MONTT MANUEL (1809 -1880)

Durante la colonia la fuerza social que mantenía la cohesión y dirigía la vida de las comunidades indianas, fue la administración de la Corona.


El régimen administrativo de América era la representación directa del monarca  y   los funcionarios que lo integraban, actuaban  con verdadera sumisión y reverencia al rey.


En ese clima  político  social americano nació  en Petrorca ,Chile, el 4 de setiembre de 1809, Manuel Montt, hijo de don Lucas Montt y doña Mercedes Torres y Prado pertenecientes  a una estirpe poderosa por su fortuna, y  deseosa  que su hijo se elevara  abiertamente al mérito y a la cultura.


En efecto, el niño a los doce años ingresó  al Instituto Nacional de Santiago, para estudiar latinidad con beca de seminarista.


En 1830 se recibió de bachiller en leyes, ejerciendo de inmediato como catedrático de Derecho romano, cumpliendo simultáneamente las funciones de diputado suplente y rector del Instituto nacional en 1835.


Continuó una carrera  política meteórica porque   cuatro años después fue electo diputado presidente de la Cámara y después ministro del Interior en 1839 y de Justicia al año siguiente.
Montt apoyó la candidatura del general Manuel Bulnes para presidente de la Nación, época coincidente  con la fundación del periódico “El Nacional”, entre cuyos columnistas figuró Sarmiento, a la sazón, exilado en Chile.


Triunfante Bulnes, lo nombró ministro de Instrucción Pública, confiándole al gran maestro sanjuanino la función de fundar y dirigir la primera Escuela Normal  de preceptores de Santiago.
En 1845, conocedor de las aptitudes de Sarmiento lo envió a Europa y  Estados Unidos para estudiar nuevos métodos del proceso enseñanza-aprendizaje posible de aplicar en el   país trasandino.(los que servirían después en el ámbito rioplatense).


L ser reelecto Bulnes, volvió a ocuparse del área de educación y así promovió la fundación de la Universidad de San Felipe., nombrando rector al venezolano Andrés Bello.


En 1851 los conservadores propusieron su candidatura  al Poder Ejecutivo Nacional, resultando electo después de una campaña azarosa y violenta en la que intervinieron varios proscriptos argentinos, entre  ellos Mitre y  Sarmiento, con quienes mantuvo relaciones respetuosas jamás interrumpidas, a través de una fecunda correspondencia.


Montt amó su Patria con fervor, luchando por la libertad y el respeto de las leyes.


En 1856 fue nuevamente reelecto, sin oposición, gobernando hasta 1861.


Cumplido el período presidencial volvió a sus actividades profesionales hasta ser nombrado miembro de la  Suprema Corte de Justicia.


Fue Montt un caballero  por  sus condiciones morales e intelectuales en toda la extensión de la palabra.


Falleció  en  Santiago, el 21 de setiembre de 1880. Sarmiento dos días después escribió un sentido artículo en  “El Nacional” de Buenos Aires que fue reimpreso en su  Obras Completas .Tomo III, pág. 324.

 

Bibliografía:

Espinosa Januario: Don Manuel Montt, uno de  los grandes estadistas de América. Santiago de Chile, 1944.

Encina Francisco A: “Historia de Chile” .Tomo XIII, pág. 18; Tomo XIX, pág.463.

 

Montt. Pasaje. Topografía:

Corre de S. a N. desde 600Bis hasta 699, a la altura de Juan José Paso 1100.

Carece de designación oficial.

Recuerda a don Manuel Montt, estadista chileno, presidente  de su país desde 1851 a 1861.