JAMAICA

Colón en su segundo viaje ( 1493 – 1497) descubrió nuevas tierras , como aconteció con Jamaica que llamó Santiago, tierra capturada a los españoles por los ingleses en 1655. Su posesión fue confirmada por el Tratado de Madrid en 1670. Dominación que culminaría en 1962 - casi 300 años después.-
Uno de los mayores archipiélagos de la Tierra, es el de las Antilla de una superficie de 240.000 kilómetros cuadrados , de los cuales 212.000 corresponden a Cuba, Haití, Jamaica y Puerto Rico.


Alejandro Stilman informa en el artículo de Clarín Viajes: “Jamaica. Piratas, aventura y la magia de reggae”: Jamaica es la tercera isla en tamaño de las Antillas. Tiene algunas de las más bellas playas caribeñas. Lujosos resorts, ritmos irresistibles y el colorido de las rastas.”


Agrega :”Antes que Morgan, el pirata, instalara su base aquí para asaltar a cuanto barco enfocó su catalejo inaugurando la moda de “robar para la Corona”, Cristóbal Colón – un aventurero esponsoreado por la competencia - imprimió en Jamaica la huella de su bota.


Después arribaron los británicos y desde Africa occidental, encadenados, llegaron los brazos que sostendrían la explotación azucarera. Los esclavos negros poblaron la isla y aprendieron la lengua de Shakespeare. Atodo esto, madre natura habló; habló en 1692 con el maremoto que destrozó Port Royal, capital de los filibusteros; habló en 1907, con el terremoto que destruyó Kingston, la capital nacional; y habló en 1988, con huracán Gilbert que deshizo de un soplo más de diez mil casas. Entonces los jamaiquinos pidieron la palabra. Con asombrosa pasividad, simplemente dijeron ”no problem”. Uno se preguntará cómo es posible que la expresión emblemática de Jamaica sea “ no hay problema”.


Será que el 6 de agosto de 1962, si que tomaron la palabra en serio constituyéndose en un Estado independiente de Inglaterra

.
No sé si habrá en otro lugar de la Tierra con tanta pluralidad y diversidad de flores particularmente las orquídeas que con sus cautivantes colores caracterizan la lujuriante vegetación de la isla.


También los cirios, las yucas y los nopales con su viva policromía con su viva policromía contribuyen a hacer más pintoresco el verdor de Jamaica .
La parte de costa que va desde Kington hasta Port Antonio es una continua sucesión de villas con imponentes residencias con una jardinería impresionante y lujosos albergues que parecen emerger de esa arena impalpable, donde se conjuga la mano del hombre con la naturaleza y no hablemos del color azul intenso del cielo que se confunde con el zafiro de las aguas.


Todo este entorno trasmite la sensación de algo parecido al paraíso terrenal.


Símbolos jamaiquinos : No sólo las playas son atractivo turístico en Jamaica.


Su bandera es de colores rasftafari es decir son los colores: verde, amarillo y rojo de Etiopía, como simbolizando un retorno al Äfrica original. El pájaro nacional es el “doctor” o especie de colibrí color esmeralda que se suspende entre galerías de hojas y flores.


Sus personajes y su historia son reconocidos en todo el mundo. Bob Marley, el rey del raggae, es la postal musical más famosa de Jamaica.
Los dreadlocks son los bucles que distingue a la negritud jamaiquina. Hoy están de moda en todo el mundo, gracias a su música.

Bibliografía:
Stilman Alejandro en el artículo de Clarín Viajes: “Jamaica. Piratas, aventura y la magia de reggae”. Buenos Aires, 19 de octubre de 1997.

Jamaica. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. entre las calles Cevallos y Montevideo, desde las ex vías del FFCC General Belgrano a la calle Felipe Moré.
Se le impuso ese nombre por O. 1578 del año 1932.
Recuerda la isla antillana homónima, íntimamente vinculada al descubrimiento de América.