LETT FRANCISCO

La Compañía Central Argentina de Tierras –subsidiaria del Ferrocarril Central Argentino (cuyas obras fueron iniciadas en 1863 e inauguradas en 1870)  utilizó el sistema de entregar, a la vera del tendido  de las vías, y a  lo largo de su recorrido, una franja de tierra fraccionada de 5 km. de ancho.
Esas franjas darían lugar al surgimiento de numerosas colonias integradas por extranjeros de distintas nacionalidades: alemanes, franceses, italianos y españoles. También los hubo británicos en apreciable número, los que profesaban  en su mayor parte, la fe anglicana.

Aquéllos que  ya estaban radicados en el éjido de la ciudad, en el llamado “Barrio de los ingleses de  Rosario” (Hoy, inmediaciones de Paraguay  y Weelright) resolvieron adquirir en 1870, un terreno situado en el ángulo noroeste en la intersección de las calles Paraguay y Urquiza.

Nos dice Pedro Lamond Falconer: “La operación fue formalizada obteniéndose la propiedad de un lote de 40 x50 varas. Fraccionada la superficie se reservó un lote de 20 varas de frente para la construcción de la iglesia y el resto se vendió a Carlos Knight y al Revdo. Coombe – que sería su primer pastor.-

Con la colocación de la piedra fundamental el 7 de enero de 1875, la congregación anglicana lograba dar en Rosario, el primer paso en la construcción  de su templo.

Ejecutado el proyecto en Inglaterra por el arquitecto R. Pitte, una vez  enviado desde Londres el diseño original, se confiaron  los trabajos también a un inglés, el ingeniero Edwin Noel Eddowees, quien por entonces trabajaba en Rosario en infraestructura de obras.

Habilitado parcialmente el edificio  en el mes de agosto de 1876, el presbiterio fue concluido tres  años más tarde y consagrado el 24 de agosto de 1879.

El atrio de ingreso, muy posterior, se erigió  en 1920 y es obra del constructor italiano Petronio.

El planteo  del mismo responde a la vieja tradición del meeting inglés, una sola nave, separada por el coro, de presbiterio poligonal poco profundo.

El atrio, sobre calle Urquiza, provoca un cambio de dirección en el acceso, relegando el portal para ser usado los días importantes o de concurrencia numerosa.

La  Iglesia Anglicana de San Bartolomé en la esquina N. O. de Paraguay y Urquiza  mantiene en nuestros días  todavía aquella fisonomía de entonces.

 

Fue inaugurada la estructura durante un período prolongado de ausencia del Rvdo. Coombe, que había viajado a Inglaterra; haciéndose cargo tanto de la iglesia como de la escuela, el Rvdo. Francisco Lett, quien habiendo pertenecido a la Sociedad Bíblica de Londres y dueño de una vasta cultura satisfizo plenamente los anhelos de los hijos de la Corona,  que aspiraban a  que sus niños fueran instruidos tanto en el idioma, como en las necesidades espirituales de sus ancestros.

 

Con anterioridad de arribar a Rosario, Lett  había ido a misionar en Tierra del Fuego, donde por entonces las calles eran de tierra, casuchas de dos piezas, sin sala, con cerco de cinacina o alambres cruzados para sostener enredaderas de campanillas azules o naranjadas. Cuando llovía las calles se enlodaban por una quincena. Y en ese marco la escuelita del Reverendo  marchó hacia lo mejor y lo más bueno, como es moldear la mente y el corazón de los niños, ya fueran de familias inglesas o descendientes de pobladores indígenas.

 

Bibliografía:
Lamond Falconer Pedro: “Centenario de la Iglesia Anglicana de San Bartolomé”.
Revista Historia de Rosario. Año VIII. N° 19. 1970.

 

Lett. Pasaje. Topografía:
Corre de N. a S. desde 3100 al 3199 entre las calles Gaboto y Gálvez.
Se le impuso ese nombre por D. 4670 del 16 de setiembre de 1977.
Recuerda a Francisco Lett, dinámico pastor de la Iglesia Anglicana de
Rosario.