LAMAS LUIS (1865 - 1932)

En este camino que estamos transitando por la historia y los cambios urbanos  de la ciudad, nos detendremos  en el comienzo del siglo XX , que fue testigo y actor  de un desarrollo  vertiginoso  del paisaje urbano y gracias a la acción  de algunos hombres. El adalid mayor de esos cambios sería el intendente Luis Lamas.  

El historiador Oscar Luis Ensinck en su artículo "Un señor intendente: D. Luis Lamas" en el diario La Capital, 7 de octubre de 1978 expresa: "Pocas dudas hay que don Luis Lamas fue el mejor intendente que tuvo Rosario durante muchos años. Su extraordinaria obra como funcionario y hombre público no es bien conocida, como realmente merece quien hizo de su cargo un verdadero apostolado cívico."

Agrega  Raquel García Ortúzar: "Pese  a la frágil apariencia que le otorgaban sus rasgos delicados y una personalidad que, parecía casi como opaca, Luis Lamas  fue - sin embargo - un incesante propulsor de obras y un vigoroso defensor del progreso de la ciudad, recordándoselo como uno de los mejores intendentes de la historia rosarina."

Nacido en Rosario en 1865 desempeñó con patriotismo y con alto sentido progresista cargos de responsabilidad, entre ellos el de intendente.

Cuando asumió, el 21 de febrero de 1898, contaba con una edad inusual para el desempeño de tan alta investidura: 34 años y ocupó el cargo por dos períodos consecutivos, hasta el 19 de febrero de 1904, rechazando la proposición del gobernador Freyre de continuar con la intendencia.

Se preocupó en primer término de cumplir con las obligaciones que la Municipalidad había contraído con el extranjero que estaban pendientes de pago, y con la ayuda del concejal Santiago Pinasco obtuvo quitas sobre los atrasos, consolidación del resto de la deuda, rebaja del interés al cinco por ciento y suspensión de amortizaciones durante diez años.

Reestructuró impuestos, especialmente los que gravaban el macadán y el adoquinado. Eran de tal monto los gravámenes que algunos, ni aún vendiendo su propiedad alcanzaban a pagarlos. Lamas comprendió lo injusto de dichas contribuciones y dio solución al problema.

Durante su gestión se reunió por primera vez la comisión pro Monumento a la Bandera, el 16 de abril de 1898, colocándose la piedra fundamental el 9 de julio de ese mismo año.

En cuanto a obras públicas, las hubo de distintas áreas: se ampliaron los cementerios" del Salvador" y "Nuevo" - hoy La Piedad - Se iniciaron las gestiones para levantar las vías del Ferrocarril del Oeste Santafesino que corrían por el bulevar Argentino - actualmente Av. Pellegrini - Construyéronse salas en el Asilo de Mendigos, se afirmaron calles, adoquinándose otras, al igual que la Av. Belgrano que hasta entonces se llamaba Calle del Bajo.

Pero la obra por la que más se lo recuerda - es la creación del Parque independencia, que significó un cambio fundamental en la expansión urbana. - A la ordenanza del 10 de agosto de 1900 se sumó la ley de expropiación del 24 de agosto, comenzándose de inmediato los trabajos de apertura del lago.

lamasparque.jpg (60350 bytes)

La construcción del mismo demandó el empleo, como mano de obra, de los presos de la vecina cárcel rosarina, que tendrían a su cargo, las tareas de remoción de tierra previas a la construcción de la "Montañita".Ese mismo año habilitaría, el jardín Zoológico.

Seguramente el intendente Lamas se hubo sumado a las teorías higienistas de la época, que consideraban a los parques como antídoto natural frente a las condiciones de habitación hacinada y de trabajo insalubre provocadas por la revolución industrial en muchas ciudades europeas y norteamericanas" ( y que por supuesto no era igual en Rosario).  Destacaría la conveniencia de que "hacer plantaciones que purificasen la atmósfera" y para ello hizo plantar 2000 árboles a cargo de niños de las escuelas.

El mejoramiento de la higiene pública del municipio fue su contante bregar, especialmente en los conventillos que abundaban, los depósitos y estaciones, los colegios de internados que visitaría, los lugares de enfermos infecto - contagiosos, etc.

En 1902 inauguraría la Asistencia Pública en el edificio que había pertenecido a don Juan Canals, donde se instalaron diferentes laboratorios municipales intensificándose la vacunación gratuita en toda la ciudad.

Al término de sus funciones pasaban de 660 las calles pavimentadas, más de mil los faroles instalados y cinco líneas de tranvías de tracción a sangre recorrían el ejido urbano, y los permisos para edificar sumaban largos kilómetros de frente.

A pesar de haberle regalado el pueblo de Rosario una casa, al concluir su gestión como demostración de agradecimiento por su polifacética y efectiva obra de gobierno (Hecho absolutamente inusual) se radicó en Buenos Aires donde fallecería el 3 de julio de 1932.

Sus restos reposan hoy en el cementerio El Salvador, luego después de haber estado extraviados varias décadas en el mismo predio y cuya recuperación se debió a la  profunda labor de investigación  realizada por el historiador Wladimir C. Mikielievich.

Respetado y querido por los rosarinos de entonces, es honrada su apoteótica administración en los escritos y documentos que narran la historia de Rosario. 

 

Bibliografía:

García Ortúzar Raquel: "Bulevar Oroño y el Parque Independencia"." El intendente Lamas". Fascículo N°10. Pág. 15. Ediciones de aquí a al vuelta. Rosario. Marzo de 1991.

 

Lamas Intendente. Pasaje. Topografía:

Corre de E. a O. desde 1000 hasta 1099, a la altura de Av. Alberdi 200.

Carece de designación oficial.

Recuerda a Luis Lamas, ( 1865 - 1932) intendente de Rosario, durante dos períodos consecutivos, desarrollando una efectiva obra de gobierno.