ORTEGA RUFINO TENIENTE GENERAL (1847 -1917)

Expresa el historiador Felipe Pigna: “Hasta la caída de Rosas se vivió en una relativa tranquilidad en las fronteras con el indio, pero a partir de 1853 reaparecieron los malones.


En marzo de 1855, el gobierno de la provincia envió una expedición militar hacia la zona de Azul al mando del coronel Bartolomé Mitre, la cual  mientras acampaba en Sierra Chica, fue cercada y diezmada por los lanceros del cacique Calfucurá.

Calfucurá era el jefe indígena más importante. Había nacido en Lloma (araucania chilena) en 1785. En 1835 logró imponerse sobre los araucanos de Masallé (La Pampa) y se proclamó "cacique general de las pampas", llegando a someter  a todas las tribus del Sur.


Calfucurá, dotado de una gran inteligencia y una notable capacidad de organización, formó en 1855 la "Gran Confederación de las Salinas Grandes", en la que confluyeron las tribus pampas, ranqueles y araucanas. Así mantendrá en vilo a los sucesivos gobiernos hasta ser derrotado en marzo de 1872 en San Carlos, partido de Bolívar.

Calfucurá murió un año más tarde con casi cien años en la isla de Chiloé .  A su muerte  tomó  el mando su hijo, Namuncurá, (Pie de piedra) que  rehízo la Confederación pampeana y atrajo  en alianza a otros  bravos guerreros, Cachul, Pincén, Catriel, Caupán y Reumay; y con ellos  y con 2000 araucanoss llegados de Chile, la cual otra vez consolidada  desató sus malones sobre las ciudades fronterizas.


El Estado Nacional hacía necesaria la clara delimitación de sus fronteras con los países vecinos, y  en ese  Y en  este contexto, se hacía imprescindible la ocupación del espacio patagónico reclamado por Chile durante décadas.


Sólo la pacificación interior impuesta por el Estado nacional unificado a partir de 1862, permitió a fines de la década del 1870, concretar estos objetivos con el triunfo definitivo sobre el indio”.

El gobierno de Avellaneda, a través del ministro de Guerra, Adolfo Alsina impulsó una campaña para extender la línea de frontera hacia el Sur de la Provincia de Buenos Aires.

El plan de Alsina era levantar poblados y fortines, tender líneas telegráficas y cavar un gran foso, conocido como la "zanja de Alsina". Dicha zanja mediría 3m. de ancho por 2m. de profundidad, con el fin de evitar que los indios se llevaran consigo el ganado capturado”.

Antes de poder concretar del todo su proyecto, Alsina murió y fue reemplazado por el joven general Julio A. Roca. La política desarrollada por Alsina habría permitido ganar unos 56 mil kilómetros cuadrados, extender la red telegráfica, la fundación de cinco pueblos y la apertura de caminos.

El nuevo ministro de Guerra tenía un plan propio: aniquilamiento de las comunidades indígenas a través de una guerra ofensiva y sistemática.


El mismo Roca había definido con sus palabras la relación de fuerzas: "Tenemos seis mil soldados armados con los últimos inventos modernos de la guerra, para oponerlos a dos mil indios que no tienen otra defensa que la dispersión ni otras armas que la lanza primitiva".

 

El plan de Roca se realizó  en dos etapas: una ofensiva general sobre el territorio comprendido entre el Sur de la Provincia de Buenos Aires y el Río Negro y una marcha coordinada de varias divisiones para confluir en las cercanías de la actual ciudad de Bariloche.


En julio de 1878, el plan estaba en marcha y el ejército de Roca lograba sus primeros triunfos capturando prisioneros y recatando cautivos.


El 14 de agosto de 1878, el presidente Avellaneda envió al Congreso un proyecto para poner en ejecución la Ley del 23 de agosto de 1867 que ordenaba la ocupación del Río Negro, como frontera de la república sobre los indios pampas.

El Congreso sancionó en octubre una nueva ley autorizando una inversión de 1.600.000 pesos para sufragar los gastos de la conquista.

Con la financiación aprobada, Roca estuvo en condiciones de preparar sus fuerzas para lanzar la ofensiva final. La expedición partió entre marzo y abril de 1879.
Los seis mil soldados fueron distribuidos en cuatro divisiones que partieron de distintos puntos para rastrillar la pampa.


Dos de las columnas estarían bajo las órdenes del propio Roca y del coronel Napoleón Uriburu, que atacarían desde la cordillera para converger en Choele Choel.
El 11 de junio las tropas de Roca llegaron a la confluencia de los ríos Limay y Neuquén.


Las columnas centrales, al mando de los coroneles Nicolás Levalle y Eduardo Racedo, entrarían por la pampa central y ocuparían la zona de Tararú Lauquen y Poitahue mientras  el comandante  Rufino Ortega lo haría también como jefe  de la IV División, hombre sin miedos porque había luchado 50 años antes junto a Lavalle y vencido en un encuentro al general rosista Pacheco.


Rufino Ortega Molina nació en Mendoza, 22 de agosto de 1847.


Reitero: con el grado de General actuó como Jefe de la IV División Expedicionaria al Desierto, dirigida por el Teniente General Julio A. Roca.
Había participado  en la Batalla de Santa Rosa en 1874, donde resultó gravemente herido,  y  también en combate durante la Guerra del Paraguay.
Lo reemplazaron en el mando los generales Conrado Villegas y Lorenzo Vintter, quienes arrinconaron a los aborígenes neuquinos y rionegrinos en los contrafuertes de los Andes y lograron su rendición definitiva en 1885.    


En cuanto al Teniente General Rufino Ortega, durante la presidencia del General Roca, como premio a su desempeño en la División Expedicionaria al Desierto, fue designado Gobernador de la provincia de Mendoza. Cargo que desempeñó desde 1884 a 1887.

 

Durante su gestión se sancionó la primera Ley de Aguas de la República Argentina, debiendo afrontar antes de finalizar su mandato una grave epidemia de cólera que cobró gran cantidad de víctimas.

 

Durante su gestión se sancionó la primera Ley de Aguas de la República Argentina, debiendo afrontar antes de finalizar su mandato una grave epidemia de cólera que cobró gran cantidad de víctimas.

Bibliografía:

Amadeo Octavio: Vidas argentinas . Ed. El Cimera. Buenos aires,1945.

Marcó del Pont Augusto: Roca y su tiempo (cincuenta años de historia argentina). Buenos Aires, 1931.

 

Ortega Rufino Tte. Gral. Pasaje. Topografía:

Corre de  E. a O a 100 metros de Seguí 200Bis. Carece de designación oficial.

Recuerda  al militar que actuó como jefe  de la IV división Expedicionaria al Desierto..