LÁCAR

En el año 1898 llegó al valle del Lácar la División de los Andes compuesta por el Regimiento 3 de Caballería comandada por el general Rudecindo Roca cumpliendo órdenes del fuerte Roca para tomar posesión definitiva de la zona, en nombre de la Nación.

El primer encuentro entre el Gral. Roca y el cacique Curruhuinca se realzó en el antiguo mirador del valle del arroyo Pucahull, que había sido acordado por el doctor Serafín O. Galán Deheza, quien 15 años atrás había relevado la zona y entablado conversaciones al respecto, con el cacique.

A partir del acuerdo entre las partes se decidió la fundación de San Martín de los Andes, en el valle donde los aborígenes se guarecían de los rigurosos inviernos.
San Martín de los Andes situada en medio de la magnífica cordillera de loa Andes, al sur de Neuquén a pesar de su crecimiento, conserva una imagen de aldea de montaña.
Cuando se acerca el fin de año, el sol calienta el paisaje encabezado por el lago Lácar y el Parque Nacional Lanín y empieza el despliegue de colores que secundan el verde predominante. – nos dice Osvaldo Ortiz

El lago Lácar tiene forma alargada, en clara dirección este a oeste. Como la mayoría de los lagos patagónicos, es de origen glaciar.
Se encuentra en un profundo valle, cuya parte no inundada al este se denomina Vega de Maipú.
Mide unos 25 km de largo por un promedio de 3 km de ancho, su máxima profundidad es de 277 m frente al cerro Abanico.
La parte más occidental del lago, luego de una angostura, recibe el nombre de lago Nonthué, de unos 4 km de largo; aunque no está separado del cuerpo principal del Lácar.

El margen norte, en su mitad oeste, se encuentra bordeada por la ruta de ripio que une San Martín de los Andes con Pirehueico (Chile) a través del paso Hua-Hum; y la parte este de la margen sur está bordeada por el inicio del Camino de los Siete Lagos, o ruta Nacional 40 (Argentina).

El lago presenta algunas islas, como la Isla Santa Teresita, Isla de Los Patos y la conocida Islita frente a la playa de Trompul.
Ambas costas presentan sectores planos, con playas, aunque en su mayoría sectores bruscamente escarpados, con barrancas que cierran el valle, debido a su ya mencionado origen glaciar.

Todo es aventura y placer, pues en su margen sur se encuentra la villa turística de Quila Quina y otras playas usadas por residentes y turistas en verano, pese a la temperatura de las aguas que rondan los 12 °C; no obstante, la mejor fecha para ahondar en las aguas del Lacar es en el mes de febrero donde la temperatura del agua puede alcanzar los 22 °C.

En la actualidad la navegación en el lago está controlada por la Prefectura Naval Argentina, sólo hay un paseo en un moderno catamarán que recorre los dos lagos (Lacar Y Nonthue) que sale diariamente en temporada alta.

Es uno de los pocos lagos del sur cordillerano que desagua en el Pacífico lo cual ha sido motivo de disputa entre Chile y Argentina, finalmente el litigio se definió en 1902.

Bibliografía:
Ortiz Osvaldo:”Aventura y placer al borde del Lago Lácar”. Artículo del diario Clarín. Buenos Aires, 19 de diciembre de 1999.

Lácar. Calle. Topografía:
Corre de E. a O., al sur de la calle Mosconi, desde las inmediaciones de la calle Vera Mujica a la de Esquel.
Se le impuso ese nombre por D. 19.381 del año 1956.
Recuerda al lago Lácar en las Andes patagónicos, provincia de Neuquén.