MR. ROSS RODRIGO MALCOLN (1834 – 1868)868868)

¿Quién era Mister Ross?

"El Municipio" dirigido por el activo Deolindo Muñoz, dice en su edición del 31 de mayo de 1898: "No era el extinto, cualquiera que con más o menos empeño hubiese coadyuvado al engrandecimiento material de la segunda ciudad de la república. Mister Ross fue el alma de muchos de los progresos que hoy admira la población, el iniciador de grandes obras, la palanca impulsora de soberbios proyectos".

Instaló los primeros tranvías de tracción a sangre, cuando Rosario era aún una aldea, llamando a su empresa Anglo – Argentina.

El primer edificio de la primera estación la hizo levantar sobre calle Salta. Y adicto al trabajo desde y fuera de allí su actividad no tendría límites, de día como de noche recorría las líneas y se enteraba del movimiento y cumplimiento de horario y responsabilidad de la enorme cantidad de gente a su cargo.

Rodrigo Malcoln Ross había nacido en New York en 1834, y aún muy joven se ubicó en nuestra ciudad, asociándose con Roberto Atkinson para instalar un taller de maquinarias y fundición de hierro y bronce, instalado en calle 1° de Mayo, muy cerca de las barrancas del Paraná.

Treinta y cinco años caducó la firma, haciéndose cargo él de la fundición, mientras su socio, de la herrería.

Explica Mikielievich: "Establecido en la esquina de las calles San Juan y Comercio ( hoy Laprida) contaba con cinco fraguas, un torno y un motor locomóvil para mover los ventiladores de los hornos".

Talleres que fabricaban calderas, molinos a viento o vapor, barandas, balcones, rejas y otros elementos para la construcción, y sería tal la producción que trasladóse a la manzana delimitada por la calle Salta, Entre Ríos, Catamarca y Corrientes, con galpones y chimeneas.

A fines de 1873, las autoridades municipales, en defensa de la salud y el medio ambiente de la población autorizaron a Ross, la instalación de bombas para extraer agua del río destinada a proveer del vital elemento a los aguaderos callejeros. Ross colocó las bombas en las cercanías de la calle Libertad (hoy Sarmiento), lugar por donde hasta entonces corría agua contaminada.

Convertido en 1885 en propietario de una concesión para instalar "tramways", en marzo del año siguiente habilitó la primera sección de una línea, la cual desplazaría a la que funcionaba desde 1872.

Fue tan multifacético este súbdito británico que hasta incursionó en los medios peridísticos. En la Capital Guillermo Zinni en "Rosario 1900 – 1905" del 16 de mayo de 2006, reproduce palabras del empresario al respecto: "Refiriéndose a la prematura desaparición de su diario El Telégrafo, el señor Ross nos decía ayer, yo quise hacer un diario especial, con mucha información e independiente de toda lucha política. Pero el ambiente no me ha sido propicio y no he sentido en dejarlo por la empresa de tranvías, que en todo momento me importaba más que la empresa periodística."

Nos dice Mikielievich: "La intensa y desigual lucha sostenida por Mr. Ross con las autoridades municipales de turno durante tantos años, como también los sinsabores deparados por los inacabables juicios pendientes en tribunales superiores de justicia, desde mediados de 1897 comenzaron a lesionar las facultades mentales del acosado empresario. Es así, que un par de meses antes de concluir el año, sus familiares se vieron precisados a internarlo en el manicomio de Buenos Aires, establecimiento del que egresó, aparentemente, en enero de 1898".

Falleció tres meses después, el 29 de mayo. Sus cenizas descansan en el Cementerio de Disidentes.

 

Bibliografía:

La expuesta en el texto.

 

Mister Ross. Calle. Topografía:

Corre de E. a O. a la altura de San Martín 4200.

Carece de designación oficial.

Recuerda a Rodrigo M. Ross, creador de los primeros tranvías a tracción a sangre en nuestra ciudad.