I

IBAÑEZ CÉSAR

IBERÁ

IBERIA

IGUAZÚ Cataratas del

ILLIA ARTURO HUMBERTO

INCA GARCILAZO

INCAHUASI Ruinas de

INDEPENDENCIA

INFANTE JULIO DANIEL

INGENIEROS JOSÉ

INGLATERRA

IINMIGRANTES

IPÉ

IPEIRALA DOMINGO de

IRAZUSTA

IIRIARTE TOMÁS

IRIONDO SIMÓN de

IRIGOYEN HIPÓLITO

IRLANDA

 ISABEL LA CATÓLICA

ISISAACS JORGE

ISOLA DEMETRIO

ITALIA

ITURRASPE  JOSÉ  BERNARDO

ITUZAINGÓ

IVANOWSKI TEÓFILO

 

 

 

 

 

Se alimenta de huevos frescos y miel silvestre. Le gusta fumar tabaco negro e imitar el canto de los pájaros. Su cuerpo está íntegramente cubierto de pelo, incluyendo la planta de los pies, por lo que nadie puede oírlo cuando se está acercando. Espanta a los cazadores de pájaros blandiendo su caña, y se roba a los niños cuando los steros. Otro demonio, el Curupí, es enano, de piel muy oscura y grandes bigotes negros. Es antropófago, y entre sus bocados predilectos se cuentan los niños y las mujeres. Su cuerpo está hecho de una sola pieza y es fuerte como un roble.
“Verdaderas fantasías heredadas de los aborígenes, quienes bautizaron a la región con el nombre de Iberá que en guaraní quería decir ”aguas brillantes” y que los paisanos del lugar de lenguaje austero e insondable, repiten a los turistas”.

Bibliografía:
Bausili Teresa: “Esteros del Iberá. L