ITURRASPE JOSÉ BERNARDO (1847 – 1906)

Desde la Organización Nacional un altísimo porcentaje de los que tuvieron la responsabilidad de regir los destinos de Santa fe, antes de llegar al sillón de Estanislao López se habían beneficiado con la paga mensual de la Tesorería Pública.


Sin el Estado no son nada, ni nadie", sostenían los opositores al oficialismo. Militantes de ambos bandos encontraban en la esfera pública la contención de aspiraciones y prestigio.


Pero en 1898 la historia provincial vio la singular situación de que asumiera como gobernador, “El molinero de San Francisco”, el colonizador, un hombre sin antecedentes en la función pública" don José Bernardo Iturraspe.


Activo y emprendedor, allegado al círculo liberal pero americanista de Estanislao Zeballos, era muy apreciado y admirado por sus contemporáneos, aunque también muy criticado por los colonos coterráneos, que lo tildaban de intempestivo y desconcertante en su trato.


Nacido el 30 de julio de 1847 en Santa Fe capital, tempranamente perfiló una firme personalidad pues no atándose al rol asignado a los jóvenes de su edad en la aristocrática sociedad santafesina (su madre pertenecía a la tradicional familia Freyre).


Después de cursar el secundario en el Colegio de la Inmaculada en Santa Fe, abandonó su casa paterna y posteriormente sus estudios de abogacía en Córdoba (trampolín a los más elevados peldaños de la carrera política) para probar suerte comercial en Buenos Aires y Montevideo convirtiéndose al igual que su padre, en un promotor de la industria agrícola, la inmigración y la colonización.


Instalado al frente del negocio familiar descubrió que la industria molinera ofrecía a los empresarios, expansión económica y que urgía poner en marcha una política poblacional destinada a sacar del atraso amplias zonas del área provincial y nacional.


Más encontró la gran oportunidad de fundar colonias aprovechando, la Ley de Colonización - Ley del 19 de octubre de 1876 – sancionada el Gobierno Nacional de Nicolás Avellaneda.


En efecto al tomar posesión de gobernante en el viejo Cabildo de su ciudad natal, ya había ganado al desierto fundando las colonias de Iturraspe, Freyre, Amalia, Cristina, Luis A. Sauce, El Chañar, Quebracho Herrado, San Vicente, Gálvez, Alcorta, Soledad, San Jorge, Sastre y La Pelada, entre otras florecientes comunidades agrícolas de ciudadanos europeos que a través de oficinas consulares, empresas privadas de navegación, se lanzaron a trabajar la tierra prometida.


Asociado con don Antonio Agrelo, Iturraspe compró en diciembre de 1883 a don Crisólogo Oliva, un latifundio en  San Francisco de Córdoba,  donde erigiría un emprendimiento sin precedentes,  para producir una verdadera actividad relacionada con la harina. 


A los 51 años de edad, dueño de molinos harineros, refinerías de aceite y empresas de transporte asumió la responsabilidad directa de administrarlas personalmente, evitando actos de corrupción que afectaban  la economía provincial.


Durante sus cuatro años de gobierno 1898 – 1902 realizaría una efectiva gestión  junto a don Joaquín Martínez, desafiando a sus contemporáneos, que lo consideraban intempestivo e inexpugnable en sus decisiones - expresaría en su obra “San Francisco de hoy y de ayer”: Cubrió el enorme déficit de la provincia, título por demás suficiente para reclamar la gratitud para el gobernante que lo haya conseguido.

La policía consentía las irregularidades institucionales, lo cual impulsó entonces  a Iturraspe, crear una fuerza rural que acabaría con los enemigos de su gobierno: los delincuentes, los cuatreros y los indecentes.


En cuanto a educación pública innovaría al introducir en el sistema la enseñanza regional, es decir instruir y educar de acuerdo a las necesidades zonales becando para escuelas de agronomía norteamericanas, con el objetivo que aprendiesen los nuevos avances tecnológicos en materia agropecuaria, en particular molinera.


Forjado en la corriente liberal que tuvo como exponente a Nicasio Oroño, cuestionó las prácticas políticas de las gobernaciones que se sucedieron entre 1880 y 1998; pues sostenía a rajatablas la independencia del poder judicial, como la garantía instituida a favor de los ciudadanos. Para quienes tienen a su cargo la tarea diaria de impartir justicia en los hechos posteriores a su designación y sometidos a su examen, lo hagan razonablemente, racionalmente y sobre todo, libres de influjos políticos, significando un límite concreto a los demás poderes del Estado, frenando una intromisión indebida, cuyas facultades le hacen árbitro de la seguridad colectiva del pueblo.


La gran oportunidad se le daría cuando el gobierno de don Nicolás Avellaneda dictara la Ley de colonización en 1876.


Indudablemente  a Iturraspe le interesaba la marcha de la gestión pública de la provincia que lo había visto nacer y en la cual invirtió su capital humano y económico.


Nos dice Miguel Ángel De Marco que se podría concluir que el origen empresarial de Iturraspe lo distingue como hacedor del progreso santafesino, influyendo de manera positiva en el reordenamiento administrativo y económico del Estado.
Pero por su filiación social y política, su gestión lejos de aportar nuevos aires, garantizó la continuidad del modelo roquista, impulsado con más fuerza que nunca desde la Casa Rosada.

Falleció a los 59 años en Buenos Aires, el 25 de abril de 1906 más su vida privada tuvo la turbulencia de todo su quehacer, pues estuvo casado en cuatro oportunidades.


Todas ellas, mujeres de actuación social, y acercamiento a la belleza reflejada en el arte y los libros como Clara Cabot, Sofía Mauner, Ana Siebel y finalmente Dominga Cullen.


Sus restos fueron trasladados, cumpliendo su voluntad expresa en vida, a la ciudad de San Francisco de Córdoba.

Bibliografía:
Santillán Diego Abad de: "Gran enciclopedia de la provincia de Santa Fe". Editorial Ediar. Tomo I. Buenos Aires 1967.
De Marco Miguel Ángel (H): "A 150 años del nacimiento de José B. Iturraspe. El empresario gobernador." Diario La Capital. Rosario, julio, 1997.

Iturraspe José. Cortada. Topografía:
Corre de N. a S. 3800 hasta 4200 a la altura de Martín Fierro 100; Boulevard Rondeau 3900.
Se le impuso ese nombre por D. 24464 del año 1960.
Recuerda José Bernardo Iturraspe (1847 -1906), Comerciante, político y colonizador. Fue gobernador de Santa Fe (1898-1902), impulsando industrias, fundó poblaciones (Alcorta, San Jorge, Ceres y otras) y colaboró con la prosperidad de la región. Una localidad santafesina lleva su nombre.