras textuales de Outes:
…”puede afirmarse que el litoral brasileño fue recorrido por los navegantes portugueses que llegaron en sus recorridas  más al sur del Río de la Plata. Revisando los antiguos mapas que ofrecen detalles de la extremidad austral del continente americano, se encuentran nombres geográficos que no pueden haber sido dados por los navegantes lusitanos, así por ejemplo el Río de Jordán, que corresponde al Río de la Plata…”

Francisco de Aparicio, que le sucedió en la dirección del Museo Etnográfico recopiló sus trabajos con pasión de orfebre por eso fueron conocidos más de doscientos trabajos del científico.


 Outes, que murió en 1939, fue uno de los fundadores de la Sociedad Argentina de Antropología e integró la Junta de Historia y Numismática, además de otras muchas academias científicas del país y del mundo.
 

 

Bibliografía:

López de Gómara: “Historia General de las Indias”. Zaragoza 1552.Anglería p. Mártir de: “Décadas del Nuevo Mundo”. Buenos Aires, 1944.

 

Outes. Pasaje. Topografía:

Corre de E. a O. desde 6400 hasta 6599, a la altura de Alzugaray 500.

Se le impuso ese nombre por D. 4674 del año 1977.

Recuerda a Félx Outes (1878 – 1939) investigador de cartas naúticas y otros testimonios que le hicieron sostener que los portugueses llegaron al Río de la Plata, antes que  Solís.