LOS ANGELES

Casi todos los pueblos y ciudades de nuestro país tienen su santo protector y pienso que tendrán también sus ángeles para que los ayuden a progresar y desarrollarse.


Voy a transcribir el artículo de Miguel Ángel de Marco (h): “Ángeles de la ciudad”, de la “Revista Rosario su historia y región”, N° 132.


Sólo se trata de un juego de nombres, una alegoría de lo genuino de la ciudad no fundada.


No hay mérito en llamarse (Ángel) pero si en compartir el bien propio que es e bien social.


En estas páginas se reseña la trayectoria de personas que “en el territorio de los hechos” y en la cara opuesta al alarde, se han sabido ganar el cariño y la gratitud de sus conciudadanos.


A tres de ellos, sus padres los bautizaron como Ángel Baratucci, Soft y Di María.


De muy similares características en cuanto a la manera de relacionarse con sus entornos pero sin la exposición que suelen acompañar a los deportistas destacados.


Este número de la revista enlaza las historias de dos profesionales de la salud que, vinculados a Rosario, realizaron una obra humanitaria, reforzando los lazos de la solidaridad que trasciende la historia.


…Fraternidad, igualdad, libertad, independencia, compromiso y servicio fueron valores que Manuel Belgrano fijó en el cielo de los rosarinos al crear la enseña celeste y blanca. Valores que fueron corporizados por Ángel Guido, en el Monumento Nacional a la Bandera.


Nos dice Ricardo Petunchi: “Ángel Baratucci Es una de las mayores glorias del Turf nacional. Muchas de sus hazañas ya son parte de las leyendas pero nadie olvidará jamás la tarde del 15 de diciembre de 1957, cuando ganó las ocho carreras en el Hipódromo del Parque Independencia”.


Dejó de competir a los 69 años, tras una operación de cataratas y ante el firme pedido de su familia.
Pero fue sólo un espejismo: su historia y hazañas están intactas en los rincones del hipódromo.

 

Bibliografía:


La expuesta en el texto.
Los ángeles. Calle. Topografía:


Corre de Noroeste a Sureste a la altura de Viña del Mar 3700.
Carece de designación oficial.


Recuerda aquellos personajes que lograron con su quehacer,  la grandeza de  la ciudad de Rosario y fueron bautizados con el nombre de Ángel.