ÑANDUTÍ

Las artesanías del tejido: Esta denominación genérica incluye las labores manuales realizadas  con hilados  de fibras de origen vegetal o animal.

En ellas es posible determinar una gran variedad  de técnicas  de elaboración según que el artesano utilice agujas de coser o de tejer, naveta o lanzadera, bastidor o sencillamente un telar.

.
La tejeduría criolla del litoral muestra un especial desarrollo de las técnicas  de aguja, ganchillo y naveta. Corrientes mantiene los tejidos de aguja, uno de los cuales es el ñandutí, como el miñandí y el filete. Este último es un tejido que se ejecuta  con una aguja de coser, gruesa o semi-gruesa sobre un palillo de escoba  o un alambre de unos cinco centímetros de largo, cuyo grosor determina el ojo de la malla

.
El mismo es  considerado  como el rey  de toda la artesanía de la República del Paraguay. Es el símbolo de la ciudad de Itauguá.


Según la leyenda, “cuenta que cuando  un indiecito guaraní pidió la mano de la bella hija del cacique de la tribu, éste le impuso como condición para bendecirla boda que ofreciera como regalo un precioso objeto nunca antes visto. El pobre indio, en su desesperación, empezó a correr por el bosque hasta que se detuvo en un claro donde algo maravilloso brillaba bajo los tenues rayos del sol.


Trató de asirlo, pero se le deshizo entre los dedos: era sólo una frágil tela de araña cubierta de gotas de rocío.


Llorando le contó a su abuela lo que le había pasado. Más al verlo tan triste      ella lo acompañó hasta el lugar donde había visto la prodigiosa tela. Después de buscar y  buscar por los alrededores, encontraron otra parecida, cuya urdimbre la anciana copió tejiendo mechones de su blanco cabello.


El indiecito llevó el ñandutí creado por su abuela ante el cacique y éste quedó tan complacido con el regalo, que le concedió la mano de su hija”.


El ñandutí (en español: tela de araña) es un encaje de agujas que se teje sobre bastidores en círculos radiales, bordando motivos geométricos o zoomorfos, en hilo blanco o en vivos colores. Preferentemente se realizan detalles para vestimentas, ornamentos religiosos, sombreros, abanicos, todo tipo de artículos ornamentales.


Asiente Atilio Patiño en Revista Nueva,1997: “Esta artesanía paraguaya, transmitida de generación en generación, requiere de habilidad, paciencia y muchísimo tiempo.”

 

 

 

Bibliografía:

La expuesta en el texto.

 

Ñandutí. Pasaje. Topografía:

Corre de N. a S. desde 1200Bis hasta 1299Bis, a la altura de Juan B. Justo 3100, paralela a Provincias Unidas 1100Bis.

Carece de designación oficial.

Recuerda al tejido prodigioso de ñandutí, artesanía originaria del Paraguay.