IBAÑEZ CÉSAR

El deportista reconoció el apoyo de sus cercanos, antes de emprender la marcha : “Siempre hay gente que te da mucho ánimo y apoyo antes de emprender un nuevo desafío, por eso quiero agradecer a mis colegas, amigos, camaradas de montaña y sobre todo a mi familia y señora quienes me han respaldado siempre. Todos ellos son fundamentales”, concluyó.

César Ibañez, como el jefe conductor de la misma viajó hasta tierras peruanas en compañía de dos amigos – Marco Poblete (Cohaique) y Camilo Hornauer (Valdivia). Ambos sumaban experiencias en los andes de Chile, Argentina y Bolivia, destacando emblemáticas cumbres tales como el Huayna Potosí, Pequeño Alpamayo, Volcanes Parinacota, Licancabur, Marmolejo, Tronador, Osorno, Puntiagudo, el Cerro Castillo y otros macizos.

Se les sumó el Ingeniero y montañista Unionino de 33 años, también dispuesto a desafiar esas tres imponentes alturas.

Antes de partir, Marco Poblete basándose en sus experiencias anteriores, declaró que “se trataba de montañas de dificultad moderada y de un alto componente estético, donde será necesario aplicar técnicas de progresión en glaciar y escalada en nieve/hielo. Además, tendremos que lidiar constantemente con la altura y el frío, un reto interesante para el cual la capacidad física y psicológica es fundamental, lo que como desafío resulta muy motivante”.

La expedición iba a desarrollarse r durante tres semanas, y tendría como centro base la ciudad de Huaraz, localidad peruana conocida como la capital del montañismo en Sudamérica. Desde este lugar se prepararon y abordaron las distintas ascensiones, procurando ir adaptándose a la altura gradualmente, para evitar los efectos del llamado “mal de la montaña.

El objetivo era alcanzar tres montañas y tres cumbres ubicadas en la escultural Cordillera Blanca del Perú.
La Cordillera Blanca actualmente es destino de montañeros de todo el mundo, atraídos por la singular belleza y los distintos niveles de dificultad que ostentan sus colosos de hielo y nieve. La ciudad de Huaraz es el punto de partida para los aventureros que junto con disfrutar de esta comprometida disciplina, tienen la posibilidad de empaparse de la seductora cultura local.

Está situada a 408 kilómetros al noreste de Lima, en plena zona tropical extendiéndose a través de 180 Km. de largo y está cubierta por extensos glaciares, siendo la cadena montañosa más alta de los Andes peruanos y de las zonas tropicales en todo el mundo. Cuenta con más de 35 picos nevados que superan los 6.000 ms.

Iniciaron su viaje con mochilas cargadas de sueños, los que lograron cumplir.

El itinerario propuesto por el equipo lo fueron cumpliendo poco a poco, por tres semanas, periodo en el cual los montañistas recorrieron los diferentes valles en los cuales se emplazan estas montañas, instalando campamentos de altura que van desde los 4.000 a los 5.000 m. de altitud, para ir aclimatándose gradualmente al aire enrarecido que ronda en esas latitudes.

 

Alcanzaron las cumbres nevadas de Vallunaraju 5.686, Yanapaccha 5.460 y Tocllaraju 6.032, todas montañas glaciadas, donde abundan las grietas, temperaturas extremas y los efectos de la altura son inevitables.

Respecto del objetivo más complejo, César Ibáñez sostuvo que “el Tocllaraju fue la montaña más dura.

Durante el ataque de cumbre las condiciones climáticas fueron muy inestables y el cerro es bastante largo.

Tuvieron que superar varias grietas y de vez en cuando se escuchaba el sonido amedrentador de alguna avalancha.
Finalmente, a escasos metros de la cima hubo que escalar una fuerte pendiente, un lugar donde el frío y la altura amenazaban hasta la voluntad, pese a todo esto logramos el objetivo”, concluyó.

Tuvieron toda la suerte del mundo. "Como los incas, los andinistas de esa región son adoradores de la montaña, pues de ellos heredaron el amor y el respeto por las altas cumbres, ofreciéndoles al modo presente” su corazón valiente.
Como el cóndor su sueño es encontrar la libertad de las alturas, en aquel lugar donde se une ”la tierra y el infinito”.

Por último, a su regreso Ibañez destacó “esta expedición deportiva vino a corroborar el auge que esta teniendo este tipo de disciplinas en la región, y la consideró como una antesala al Festival de Invierno y a la competencia de escalada en hielo, “Ice Fest Patagónico 2011”, que se desarrollaría en el mes de julio próximo”.

Bibliografía:
César Ibáñez. Diario El Ranco, 16 de julio 2011.

Ibañez. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. a la altura de 1° de mayo 4700.
Carece de designación oficial.
Recuerda al montañista César Ibañez que escaló triunfalmente la cadena Blanca del Perú.