IRLANDA

Irlanda país por el borde occidental es la tierra más oceánica de Europa, precisamente de frente a la bahía de Galway, se extiende un pequeño archipiélago formado por tres minúsculas islas que es atracción de turistas poblados por gente simple y gentil.


Tierras de piedras aparentemente inhóspitas, pero de una belleza casi mística. Asombra el ir y venir de los corredores, de murallas que van trazando un misterioso jeroglífico.


República de Irlanda en inglés, Republic of Ireland) para diferenciarla de Irlanda del Norte,​ es uno de los veintisiete estados soberanos que forman la Unión Europea, que ocupa la mayor parte de la isla homónima.


El país tiene una única frontera terrestre, con Irlanda del Norte, una de las naciones constitutivas del Reino Unido.
La isla está rodeada por el océano Atlántico y tiene el mar Céltico al sur, el canal de San Jorge al sureste y el mar de Irlanda al este.


Es una república parlamentaria con un presidente electo que ejerce de jefe de Estado.
Su capital es Dublín, situada en el Este de la isla.


Una ciudad es, según el diccionario, un lugar donde vive un gran número de habitantes, una aglomeración densamente poblada con una concentración comercial. La palabra implica un ritmo acelerado, sofisticación y cierto grado de estrés.


Dublín, todavía muy rural a pesar de los centros comerciales y de las autopistas financiadas por la Comunidad Europea, es hoy una acumulación de pubs alrededor de una plaza en la que se puede comerciar los días de mercado y charlar durante todo el año.


En cuanto a los típicos pubs, la mayoría cuentan aparte de mobiliario arcaico, con ventanas escarchadas o pesadas cortinas, no se conocen si uno no ingresa, y al hacerlo siempre encontrará personal y clientes afables.


La cercanía del campo a la vida urbana irlandesa queda subrayada por las tiendas de ultramarinos, que a menudo son lugares pequeños donde se exponen artesanías, frutas y verduras, con toda ausencia de empaquetamiento de plástico.


Hay numerosas otras cosas singularmente irlandesas, como los nombres de las tiendas escritas en gaélico y la versatilidad de los hombres irlandeses de negocios., capaces de combinar la dirección de una empresa estatal con la de un salón de té , o la de pub con una funeraria.


La música es de gran atracción en muchos de ellos. La música tradicional es muy querida por los irlandeses, y el violín es infaltable.


Las ciudades guardan un ambiente antiguo y encantador, escaparates repletos de cacharros para uso agrícola o de jardinería, ancianos que pedalean montados en bicicletas viejas y pesadas, perros que deambulan libremente de un lugar a otro, más rubicundos escolares uniformados.


La mayoría del pueblo tanto del Norte como del Sur de la frontera vive pacíficamente y se centra en los asuntos normales.


 Su historia: El moderno Estado irlandés consiguió su independencia efectiva del Reino Unido en 1922, tras una guerra de independencia que acabó con la firma del Tratado anglo-irlandés, mientras que Irlanda del Norte optó por permanecer en el Reino Unido.


Fue cuando se inició el Conflicto de Irlanda del Norte, que aún perdura.


Aunque en principio Irlanda fue un dominio dentro del Imperio británico, con el nombre de Estado Libre Irlandés.


En 1931 se clarificó su completa independencia legislativa y en 1937 adoptó una nueva constitución y el nombre de Irlanda.


En 1949 se eliminaron los deberes restantes de la figura del rey de Irlanda y el país se declaró una república. El Estado no tuvo relaciones formales con Irlanda del Norte durante la mayor parte del siglo xx, pero desde 1999 han cooperado en varias políticas en el marco del Consejo Ministerial Norte-Sur creado por el Acuerdo de Viernes Santo.


A principios del siglo xx, las medidas económicas proteccionistas debilitaron la economía irlandesa y por ello fueron desmanteladas en los años 1950.


 Irlanda se unió a la Comunidad Económica Europea en 1973. El liberalismo económico desde finales de los años 1980 resultó en una rápida expansión económica, particularmente entre 1995 y 2007, etapa en que Irlanda fue conocida como el Tigre Celta.


En 2008 comenzó una crisis financiera sin precedentes que, unida a la crisis económica mundial, puso fin a dicha etapa de rápido crecimiento económico.


 Sin embargo, dado que la economía irlandesa fue la que más creció en la UE en 2015, Irlanda volvió a subir rápidamente en las tablas de clasificación comparando riqueza y prosperidad a nivel internacional.

En 2017, Irlanda apareció en el cuarto lugar de las naciones más desarrolladas del mundo en el índice de desarrollo humano de las Naciones Unidas.
​Asimismo, la república irlandesa está en los puestos más altos en materia de libertad económica, política y de prensa.


La República de Irlanda está en la actualidad entre los países más ricos del mundo en términos de renta per cápita.
​ Hoy en día, Irlanda es uno de los países fundadores del Consejo de Europa y de la OCDE.


El país sigue una política de neutralidad y no alineación y por ello no es miembro de la OTAN, aunque sí participa en la Asociación para la Paz.

 

Bibliografía:
“Irlanda”. Artículo del diario La Capital en su edición del 18 de mayo de 1997.
Carné Enrique: “Irlanda. La utopía del viaje”. Art. del mismo diario, 27 de setiembre de 1997.

Irlanda. Cortada. Topografía:
Corre de N. a S. desde 300Bis hasta 399 a la altura de Av. Morrison 7800.
Recuerda al país europeo muy pintoresco y célebre por la amabilidad de sus habitantes.