MARCONI GUILLERMO (1834 – 1937)

“Caras y Caretas” Nº 1524 del 7 de diciembre de 1927 con el título “Marconi, frío y convencido de la utilidad de su invento , fue tratado de iluso” expresa: “Una mañana en el año 1903, Guillermo Marconi se embarcó en el crucero Filadelfia. Antes de zarpar de Cherburgo, había dado instrumentos a los empleados de la estación Poldhu , a fin de que le mandaran señales en momentos dados , en el curso de la primera semana del viaje. Durante dos horas de cada doce debían emitir despachos en períodos de diez minutos. Marconi y sus ayudantes ocuparon cuatro cámaras sobre cubierta.

La instalación radiotelegráfica era rudimentaria, no tenía fuerza para emitir despachos a una distancia de 150 millas.

Fijas las miradas de la oficialidad en el rostro impasible y casi imberbe del joven ingeniero, procuraban descubrir la menor vacilación. Se dudaba como hacía un año, cuando, después de recibir en San Juan de Terranova un despacho enviado desde Cornwall, Inglaterra, a 2.080 millas, los expertos aseguraron que la ansiedad del buen éxito habíanle hecho confundir el tictac del instrumento con otro ruido cualquiera...
A la mañana siguiente, Marconi se puso al habla con Poldhu, y así, repitiendo sus instrucciones , continuó mientras el buque estuvo dentro del límite de las 150 millas permitidas por el aparato.

A las 250 millas, se recibió un despacho :”Fuerte brisa sudeste; mar bastante gruesa”. Y al día siguiente , otro:”Todo en orden. V. E. (Entiende Usted). El segundo oficial del Filadelfia se hallaba en la cámara cuando este último llegó. Estaban a 500 millas de Poldhu..

Al salir a cubierta, sus compañeros reían escépticos e incrédulos. Ya tenían bastante con soportar las locuras de ese jovenzuelo italiano que los obligó a zarpar sin objeto alguno. Empero, los días siguientes fueron de mal disimulada agitación. Llegó un despacho nuevo: “Buen tiempo aquí”.. Estaban a 1032 millas. Y , todavía más a una distancia de1551 millas, se recibió otro. “Todo en orden”.

...Marconi, frío e indiferente al entusiasmo, continuó su obra . Sabía lo que buscaba, y calculaba el inmenso bien que para la humanidad significaría aquella aplicación de las casi olvidadas teorías de Hertz”.

Hertz (1857 – 1894) veinte años después Maxwell halló la manera con oscilaciones eléctricas rapidísimas , ondas electromagnéticas que tenían las características descriptas por su antecesor y Marconi descubrió la forma de emplearlas para trasmitir señales a distancia.

Guillermo Marconi, nació en Bolonia, Italia, el 25 de abril de 1874, y sería su madre de nacionalidad irlandesa, quien lo instruyera en la lengua materna, de gran utilidad para los frecuentes viajes que habría de realizar a Inglaterra.

Para huir del crudo invierno de Bolonia, el niño fue llevado primero a Liorna donde asistió al instituto técnico y después a Florencia para completar los estudios, donde conocería a un ciego anciano telegrafista que le enseñó el manejo de un pequeño aparato Morse.

Más él prematuramente se lanzó a experimentar en el campo de la física con el objetivo de “lograr que los hombres se comunicaran entre sí, a larga distancia, sin ayuda de hilos sino a través de ondas”.


En 1895 logró trasmitir señales a distancia usando un oscilador Righi como trasmisor y un cohesor como receptor – y para hacerlas llegar a mayor distancia le agregaría una antena.

Marconi intuyó que por medio de ondas electromagnéticas se podía trasmitir a distancia voces, luz y sonidos.

Las ondas electromagnéticas son una de las grandes conquistas que hoy el hombre usa y aprovecha en aparatos como la radio, televisión, radar, lámpara de rayos infrarrojos, más rayos usadas en medicina entre otras aplicaciones.

Bibliografía:
La expuesta en el texto.

Marconi. Cortada. Topografía:
Corre de N. a S. desde 1900 hasta 2199 a la altura de Pasco 5200
Se le impuso ese nombre por D. 21.705 del año 1958.
Recuerda al brillante físico Guillermo Marconi (1837 –1934) que descubriera el empleo de las ondas electromagnéticas.