MAGALLANES HERNANDO de (1472 – 1521)

Nos dicen Amanda Paltriniari y Javier Pérez: “El primer grupo europeo que puso pie en la Patagonia inició una aventura  sin más guía que la intuición. Por dar la vuelta al mundo soportó vendavales y hambrunas, enfrentó motines y cometió crueldades. Murió en el intento, pero la Historia registra muy pocas hazañas comparables con la suya.”


Al promediar el  siglo XV ya se había iniciado entre España y Portugal la carrera hacia el mundo de las especies, perfumes y pedrería. Lanzarían expediciones que  tenían poco que ver con los descubrimientos.


 La ruta que había elegido Colón anteriormente fue la que conducía al Asia por el oeste, pues los términos del Tratado de Alcacovas en 1479 no dejaban otra vía al expansionismo español.


 En 1498, año en que el Almirante realizaba su tercer viaje a América, convencido de que había llegado a las Indias, el portugués Vasco da Gama cruzaba el cabo sudafricano De las Tormentas, descubierto 10 años antes por Bartolomé Díaz.


La exploración del Ïndico permitiría a  los portugueses obtener míticos territorios productores de especies mientras España, después de Colón, dentro de su destino occidental no lograba aún abrir camino marítimo por aquel ancho mar que había descubierto por Balboa en 1513, - el océano Pacífico -  hasta que un portugués Hernando de Magallanes, un tipo rengo y malhumorado, disgustado con la Corte por las magras recompensas, ofreció sus servicios a España.


En octubre de 1517 se presentó en Sevilla  en la Casa de Contratación de las Indias  - encargada del alistamiento  y despacho de las naves – y después al rey Carlos V  a fin de exponerle su pensamiento sobre esa vía que atravesando el Atlántico  (aunque existiera   el océano  de Balboa del otro lado) le permitiría  seguir navegando para disputarle a Portugal el monopolio especiero.


 Finalmente después de mucha transacción y denodado esfuerzo la Armada expedicionaria con Magallanes al frente partió de Sanlúcar de Barrameda  el 10 de setiembre de 1519.


Elba Vercellini en “Una cuestión de especias” hace referencia: “Toda la travesía fue una pesadilla, los intereses portugueses y españoles se ponían de manifiesto diariamente en cada nave (los tripulantes eran de las dos nacionalidades) y todo se cuestionaba, desde la ruta hasta la autoridad de Magallanes. Pasando por Canarias, la expedición siguió hacia las islas portuguesas de Cabo Verde. Bordeando África por Guinea y Sierra Leona, tomaron las naves rumbo americano amarrando  en Brasil.


Después de dirigirse  hacia el Río de la Plata, recién descubierto por Solís, siguió por el frío Atlántico Sur”.


 Después de motines, naufragios, encuentros con nativos díscolos en marzo de 1520 entró en la bahía de San Julián. Magallanes sofocó con mano dura  una sublevación  haciendo ejecutar a dos de sus cabecillas: Mendoza y Quesada, abandonando en tierra  a Cartagena y  condenando a trabajos forzados a otros rebeldes.


El 1° de noviembre cuatro naves  (una había encallado en los arrecifes) penetraron en el canal que finalmente les permitió doblar el continente. Había descubierto el estrecho que llamó ”De todos los Santos”  que después tomaría  el nombre “De Magallanes”.


Después de una difícil navegación, muertos de hambre a tal punto que comían pan que no era pan sino un polvo mezclado de gusanos que habían devorado toda la sustancia, las naves rumbearon  hacia el noroeste por el océano de Balboa y después de gravísimas penurias  en marzo de 1821 se desplazarían entre las islas de los Ladrones y las Molucas, topándose con el archipiélago filipino.


Magallanes dispuesto a someter la isla de Mactán al encontrarse con los nativos cometería el error de atacarlos, pereciendo junto a ocho de sus hombres.
Era abril  y  el navegante moría a las puertas de sus soñadas Molucas.

 

Bibliografía:
Vercellini Elba. “Una cuestión de especias “. Artículo de la revista Nueva N° 587 del 13 de octubre 2002.
Ruiz Guiñazú: “Proas de España en el mar magallánico”. Buenos Aires.1950.

Magallanes.  Calle.  Topografía:
Corre de N. a S. desde 400Bis hasta 1299Bis, desde 100Bis hasta 199Bis, desde 100 hasta 1900, desde 2200 hasta 300 a la altura de Juan J. Paso 2600; Eva Perón 5900; Bv. 27 de Febrero 5900; Bv. Seguí 5900.
Carece de designación oficial.