LEJARZA JOAQUÍN (1859 -1917)

Nació en Rosario  el 16 de mayo de 1859, en el seno de un  hogar económicamente opulento, y muy vinculado socialmente, lo que le permitiría recibir  una esmerada educación. Se recibió de jurisconsulto  y desde  muy joven participó activamente en política.


Allá por 1890 la provincia y Rosario vivía un clima de zozobra , el 9 de noviembre, al realizarse en el Atrio de la Iglesia matriz la inscripción de ciudadanos para la próxima renovación de la Cámara de Diputados , se produjo una grave refriega entre cívicos, autonomistas e iriondistas, con profusión de disparos.


No menos excitantes resultarían dos leyes provinciales dictadas en diciembre, en las que se le quitaban  a los vecinos el derecho de elegir intendente al municipio la justicia y el registro civil  y a los extranjeros el derecho de votar en elecciones comunales .las dificultades económicas y la intranquilidad social iban caldeando más el ambiente.


Mientras seguían las cotidianas disputas en los cafés y calles rosarinas  la revolución política estaba en marcha. Rosario iba a ser uno de los principales focos. Hasta se prohibieron la representación de “dramas criollos” en el circo ubicado en la calle Mitre entre Córdoba y Santa Fe , pues recuerda Juan Alvarez “tales espectáculos,  simples arreglos del Juan Moreira y el Juan Cuello de Eduardo Gutiérrez , enseñan al público a reaccionar contra las autoridades echando mano la trabuco o la daga , y tan indignados salen algunos asistentes , que más de una vez atropellan  a los vigilantes de guardia”.


En 1893 se produjo la revolución el 30 de julio arrojando un centenar de víctimas fatales y cerca de doscientos cincuenta heridos. Y el 1ªde agosto la junta revolucionaria que había organizado el doctor Mariano Candioti intimó la rendición del gobernador Cafferata.


Acto seguido designóse a los doctores Candioti y Agustín Landó gobernador y vice de la provincia, constituyéndose ministros los doctores Galisteo, Lisandro de la Torre, y Joaquín Lejarza.


En los años 1894y 1895  y durante su gestión intervino en los movimientos de opinión que llevaron al gobierno de la provincia a Iturraspe  que según Alvarez “no era  iriondista, ni radical, ni autonomista, sino Iturraspe a secas”. No tuvo opositores, pues los distintos partidos coincidieron que su persona era garantía de probidad.


Lejarza sería uno de sus hombres de confianza, quien propugnó la apertura de las oficinas del Registro Civil el  12 de marzo de 1899.

El 29 de noviembre de 1908 se concretó la  constitución definitiva de  un nuevo partido político “La Liga del Sur” ( que se transformaría años después en el Partido Demócrata Progresista) a instancias de Lisandro de la Torre y con la colaboración de sus  colegas más dilectos, entre ellos Joaquín Lejarza.


Se definió a los asistentes a tal evento, en medio de la algarabía  reinante en las  instalaciones del Teatro de la Ópera que esta nueva expresión política era sólo la concentración de voluntades de los habitantes del Sur de la provincia en defensa de su autonomía y para atenuar el localismo absorbente de la ciudad capital.


De convicciones profundamente  religiosas publicó “Los positivistas y el cristianismo”, Buenos Aires, 1912;  libro del cual Juan Zocchi escribió en 1940: “Como historia del positivismo y de su tiempo, el libro es una guía magnífica  donde ya están en germen tres biografías noveladas  de pensadores como Augusto Comte, la de Renán y la de Littré, antes de que la biografía novelada se convirtiera en  género literario.

 

Fuera del Cuerpo de  la Iglesia,  nadie hizo  por vía del pensamiento escrito una defensa tan profunda de los principios y dogmas del cristianismo.


Falleció en Rosario, la ciudad que lo vio nacer,  en los albores del siglo XX, el 31 de diciembre de 1917.

 

Bibliografía:
Información obtenida del Diccionario de Rosario (obra inédita) del historiador Wladimir C. Mikielievich.

Lejarza: Cortada. Topografía:

Corre de e: a O. entre las calles Garay y Deán Funes  desde 5100 hasta 6499, a la altura de Av. Rouillon 3100; Felipe Moré 4100.
Carece de designación oficial.
Recuerda a Joaquín Lejarza (1859 – 1917) que tuvo pujante actuación política en nuestra ciudad.