NAZCA

El coronel Manuel Rojas nació en Buenos Aires, el 16 de marzo de 1792, siendo sus padres Juan Rojas y Juana Argerich. Se inició en la carrera de las armas en noviembre de 1806, en calidad de soldado.


Pasó después al Cuerpo de Patricios, en cuyas filas se batió con denuedo en la defensa de Buenos Aires, en las jornadas del 3 al 6 de julio de 1807. Un año después era dado de alta como cadete, recibiendo el grado de subteniente en enero de 1809.


Producido el Movimiento del 25 de Mayo, se integró a las fuerzas patriotas y marcha en el Ejército Auxiliar sobre la provincia de Córdova para dominar la rebelión del general Santiago Liniers, combatiendo en Cotagaita y Suipacha, en octubre y noviembre de 1810, respectivamente.


 Es encomiable destacar que, antes de partir en el Ejército Auxiliar, pidió que se le descontase una fracción de sus haberes para contribuir a los gastos de la guerra por la Independencia.


Después de desempeñar importantes comisiones como edecán del Director Supremo, en noviembre de 1818 fue destinado al Ejército de Los Andes, saliendo de Buenos Aires a su nuevo destino. Por las dificultades del camino, llegó a Mendoza recién a principios de 1819, donde fue designado jefe de estado mayor de la división que estaba a las órdenes del coronel Rudecindo Alvarado, que ya había transpuesto Los Andes.


 El prócer Manuel Rojas fue graduado teniente coronel en mayo de 1820 y el 20 de agosto de ese mismo año se embarcó hacia el Perú en la Expedición Libertadora del general José de San Martín.


 El 2 de octubre, el flamante teniente coronel Rojas fue nombrado 2º jefe y, a la vez, Jefe de Estado Mayor de la División Volante del general Juan Antonio Álvarez de Arenales, que expedicionaria en la Primera Campaña de la Sierra.


Las fuerzas realistas de Ica, al mando del coronel Manuel Quimper, habían evitado el combate fugando hacia el Sur. Siendo imprescindible destruirlas antes de iniciar la precitada campaña, el general Arenales comisionó al teniente coronel Rojas ir con 250 hombres en su busca y obligarlas a combatir. Brillantemente cumple su cometido.


 El 14 de octubre de 1820, ordenó un ataque fulminante en la plaza de Nasca, utilizando sólo su caballería de 110 jinetes por mantener la sorpresa en el ataque.


Derrota totalmente a los 750 jinetes realistas, que fueron cogidos inopinadamente, desarmados algunos, descabalgados otros y sin jefes.


Mientras éstos huían, la desesperada defensa organizada por los soldados realistas era desbaratada por los dos escuadrones de 40 jinetes, mandados por los capitanes, el argentino Juan Lavalle y el francés Federico Brandsen; mientras el patriota paraguayo teniente Juan Vicente Suárez, con su escuadrón de 30 jinetes, impedía con disparos y arma blanca la fuga de los despavoridos realistas por el camino Sur, en la ruta hacia Arequipa.


Dos días después, 16 de octubre, el teniente coronel Manuel Rojas hizo jurar solemnemente la Independencia al pueblo de Nazca.

 

Bibliografía:

Graneros Castillo Wilfredo: Teniente Coronel Manuel Rojas Argerich. Jefe patriota en la batalla de Nazca.

El mismo autor: Semblanzas biográficas y episodios de la Independencia.

 

 

Nazca. Pasaje. Topografía:

Corre de E. a O. paralelo a Génova y Juan B. Justo 5500/7100 /8800.

Se le impuso ese nombre por D.24464 de 27 de enero de 1960.

Recuerda al destacado guerrero argentino Manuel Rojas  Argerich que  comandó  las fuerzas patriotas que en Nazca, encuentro  librado en Perú  en la lucha por la Independencia, las que derrotaron a las tres veces superiores fuerzas españolas del coronel Manuel Quimper.