La Cumbre.Un lugar en el mundo.

“Un pueblo pequeño, un lugar en el corazón de todos los que alguna vez transitaron sus calles y sus senderos serranos.
Un lugar donde el ritmo de la vida no ha sido aún afectado por la velocidad y el stress de las grandes ciudades.
La belleza del paisaje y la tranquilidad de su entorno hacen de La Cumbre un lugar ideal para una vida sencilla, en armonía con la naturaleza, una vida en la cual el hombre encuentra la oportunidad de redescubrirse y dar un sentido diferente a su pasaje por este mundo.
Con una población local de gente amigable y sencilla, con los brazos siempre abiertos para recibir al amigo con un corazón sincero, a este pueblo de encanto, enclavado en la serranía cordobesa, a más de 1000 metros sobre el nivel del mar, con un benigno y sumamente agradable clima templado, llegan las personas de los más diversos orígenes buscando un descanso, un alto en el camino...
Un lugar donde equilibrar el espíritu, un lugar para recuperar fuerzas, para encontrarse a sí mismo, para desarrollar aquella vocación del alma que en otros medios había quedado postergada.
A este pueblo también llegan personas buscando una opción alternativa para el tiempo de vacaciones, tanto en invierno como en verano, La Cumbre brinda al visitante una estadía plena de encanto y si lo quiere también aventura.
El paisaje se transforma en invierno cuando la nieve bendice a la localidad, dando un particular encanto al lugar". Clarifica la Dirección de Turismo del lugar.

Enclavada sobre una ladera de la Viapara, en el valle de Punilla, La Cumbre está considerada en el mundo como uno de los pocos sitios de la Tierra  que presenta mejores condiciones  medioambientales para la vida del hombre

Aire puro, cima templado, paisaje agreste, arroyos caprichosos que descienden de las sierras  y valles encantados inundados de inmensa serenidad pintan el entorno de La Cumbre, como  que parece detenida  en el tiempo por sus mansiones  de principio del siglo XX, que le dan majestuosidad, entre ellas la casa del escritor Mujica Láinez, en Cruz Chica, de estilo colonial español construida en 1915.


También desde La Cumbre por la ruta provincial E-66 , en dirección oeste, ascendiendo por la sierra chica en un trayecto de 4 kilómetros de ripio se llega a la estancia “El Rosario”, reconocida por ser una de las fábricas de dulces, licores y alfajores más importante del país   – asienten Lucas Vitantonio y Belén Travesaro en un art. de La Capital del 12 de setiembre de 1999.

El desarrollo de esta industria en el transcurso del tiempo tuvo distintas variables que la fueron construyendo, entre las cuales la belleza no es la de menor  importancia.


El establecimiento se encuentra dentro de los territorios de lo que hoy se conoce como “La Cumbre”, una localidad con algo más de 400 años de historia.


Varias son las teorías acerca del origen del nombre de la Estancia, pero tal vez esta es la más difundida, en ella se dice que muchos años atrás se había elegido este lugar para que la gente que vivía en los alrededores, se reuniera para el rezo del Santo Rosario.


También los artesanos y artistas de diversas ramas del lugar, abren las puertas de sus talleres y de sus casas recibiendo al visitante como se recibe a un amigo, mostrando aquello que tan bien saben hacer, permitiéndonos así llevar de regreso una auténtica muestra de la perseverancia y esfuerzo empeñados en el desarrollo de sus nobles artes; mucho más que un simple recuerdo...

 

Bibliografía:

La expuesta en el texto.

"La Cumbre, con la tradición de un estilo". Diario La Capital de Rosario, en su edición del 1° de julio de 1994.

Aguado Soledad: "La Cumbre. Por sendas cordobesas." Diario La Nación, en su edición del 10 de junio de 2002.

 

La Cumbre. Cortada. Topografía:

Corre de E. a O. desde 700 al 1799, a la altura de Bv. Rondeau 3100.

Carece de designación oficial.

Recuerda el paradisíaco lugar de las Sierras Chicas de Córdoba, “La Cumbre” hermosa villa, surcada de sinuosos caminos que permiten apreciar los agrestes contornos de la montaña junto a la verde serenidad del Valle.