Júpiter

 

Júpiter (en latín luppiter) también Jove(lovis) es el dios principal de la mitología romana, cuyo mito se ajusta en buena medida  al de Zeus, de lka mitología griega, con préstamos de la mitología etrusca y con elementos nativos lacios.


Originariamente a Júpiter se lo consideró un dios del cielo, en relación con el clima y los ciclos agrarios. Después  fue protector de la Confederación de ciudades latinas, hasta que con el tiempo adoptó atributos acordes con el Estado romano, la justicia, el derecho y la autoridad de las leyes anque conservó elementos  de la anterior concepción, como el de ser portador del rayo.


Se le representaba  con los rasgos más imponentes y en la actitud más propia  para manifestar su absoluta autoridad.


Aparece sentado en un trono de marfil y oro, desnudo el torso y cubierto el resto del cuerpo con amplio ropaje.


Vibra en su diestra el rayo, símbolo de su irresistible poder, y en la otra un cetro rematado por una Victoria alada.


Tiene a sus pies un águila con las alas desplegadas, pronta a transmitir los mandatos del Dios a todo el universo.


Tal fue la estatua del Júpiter Olímpico, labrada por el escultor griego Fidias en marfil y oro., que se o consideró durante un tempo como una de las siete maravillas del mundo antiguo.
Se casó el padre de los dioses y los hombres con su hermana Hera o Juno(hija de Cronos y Rea).


Las bodas se realizaron  con maravillosa esplendidez, asistiendo todos los dioses mayores y menores con astronómica puntualidad, excepto la ninfa Quelonia, que legó muy tarde y en castigo  a su   impuntualidad Zeus la transformó en tortuga.


Hera(en Grecia ) o Juno (en Roma) se distinguía  por su arrogancia rayana en la soberbia. Su pasión dominante eran los celos, exacerbados al enterarse que su esposo   faltaba a la fidelidad conyugal., no reparando en irse casado, a hurtadillas  con otras diosas e incluso doncellas humanas.


Juno se valió de la astucia femenina  para impedir los devaneos de su marido y llegó a contratar para que le siguiera los pasos, un monstruo llamado Argos que tenía cien ojos, de ls cuales mientras la mitad dormía, los otros cincuenta velaban.


Cansado Júpiter de verse continuamente espiado, mandó a Mercurio, el dos más astuto, que adormeciese a Argos, decapitándolo durante el sueño. Enterada Juno le salvó la vida convirtiéndolo en pavo real.


Verdad que no le faltaban a la esposa  Hera (Juno) motivos para estar celosa ,porque el supremo Dios tuvo también relacione cun Deméterf o Ceres,diosa de la agricultura, pues co su lux presidía la fructificación del suelo.


J´piter yambién se casó  con Nmemosina, diosa de la memoria, hija de Urano y Gea, por ello era el mérito que Júpiter o Zeus,dotado de una inteligencia aboluta necesitaba de la memoriapara manifestarse en forma concreta.


Dice la mitología que cuanto le dejaban las preocupaciones del gobierno del cielo, se complacía en bajar del Olimpo para inspeccionar por sí mismo como iban los negocios de la tierra.


Así llegó undía a Frigia, cuyos habitantes lo rechazaron con insultos, menos el anciano pastor Filem´n y su esposa Baucis,quienes lo albergaron en su humilde choza.


Júpiter exarcebado provocó una tormenta arreciante  donde pereció todo el pueblo frigio menos el hogar que lo había acogido, convirtiéndolo en templo, prometiéndoles que al morir después de largos años se convertirían en tilo y encina respectivamente,entrelazando sus ramas en un solo follaje.


En Grecia tenía Zeus, un culto primordial en la ciudad de limpia, donde se le erigió un monumental templo y en Roma se adoraba a Júpiter en los templos del Capitolio y en el del monte Albano.
En la antigua Roma, las personas que juraban en tribunales de Justicia, emplearon la expresión común”Por Júpiter”, usada como un arcaísmo en la actualidad.


Además “jovial” es un adjetivo derivado  de Jove (otro significado de Júpiter), usado para describir a alguien alegre, apacible y optimista.

 

Bibliografía:

B de V. L: Curso de mitología para el uso de la juventud. París, 1826.

Secchi Mestica Giuseppina:Diccionario de la mitología universal.1998.

Grimal Pierre: Diccionario de la mitología. 2008.

 

Júpiter. Pasaje. Topografía:

 Corre de N. a S. desde 6300 hasta 6399 a la altura de Av. Corrientes 6300.

Carece de denominación oficial

Recuerda a Júpiter, dios supremo de la mitología romana.