MARTÍ JOSÉ (1853 - 1895)

Cuando la guerra de los Diez Años (1868), encendió en Cuba la antorcha de la libertad, Martí se unió a su preclaro maestro Mendivé y con él publicó un diario político titulado "La Patria libre" en 1869, en cuyas columnas volcó sus ideas emancipadoras. La guerra terminó con el fracaso de los patriotas, pero su ideario quedó sellado en el espíritu combativo del poeta, y no murió jamás.

En los pueblos nuevos los hombres se van formando dentro de sí. No hallan el ambiente adecuado ni comprensión estimuladora. Ellos deben serlo todo. Fue el caso de Martí.

Nació en La Habana el 28 de enero de 1853 dentro de un entorno familiar casi marginal carenciado de comodidades, estímulos y franquicias y en un pueblo inculto que no da se da oprtunidades a los hombres con capacidades.

Sus padres don Mariano Martí Navarro, oriundo de Valencia y su madre Leonor Pérez Cabrera, canaria de Santa Cruz de Tenerife, por su condición de inmigrantes españoles,no podían costearle ni siquiera la enseñanza primaria, pero gracias a los auxilios de un allegado, educador y poeta, don Rafael María de Mandive consiguió matricularse en el nivel superior.Y de ahí en más se convirtió en su segundo padre,imprimiéndole una marca para toda la vida.

Martí fue grande desde su niñez, podía haber sido Platón en Grecia o Leonidas en Roma, Aníbal o Augusto porque basaba el triunfo en unir voluntad, garra y corazón.

Cuando contaba sólo quince a ser deportado su consagrado profesor Mendive por sus ideas liberales, Martí despertó a la causa emancipadora.

Cuando se produjo el 10 de octubre de 1868, el Grito de Yara cuando Carlos Manuel de Céspedes libera a los esclavosdando un comienzo a la guerra contra España, comenzó a colaborar en un periódico de línea política independista "El Diablo Cojuelo" cuya intencionalidad sería rechazada por los magistrados hispánicos y al ser descubierto como conspirador lo condenaron a seis meses de trabajos forzados en una cantera, siendo después deportado a España.

En la península publicó en 1871, "El presidio político en Cuba", mientras estudiaba derecho y humanidades en la Universidad de Madrid y Zaragoza.

Todo lo que escribió, tenía el sentido apostólico de quien cumple una misión que sabe trascendente y con sentido normativo de quien sabe que la palabra debe ser dicha para enseñar.

De regreso a Cuba encontró el país de rodillas y como hombre de acción no pudo aceptar el aplastante dominio hispánico, lo que le valió ser nuevamente deportado a España, de donde huyó a Francia primero y New York después.

Su personalidad política se revela en plenitud a partir de 1882, año en que escribe "Versos libres" e "Ismaelito" escritos en endecas´libos hirsutos, como él mismo los llamaba.

Cuando se inició el levantamiento popular de 1895, se puso al frente de las fuerzas patriotas encontrando su fin en la acción de Dos Ríos el 19 de mayo.

Como de San Martín, Belgrano y Güemes en nuestra Patria, de Artigas en Uruguay, como de Hidalgo en Méjico y de Washington en Estados Unidos; de Martí en Cuba es poco lo que se diga, se honre y se glorifique.

Ahora si bien nuestros patriotas consiguieron grandeza de libertad en el fragor de las batallas, José Martí al ardor de las armas sumó pasión de palabra enriquecida.

Sus discuros, sus ensayos, sus crónicas, sus impresiones de viajes, sus páginas críticas acusan una brillantez, un poder imaginativo y una técnica donde se mezclan símbolos, imágenes y giros que se alejan del romanticismo, y conlinda más con la prosa de Rubén Darío.

 

Bibliografía:

Carbonell Néstor: "Martí, su vida y su obra". La Habana. 1913.

Gonzalo de Quesada: "Colección de poesías de José Martí". Barcelona.1903.

 

Martí. Pasaje. Topografía.

Corre de E. a O. desde 300 hasta 399, a la altura de Tucumán 3300.

Se le impuso ese nombre por Decr. 21705 del año 1958.

Recuerda a José Martí ( 1853 - 1895) poeta y promotor de ideas de emancipación de su patria, Cuba.

 

Fundó un diario