LAS DELICIAS

Los participantes del taller de la memoria en el Centro de Jubilados y Pensionados "Las Delicias" fueron: Fabián Aquino, Juan Britos, Josefina Cape, Carmen de Caro, D.M. Caro, Hugo Centurión, Adolfo Manuel Cuatrini, Florencia Ortiz, Rosita Paratore, Teresa Pettinari, Ramona Sánchez, y Miguelina Santos.


Equipo de Trabajo: Perla Morabito- Mariana Nemcovsky.


Ellos  nos dicen: “El barrio "Las Delicias" es de conformación relativamente reciente pudiendo identificarse en esta zona un núcleo poblacional hacia 1930. El mismo estaba     inmerso en un espacio eminentemente rural surcado por vías del ferrocarril  y caminos vecinales”.

La lonja de tierra correspondiente fue loteada en grandes parcelas destinadas a quintas y en menor proporción a lotes particulares. Hacia1950 comenzaron  a establecerse en la zona, numerosos grupos familiares a partir del impulso que daba  el asentamiento de empresas fabriles sobre el eje troncal que representa la calle Ovidio Lagos.


"…Ya sabemos que los dueños de estos campos eran los Arijón. En el año  1933 se loteó todo esto. La calle Arijón fue empedrada ese mismo año;  el empedrado era grueso.


Arijón  hizo poner las vías del tranvía en la calle que ahora se llama así, que nunca se usaron, fue como un gancho para que la gente comprara los terrenos" expresa Caro.


"...Antes en Ombú, Moreno y Balcarce no había calle, pasaje Turín. Turín se denominaba Bernodat en los años 50; la cortada  Suárez antes era Panoso, donde había una laguna de un metro de profundidad, donde  los chicos del barrio se bañaban ahí.


Había hornos de ladrillos, y sacaban la tierra, así que se hacía una laguna, luego se abrió la calle Moreno. Se traía arena de la fábrica Colby para rellenar la laguna, los vecinos la compraban y trabajaban".


"No podemos descubrir desde dónde se extiende este barrio..." "Sabemos que la seccional 21 empieza de esta vereda, por la vereda sur de Arijón" (Teresa)...” “La 25 está en Arijón casi Oroño.


Para nosotros los límites del barrio son calle Paraguay hasta Lagos. El barrio no llegaba hasta Battle y Ordoñez porque teníamos que cruzar el camp de Romero que estaba en la calle España al 5800. El límite sur del barrio era Ombú.


 Battle y Ordoñez era como un zanjón, como un arroyo", asegura  Hugo.Centurión  "En la década del 20’ ya había familias, ya estaban los Basualdo,  Malespino, Parto, Don Mateo… Había gente del norte, de Catamarca, (  agrega Fina) también italianos, y muchos de Villa Mugueta, y también gente de acá; inmigrantes no hubo muchos... en la esquina de Centenario y Presidente Roca había un alemán yenfrente otro, después los otros ya eran hijos de inmigrantes, en el año 23’ ya estaba el móvil de la comisaría, que era un "sulky" ( dice Caro).


"En la cortada Melián, que antes era Venecia, había una panadería y carnicería lo demás era todo campo, todo quinta, pisábamos mucho barro" (Fina).


El barrio se movilizó: “... Después la otra cosa que ayudó que el barrio fuera teniendo sus servicios como el tema de la instalación de la luz eléctrica, yo cuando llegué había una sola familia que tenía un medidor de apellido Medina, acá en calle Presidente Roca al 5800.


Entonces hicimos los propios vecinos un extendido de cables, pudiendo  poner una o dos lamparitas, no podíamos enchufar ni una heladera ni un ventilador porque fallaban los tapones hasta que se fue logrando que se hiciera la extensión de los cables y que pudiéramos tener cada uno nuestro contador.


En ese entonces venía el cobrador de la luz había que estar preparado, en ese momento tomaba la medición de la luz y cobraba, bajo costo, también el agua lo lográbamos a través de la lucha impulsados siempre por la vecinal San Martín "A".


Al principio funcionaban los pozos de agua y las bombas para tirar el agua, con eso tirábamos el agua arriba para llenar los tanques para tener agua en los baños, en la cocina, todo a mano con una manija.


Se hacían las perforaciones, se ponían los caños que  eran todos galvanizados era de 20 y pico de metros que se metían bajo tierra para tirar, arriba se taponaba, abajo se cerraba una canilla y era un esfuerzo físico tremendo con esa misma instalación. Después se puso un bombeador eléctrico.


 Éramos unos duques con ese bombeador, y que nos iba mostrando, lo que era progresar hasta el agua potable. Después pagamos entre todos los vecinos para comprar los caños de plástico; se pusieron las cañerías; había una llave grande, que no todos sabían donde estaba, uno de los que tenía la llave era Florindo Sopranzi y un tal Rodriguez, sino cualquiera podía ir cerrar o hacer alguna maldad.


 Ellos tenían aparte otra llave grande "prusiana". Si por ejemplo se reventaba algún caño había que cerrar con la llave grande, también un señor de apellido Romero que tenía la llave. Era dueño de lo que llamábamos "la quinta de Romero" que no llegaba a una manzana, empezaba en España y terminaba en Suriguez y Acha, pero era una extensión bastante linda. Así lo logramos.


Cuando encontramos la llave maestra supimos que la única que la manejaba era la Dipos. Empresa que  puso la red al barrio.


Es que todas fueron luchas, lindas porque se lograban. Porque la gente se unía, usando  como herramienta la vecinal.


 En ese entonces  las vecinales se abocaban casi en exclusivo a  las necesidades del barrio.


Agrego: Lástima que esos esfuerzos mancomunados de esas décadas, hoy  se ven castigados por  la inseguridad.


Problema de estos tiempos que vive  la población tanto  de ese  barrio  Las Delicias, como en todo el ejido urbano.

 

Bibliografía:

La establecida en el texto.

Las Delicias. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. a la altura de Mitre 4400.
Carece de designación oficial.
Recuerda al barrio Las Delicias de la ciudad de Rosario, de creación cercana – comparada con otros barrios - cuyos límites son: N: Nuestra Señora del Rosario; S: Arijón;  E:Ovidio Lagos y O: Boulevard Oroño.