OLDENDORFF GERMÁN

Debemos conocer el pasado para afrontar el presente y planificar el futuro del país, de la ciudad, de la familia, del club.

Vamos a ir al pasado... El primer lustro del siglo XX traería a la Argentina expectativas de renovación junto a la imprecisa certidumbre de que lo peor había pasado.

Se cumplía el segundo período presidencial del Gral. Roca que bajo el lema "paz y administración" continuaría su propósito de expandir el país, embellecer Buenos Aires e implantar la convicción de que gastar mucha plata cimentaba una vida superior...

Se producía por entonces, un incesante flujo de inmigrantes en el país y particularmente en Rosario donde se harían realidad varios proyectos de transformación urbana como fue la inauguración del Parque Independencia el 1° de enero de 1902 a las 8 de la noche, bajo la intendencia de Luis Lamas.

Por entonces, en cada barrio fructificaba la idea de crear un club de fútbol, como aconteció con el Club Atlético Provincial que nació el 25 de mayo de 1903, Newell´ Old Boys, el 3 de noviembre de 1903, y Tiro Federal Argentino, el 29 de marzo de 1905.

Explicita Andrés Bossio en su publicación: "El nacimiento de los clubes deportivos." : Gimnasia y Esgrima, otra entidad amateur que es ejemplo en el país, nació al amparo de la creciente pasión que por el fútbol sentían los rosarinos en el comienzo del siglo XX".

Siguiendo ese impulso Camilo Zanni en ese año de 1902, con grupo de hombres que acaudillaba, decidió fundar un club, el Estudiantes Fútbol Club, que practicaba fútbol en un baldío situado en Necochea y Boulevard Argentino (hoy Avda. Pellegrini) Club que dos años después, andaría a los tumbos y a punto de desaparecer.

Entonces Zanni, hombre que no se amilanaba ante las frustraciones, decidió jugarse una última carta: pedirle al nuevo intendente Santiago Pinasco la cesión de un terreno del parque Independencia, que acababa de abandonar el Veloz Club Rosario – organizador de reuniones ciclísticas –

Pinasco, como buen amante del deporte, habiendo recibido un pedido similar por parte de otro grupo los instó a reunir sus objetivos y sus fuerzas.

Así ocurrió el 10 de setiembre de 1904, un grupo de visionarios decidieron reunirse y levantar una sociedad deportiva en ese predio, que llamaron club Atlético Argentino, nuestro club que 10 años después, en 1914, tomaría el nombre de Gimnasia y Esgrima de Rosario.

Hombres que no vacilaron ante la tarea que se habían impuesto, ni desmayaron ante los obstáculos. Se deberían a esa obra y la hicieron realidad.

Hombres que merecen ser nombrados porque sino hubiera sido por ellos, hoy no estaríamos acá: Germán Oldendorff, quien fuera primer presidente, Manuel Marquant, Federico Warner, Arturo Covernton, Juan Roda, Carlos Thedy, Alberto Le Bas, Zanny, Juan Hudson, Manuel Ortiz de Guinea y Carlos Gibbons.

Institución precursora en competencias automovilísticas y práctica de boxeo y atletismo, que después incorporaría disciplinas que hoy están en auge: esgrima, natación, tennis, rugby, jockey, pelota a paleta, casín y otras expresiones deportivas.

Con el correr de los años su crecimiento societario sería tan grande que a las instalaciones deportivas del parque, resultó necesario incorporarle un local social y para ello primero se alquilaría una finca en la calle Corrientes 932 hasta que en agosto de 1921 se concretó la compra del inmueble de Laprida 947 con salida a calle Buenos Aires, estructura intocable e imperecedera por haberse declarado patrimonio histórico de la ciudad.

Desde1948 al resultarle las instalaciones insuficientes se proyectó un nuevo edificio más imponente extendido por calle Laprida.

Respetables socios, como broche final a esta reseña sobre nuestro club les voy a narrar una anécdota ocurrida en ese año de 1904: Resulta que el club Rosario Central creado en 1889, hasta entonces usaba la camiseta roja y blanca a cuadros alternativos decidió ese año cambiarla por los colores amarillo y azul en rayas verticales coincidiendo justamente con los colores elegidos por la primera Comisión del G. E. R.

Para establecer a quien le correspondía, en una cancha improvisada, se jugó un partido correspondiéndole los polémicos colores al equipo del club de Arroyito.

Entonces la primera comisión diría decididamente: "Nosotros optaremos para nuestra camiseta el oro y azul en bastones verticales, colores que hasta hoy identifican al escudo del club".

Muchos de nuestros jóvenes en múltiples ocasiones usan camisetas con rayas horizontales para que no se produzcan confusiones en competencias o torneos, pero el oro amarillo y azul en rayas verticales es la identidad del G.E.R, que nos honra de pertenecer y que debemos honrarlo para las generaciones futuras.

 

 Bibliografía:

Bossio Andrés: El nacimiento de los clubes deportivos". Revista: "Rosario. Historias de aquí a la vuelta." Fascículo N°9. Rosario. Enero 1991. Pág. 14 y sig.

Gómez Mario:"Rosario biográfico".Editora Tradiciones Argentinas.1955.

 

Oldendorff. Cortada. Topografía:

Corre de N. a S. desde 1100 hasta 1199 a la altura de Maciel 1200.

Recuerda a Germán Oldendorff, uno de los fundadores y primer presidente del club Gimnasia y Esgrima de Rosario.