ORTÍZ GROGNET EMILIO (1879– 1932) Puente del poeta

Nació el 17 de agosto de 1879 en la ciudad de Rosario, en el seno de una familia de ingentes recursos económicos pues, era hijo de Don Emilio Ortíz y sobrino de Martín Ortíz.
Realizó sus estudios primarios y secundarios en la ciudad que lo vio nacer, para partir hacia Buenos Aires con el objetivo de cursar la carrera de Abogado, indispensable para escalar en la sociedad tradicional.


Pero el destino de abogado de rábula no era para él. En vez de asistir a las clases en la Facultad de Derecho, participaba de la bohemia del café “La brasileña” y del Hotel “Heider”, donde se juntaban los literatos de su generación, entablando polémicas y debates fundantes, que han sido de una extraordinaria riqueza para nuestro acervo nacional.


En ese ambiente, junto a dos grande personalidades de la Literatura Nacional; su amigo también oriundo de Rosario, Emilio Becher y el novelista nacional Manuel Gálvez, fundaron empresas literarias que perdurarán en la historia de nuestra literatura.


En Buenos Aires formó parte de la redacción del diario El Tiempo, y en 1901 en el diario “El país” organizó un concurso de novelas breves. En ese mismo año, publicó la novela “Susana, “Los dramas “En la sombra”, “El mejor tesoro” y “El conjuro”.


En 1904 estrenó su primera obra teatral “En la sombra” que luego sería traducida al italiano, mientras compartía la bohemia elegante del Hotel Du Helder, donde se reunía con amigos y camaradas de la talla de Payró, Manuel Gálvez y Martín Malharro.

Víctima de una extraña enfermedad a edad temprana, que lo enclavó en un sillón, nuestro escritor expresó: “con resignación silenciosa y con una energía estoica acepté sin quejas y sin congoja mi lenta agonía”. Tal expresión consta en una columna del diario La Nación.

Su delicada salud lo hizo volver a radicarse en su terruño natal dejando un vacío literario en el ambiente porteño que lo tuvo como partícipe y promotor de las letras.


Pero la vuelta, en 1907 no apagó extro poético, ni su creatividad, cuyo resultado más destacado es su obra “Canto a Rosario” que sigue emocionándonos al recorrer la belleza de su escritura y el amor por su ciudad natal.


“Granero de cien pueblos/ fragua de libertades/la villa es un emporio mirando a la ciudades (…) Rica y tolerante, altiva y progresista/ hoy tiene de artesana lo que tendrá de artista/ Su presente pujante a su esfuerzo lo debe/ pues come de su pan y de su vaso bebe.”


Juan Álvarez en su consagrada “Historia de Rosario”, lo recuerda como uno de sus mejores hijos.
El poeta rosarino falleció en 1932, como consecuencia de su estado físico que lo venía aquejando desde hace tiempo atrás.

 

 

Bibliografía:
Battistoni Gustavo, “Mujeres y Hombres de mi Santa Fe” 2013.
Ortíz Grognet, “El poeta que cantó a Rosario”. Diario La Capital, 2 de julio de 1995.

Ortíz Gronet. Puente. Topografía:
El puente sobre la bajada Puccio – construido a nivel de la calle Alvarez Thomas, barrio Alberdi - lleva el nombre del poeta Emilio Ortíz Grognet por O. 47 del año 1937.


Desde sus balaustres (hoy deteriorados) no sólo se contempla el inmenso río Paraná, sino la ciudad que emerge cada día como una urbe mayor y mejor.


Y en su placa como homenaje de la ciudad (hoy desaparecida por el paso del tiempo) rezaba: “A quien le cantó con fervorosa inspiración de hijo”.


Recuerda al poeta Emilio Ortíz Grognet (1879-1932), reconocido por su obra literaria como uno de los mejores hijos de Rosario.